Importantes noticias las que nos llegan hoy y que afectan directamente a uno de los estudios exclusivos más importantes de la marca PlayStation, Quantic Dream, responsables de juegos como Heavy Rain, Beyond: Dos Almas o el reciente Detroit: Become Human.

Y es que el estudio liderado por David Cage pasará a convertirse en un equipo “thrid party” y dejará de trabajar en exclusividad con PlayStation, por lo que, salvo acuerdos puntuales, lo próximo del equipo saldrá en otras plataformas.

Las claves de la salida de Quantic Dream de PlayStation

Por lo visto los pequeños problemas financieros que atraviesa Quantic Dream, un estudio que habitualmente no logra cifras de ventas astronómicas pese a la calidad indudable de sus desarrollos, ha hecho que tengan que vender una parte de la empresa al grupo inversor chino NetEase.

La primera medida que se ha tomado es convertir a Quantic Dream en un estudio “thrid party”, por lo que perderán la exclusividad con PlayStation.

El propio David Cage fue entrevistado en VentureBeat y aseguró que no se preocupó por las graves acusaciones a las que el estudio se vio sometido y que hablaban de sexismo, racismo e incluso homofobia:

Sabíamos la verdad, así que tratamos de no preocuparnos. Sabíamos que cualquier persona que investigara seriamente y hablara con los miembros del estudio entendería inmediatamente la situación real. Dejamos que NetEase hablara con quien quisiera en el estudio. Hicieron su diligencia debida hablando extensamente con todo nuestro equipo, así como haciendo preguntas a la industria. No teníamos dudas sobre sus conclusiones.

La parte desafortunada de estas acusaciones fue el daño a la empresa y sus empleados. Cualquiera que conozca la empresa sabe lo injusto que fue. Afortunadamente, nuestro equipo siempre estuvo unido, y ahora somos más sólidos que nunca, y todo el equipo está emocionado por los grandes tiempos por venir.

Además el productor ejecutivo de Quantic Dream, Guillaume de Fondaumière, aseguró que seguirán trabajando estrechamente con PlayStation y que tras 12 años de exclusividad han trabajado también con otros motores y creen que el cambio será sencillo.

Este acuerdo, según Cage y Fondaumière, les permitirá llegar a una audiencia mayor y el objetivo es ampliar el equipo para llegar a las 300 personas. También han asegurado que el equipo seguirá siendo liderado por las mismas personas y no habrá cambios de estructura importantes.

Finalmente Cage aseguró que lo próximo que hagan será “más impresionante que cualquier cosa que hayamos hecho antes” y que les gustaría explorar cosas nuevas…

Es demasiado pronto para revelar algo sobre nuestros proyectos futuros. Lo que puedo decir es que estamos trabajando en nuestro próximo motor que será multiplataforma e incluso más impresionante que cualquier cosa que hayamos hecho antes. Seguiremos trabajando en proyectos ambiciosos y originales, sobre la base del género que fuimos pioneros y que continuaremos desarrollando, pero también queremos explorar nuevos terrenos.

Detroit: Become Human es el último título exclusivo de Quantic Dream para PlayStation 4, fue uno de los grandes exclusivos de PS4 durante 2018 y podéis encontrar su análisis aquí.