Por si no estáis al tanto, luego de la llegada de la actualización 1.1 del juego que incluía las incursiones muchos jugadores comenzaron a hacer uso de varios exploits recién descubiertos que permitían “hacer trampa” dentro del juego, consiguiendo tanto dinero como equipamiento de forma significativamente más rápida, pero también ocasionando un deterioro progresivo en la jugabilidad.

Recientemente el Community Manager Natchai Stappers, afirmó que habría consecuencias por utilizar dichos exploits, y parece que no estaba equivocado. El día de hoy se publicó en el blog oficial de The Division una entrada que ha despertado mucha polémica. El juego próximamente recibirá “la más grande oleada de suspensiones y bans hasta la fecha, en el pasar de los próximos días”, refiriéndose estrictamente a los jugadores que utilizan motores para implementar hacks y hacer trampa.

Luego de ser identificados, quienes estén haciendo trampa en el juego recibirán una suspensión de 14 días en lugar de 3, por su primer aviso. Si continúan haciendo trampa y vuelven a ser atrapados, serán considerados para un ban permanente que les impedirá acceder al juego desde cualquier plataforma.

Respecto a los exploits, Ubisoft ha dicho lo siguiente:

Identificar y solucionar errores antes de lanzar un nuevo contenido es uno de los pasos más importantes del desarrollo de juegos… Desafortunadamente, no podemos simular la experiencia que tendrán millones de jugadores diferentes y cómo jugarán el juego. Como resultado, algunos bugs pueden pasar desapercibidos las pruebas de fallos, y se pueden presentar cuando se lanza una actualización. Si se da el caso que un bug llegue al juego y pueda ser usado por los jugadores para sacar experiencia, necesitamos poder reaccionar y solucionarlo, pero también disuadir a los jugadores de explotar este bug hasta que sea solucionado. Esta es la razón por la que comenzaremos a adoptar una postura más estricta frente a los jugadores que abusan de los exploits.

The division PS4

Fuente