De todos es bien sabido cómo son las adaptaciones de los videojuegos al cine. Muy pocas se libran de ser carne de cañón en los premios a las peores películas de cada año, pero no por ello se han dejado de hacer.

Lo que parece increíble es que, con los grandes guionistas y todo el trabajo que está detrás de los grandes lanzamientos (Uncharted, Assassins Creed, Tomb Rider, Red Dead Redemption), no se llegue a una adaptación decente, o al menos, que mantenga el carisma y espíritu de los personajes.

Por ello hoy quiero hablaros de una de las mejores/peores adaptaciones de un libro al cine.

Ready Player One: ¿Libro o película?

Es cierto, Ready Player One no es un videojuego en sí, pero es el videojuego del futuro. Un mundo virtual en el que puedes hacer todo lo que quieras, ser el que quieras… Al fin y al cabo ese es el sino de los videojuegos.

Poder ser lo que la gran mayoría nunca podremos ser. He leído el libro antes de la película (que en mi humilde opinión es lo que se debe hacer siempre) y puedo decir que la adaptación me ha gustado mucho, casi tanto como el libro, aunque con matices.

Empecemos por el libro

Escrito por Ernest Cline, nos pone en la piel de Wade Watts, Parzival dentro de Oasis, tratando de conseguir las 3 llaves que otorgarán el cotrol total sobre dicho sistema ahora que ha muerto su creador James Halliday. Tras años de búsqueda sin resultados, Parzival consigue la primera llave, lo que abre un mundo para él y los que le rodean. Junto a sus compañeros Hache, Art3mis, Daito y Sho tratarán de conseguir el huevo de pascua que les llevará al control total sobre Oasis.

Como no, en toda buena historia tiene que haber un gran enemigo. En este caso no iba a ser menos. Los ejércitos de sixxers de Nolan Sorrento y la gran empresa IOI que él controla. En el libro nos presentan a un Nolan decidido a hacer todo lo que haga falta para conseguir el control de Oasis, cueste lo que cueste. Cuando decimos cueste lo que cueste, nos referimos a que el control de Oasis está muy por encima de la vida humana.

Valga decir que durante toda la aventura, las referencias a juegos clásicos, música e historias de los 80/90 son continuas, lo que hace además que para nostálgicos como yo, querramos jugar a la vez que nuestro aventurero.

Cuando me enteré de que habría adaptación al cine del libro, me llevé una gran ilusión. Cuando encima supe que la hacía el mismísimo Steven Spielberg casi me caigo del susto. Por fin, se iba a hacer una adaptación de una historia de videojuegos de una forma decente, y por un gran director con mucha historia. No paraba de pensar si aquello que había imaginado mientras leía el libro, podría verlo reflejado en la gran pantalla.

Fui al cine a verla 2 veces, y la verdad que ambas salí muy ilusionado. Como un niño que va a ver una historia de aventuras, como Super 8 de Spielberg, recordando precisamente lo entretenidas que son. Pero la adaptación dista mucho de la historia del libro.

La película

Está escrita y adaptada por el mismo escritor Ernest Cline. La historia a grandes rasgos no varía. La lucha de Parzival por conseguir el control de Oasis con ayuda de sus amigos, y tratar de derrotar a Nolan para imperdirlo. Sin embargo, no brilla de la misma forma que el libro.

El primer punto y el más difícil de adaptar seguramente, es incluir todas y cada una de las referencias que usa Parzival para demostrar sus conocimientos, que le ayudan en la aventura. Sí es cierto que se hace referencia a algunos juegos clásicos de Atari, pero le faltan miles de referencias importantes para que se entienda la pasión de Parzival por James Halliday.

Otro punto es, como no, la historia de amor que siempre debe aparecer en las películas de aventuras. Nuestro querido Parzival está enamorado de Art3mis, y hay que explotarlo en la película… Con lo bien hilado que está el romance en el libro… ¿Por qué se ha cambiado? Son esas cosas que, cuando se llevan al cine, a veces desvirtúan la historia principal.

El último punto diferenciador es la maldad. Un malo debe ser muy malo, como es Nolan en el libro. Sin embargo, en la película va perdiendo mucha fuerza a medida que avanza la historia, haciendo que parezca un malo bastante mediocre…

Igualmente como he dicho, la película es muy entretendia. Una buena (y libre) adaptación del propio escritor del libro. Para los aficionados a la animación, los videojuegos, y los grandes efectos especiales, es 100% recomendable. Es más, ahora mismo que la tengo en Blu-Ray creo que le voy a dar un nuevo visionado.

Conclusión

¿Y vosotros, qué opinais? ¿Libro o Película? ¿Cual os ha gustado más?

Otro día hablaremos de esas malas y no tan malas adaptaciones de películas de videojuegos, como Resident Evil, Alone in the Dark, Mortal Kombat…

Oferta