Ya están aquí…

Parece que ha llegado el momento. De pronto una notica, luego otra, y después otra más. Todo el mundillo se mueve para ir preparando la bienvenida a las próximas consolas, de momento una presumible PlayStation 5 y una XBox cuyo nombre en clave es Scarlett.

Mi primera reflexión es cómo estarán los compradores de XBox One X, cuando a poco de lanzarse ya asoma la nueva generación. Tampoco es que la cosa sea muy distinta para los dueños de una PS4 Pro, pero bueno, podría decirse que era de esperar.

Lo segundo que pienso es en las funcionalidades y características de estas consolas, y más concretamente de la nuestra, PlayStation 5. Hay una serie de pilares en torno a los que ha circulado la información, desde cosas prácticamente seguras hasta meras elucubraciones.

Vamos a ir viendo punto por punto algunas de las teorías y fórmulas que se dejan oír sobre la futura PS5, y yo voy a daros mi opinión personal sobre el tema, desde lo que considero más seguro hasta lo más improbable.

Resolución 4K a 60fps

Antes de PS4 y XBox One, seamos sinceros, poco se decía de la tasa de imágenes por segundo. No es ni mucho menos un concepto nuevo, pero en esta generación se advirtió desde el principio que las nuevas consolas ya salían cojas en lo técnico, cosa que en parte era cierta y sólo se ha compensado gracias al buen hacer de los desarrolladores.

Es razonable pensar que las compañías han tomado buena nota. Y no es que mover 4K a 60fps sean palabras menores. Al fin y al cabo estamos refiriéndonos no sólo a esto, sino obviamente a alcanzarlo en juegos con una presumible carga gráfica por todo lo alto. Por ejemplo, no creo que hoy por hoy existan muchos PC capaces de mover algo tipo God of War a 4k reales y 60fps, y de los que hay mejor no preguntéis el precio…

Por consiguiente, este punto, que obviamente es lo primero que exigirían los consumidores, parece una realidad. Pero ojo, habrá que ver su coste efectivo, cómo rinde AMD con sus nuevas arquitecturas y si finalmente lo que nos cuelan son reescalados varios disfrazados como algo guay, que no deja de ser cómo han vendido PS4 Pro a quienes tenían una tele 1080p gracias al famosos supersampling.

Por otro lado la resolución 4K no está, ni mucho menos, tan instaurada como quisieran las empresas de tecnología, y no deja de ser una excusa para vender más teles. ¿Vendrán las próximas consolas con un selector 1080p a 60fps o 4K a 30fps? ¿Empezarán a ser cada vez más normales las opciones gráficas, como sucede en PC? ¿O damos por hecho que todos los juegos alcanzarán 4k a 60fps? Parece lo más probable, pero veremos.

Retrocompatibilidad

Llamadme pesimista, pero… ¿alguien espera que el juego online en PlayStation vuelva a ser gratuito? No mientras haya quien siga pagando el Plus por juegar en red, así de simple. Y como cada cual va a su bola, pues todos lo pagan y nadie quiere ser el último.

Por tanto, no me cabe la menor duda de que PS5 será retrocompatible con PS4 por hardware (al estar amba basadas en una arquitectura x86) y con las anteriores por software. El tema es que dudo que valgan los juegos en disco, y los de PSN está por ver. En su lugar sacarán reediciones concretas para PlayStation 5, ya que supone una suculenta fuente de ingresos.

Otra opción es que Sony nos sorprenda a todos y diseñe una máquina para el futuro, que no mire atrás, mientras sigue dando un soporte generoso a PS4. En tal caso, quién sabe si los juegos originales de las anteriores PlayStation nos valdrán. Al fin y al cabo, ya quedan muy atrás en el tiempo. Sea como sea, apuesto por algún tipo de retrocompatibilidad, ya que hablamos de un soporte para las mejores consolas del mercado y sería un sacrilegio desperdiciarlo.

PlayStation VR 2

Lo primero que me pregunto con respecto a PSVR es si el actual modelo será compatible con PS5. No tiene por qué no serlo, ya que mucha gente se empeña en ver las gafas como otra consola, cuando lo que son es un visor que va por HDMI.

No sería raro que PlayStation 5 incluyera en su interior la famosa cajita, como parte de su hardware, y fuera compatible con PSVR, aunque no tengo la menor duda de que Sony aprovechará la mayor potencia de la consola para sacar al mercado un PSVR2 con más resolución, entre otras cosas.

Aunque sería una jugada a medio camino entre lo magistral y lo suicida, no creo que metan las gafas en el paquete inicial junto a la consola, ya que esto encarecería el precio notablemente. Sin embargo, no me extrañaría ver ambos cacharros juntos en un pack, en plan PS5 + PSVR2 por una cantidad tentadora.

La próxima generación es la de la realidad virtual, y sólo quien no haya probado un HMD o quien lo haya hecho a lo cutre en un centro comercial 2 minutos puede pensar lo contrario. Por tanto es casi seguro que Sony va a apostar fuerte por esta tecnología.

Puesto que sigue habiendo mucho jugador tradicional (entre los que me incluyo), dudo que los desarrollos se dividan entre TV y VR, castigando a unos u otros usuarios. Me imagino más un panorama donde todos los juegos estén hechos pensando en la realidad virtual, a la que darán un soporte completo. Algo así como Resident Evil VII. Y amigos, si eso llega a pasar los haters de esta tecnología se van a acordar de las chorradas que decían, creedme.

La integración de un dispositivo portátil

Esta noticia, que se ha dejado oír recientemente, presenta un problema para mí: después de la experiencia Kinect, ¿se va a arriesgar Sony a incrementar el precio metiendo un aparatito portátil en el paquete de PS5?

El concepto es poder llevarse el juego a cualquier parte a través de streaming. Es decir, el software se ejecuta en tu consola y tú lo juegas desde tu dispositivo portátil, aunque en este caso hablaríamos de un aparato concreto, alguno de la gama Xperia supongo, que tendría muchas otras funcionalidades. No creo que se tratara de un terminal remoto exclusivamente pensado para esto, ya que sería un desperdicio; y definitivamente no creo que fuera una consola en sí misma al más puro estilo Switch.

La idea no es nueva, la hemos visto en el pasado con otros dispositivos, y precisamente por eso es bastante más plausible que la famosa y etérea nube (de la que hablaremos en el punto siguiente). Pero, como ya he dicho, no me imagino la caja de PlayStation 5 incluyendo en su interior una especie de tableta.

Si esto se hace una realidad, lo veo más bien como toma de contacto de cara a la famosa nube: antes de invertir millones en súper servidores y tecnologías, Sony podría tomar el pulso al juego remoto, a ver cuánta gente realmente lo usa, porque además tengamos en cuenta que los propios móviles suponen una competencia en este caso.

El juego en la nube

Algo que, quizás por tener ya una edad, en lo personal me da algo de miedo. Jugar en la nube significa, en pocas palabras, acceder desde cualquier móvil, tableta, ordenador o aparato al juego que en realidad está ejecutando un servidor remoto. Se acabarían por tanto las consolas como las conocemos.

Francamente, me parece muy inverosímil que esto no de problemas de latencia, ya que la señal tendría que ir primero desde nuestro control pad hasta el servidor a través de la red (como ahora va por bluetooth); y en segundo lugar tendría que volver desde el servidor hasta nuestra pantallita otra vez por la misma vía (como ahora lo hace por el cable HDMI hasta la tele).

Es decir, necesitan implementar una tecnología que reduzca la latencia a niveles insignificantes, lo que desde luego abriría un abanico de posibilidades enorme para muchas cosas. Sin embargo, esto implicaría que por lógica desaparecerían los juegos físicos y, lo que yo más temo, que los clientes potenciales no fueran sólo los aficionados, sino todos los usuarios de cualquier aparatito. ¿Os imagináis un futuro de juegos tipo móvil? ¿Todos Free2Play y todos llenos e micropagos? ¿Todos diseñados para ver cómo enganchan más?

Uf, qué pesadilla. Sin embargo creo que aún es pronto para eso, por suerte. Y cuando no lo sea, si queréis que os diga la verdad, yo espero que este modelo de juegos insulsos para móviles a porrillo reviente, porque me parece un poco megalómano. A modo de curiosidad os diré que un colega mío, que trabaja en King, me decía que la cantidad de gente que paga es ridícula, y que aún así la empresa saca un millón de dólares diaros sólo con Candy Crush. A mí me parece de extraterrestres, y creo de hecho que es un modelo que se aprovecha de que hay gente inmadura o directamente boba, os lo digo como lo pienso.

En fin chavales, hasta aquí mis elucubraciones y reflexiones sobre la futura PlayStation 5. Y vosotros, ¿cómo veis el panorama? Podéis contárnoslo en los comentarios, ¡a ver quién acierta!