Como bien sabéis, Sony acaba de sumarse al carro de las reediciones de viejas glorias, en este caso de hardware, con el anuncio de la golosa PlayStation Classic, una réplica en miniatura de la PlayStation original con veinte juegos preinstalados.

En Sonyers nos preguntamos qué títulos incluirá este aparatito tan apetecible. PlayStation tuvo muchos y muy buenos, así que cada cual tendrá su lista de favoritos.

Los 20 juegos para PlayStation Classic de Sonyers

Yo voy a hacer memoria y retrotraerme a mi adolescencia, cuando sólo tenía 17 añitos y una entonces desconocida Sony (en el campo de los videojuegos) sacaba al mercado la que estaba llamada a ser la consola reina de este mundillo.

Sin mas dilaciones, voy a escribir una lista de los juegos que de alguna forma me marcaron, y que por tanto me gustaría ver en esta nueva PlayStation Classic.

Final Fantasy VII

Empecemos por el juego con el que estrené la consola, ¡casi nada! Efectivamente, tardé un poco en conseguir una PlayStation y lo hice junto con Final Fantasy VII en su flamante caja con tres discos.

Aunque muchos aficionados apreciamos la sexta parte de esta saga, se puede afirmar sin miedo que Final Fantasy VII fue el punto de inflexión en la misma, revolucionando el género y el panorama en general.

Esos gráficos pre-renderizados, esos polígonos super deformed que nos enamoraron, esa historia larga y envolvente… ¡madre mía cómo fundí ese juego!

Final Fantasy IX

No queriendo meter en la lista los tres juegos de la saga que vio nacer PlayStation, ha sido duro decidirme entre la octava y la novena parte. Finalmente he escogido esta última porque, en conjunto, creo que es un mejor título.

Mientras Final Fantasy VIII tenía el listón por las nubes tras su predecesor y se empeñó en ser, por así decirlo, demasiado original y algo raro, la novena entrega volvía al cuento entrañable, a la historia bonita, al final inolvidable.

Sin duda un gran juego que salió con PS2 ya en la calle, una despedida por todo lo alto para la primera PlayStation.

Metal Gear Solid

Si Final Fantasy VII es nuestro padre adoptivo videojueguil, que nos acurrucó en su regazo digital con horas interminables de vicio, Metal Gear Solid es la madre, o viceversa. Poco importa, el caso es que el juego de Hideo Kojima -que, con franqueza, por aquel entonces no sabíamos quién diantres era- fue la OTRA revolución de la generación de 32 bits.

Recuerdo que fue un amigo quien, totalmente convencido, me dijo que Metal Gear Solid iba a pegar fuerte. Siempre me sorprendió su seguridad en este sentido, y vaya si acertó…

Juegazo como la copa de un pino, que además se dobló al castellano. Me lo pasé también en inglés, y no me lo he pasado en chino de milagro.

Resident Evil

Este juego no supuso, para mí, el nivel de alucine que trajeron Cloud y Snake, pero fue un peso pesado de la época.

Aún recuerdo esa presentación que, quiero aclarar a nuestros lectores, NO era el modelo típico de película de los 90. Era una cosa horterísima y por eso de alguna forma tan entrañable.

Luego empezaba una verdadera epopeya donde por primera vez oíamos hablar de esos malvados de Umbrella, resolviendo acertijos y machacando zombis… alucinante.

Resident Evil 2

Mejoró en todo a su predecesor. Fue un título que también fundí, ya que lo terminé cuatro veces porque, si la memoria no me falla, podías jugar con Leon o Claire, pero además tomar dos caminos distintos con cada uno de ellos.

Aún recuerdo cómo empezaba el juego, con una maraña de zombis de los que tenías que huir porque no había forma de acabar con todos. Me pregunto cuántos murieron en el intento, como yo… También conocí a Ada Wong, que sin duda me encandiló.

Tekken 3

Aunque me inicié en el género de la lucha poligonal con Tekken 2, que me encantó, no fue sino Tekken 3 el que pegó un subidón de calidad tremendo.

Visto ahora parece antiguo, pero os aseguro que por aquel entonces pensabas “si no se notan los polígonos”. Además este título introdujo muchas de las mecánicas de combate que han definido la saga, una verdadera maravilla y de los mejores juegos de lucha que he probado.

Silent Hill

Ésta fue la respuesta a Resident Evil por parte de Konami, y la verdad es que consiguieron crear un juego de culto.

Silent Hill aportaba un terror más maduro, más psicológico, incluso a pesar de esa niebla que por entonces era infumable pero nos tragábamos sin rechistar.

Recuerdo el mapeado del pueblo, las casas donde podías entrar, esos enemigos que no sabías muy bien si eran niños deformes… Las escenas cinemáticas en esa época suponían un salto de calidad tremendo con respecto a lo que era el juego en sí, y acojonaban pero bien. En definitiva un clásico.

Parasite Eve

Un juego no tan conocido, que sin embargo tomaba el legado de Resident Evil para ofrecer una historia sobre la Eva Mitocondrial bastante surrealista en el buen sentido.

Esta vez la empresa responsable era Squaresoft y no es exagerado decir que Parasite Eve tenía algo especial: su música, su prota Aya Bra, su historia tan rara y mágica a la vez, además de un sistema de combate muy intenso que mezclaba rol y acción. Merece sin duda estar en la lista.

Dino Crisis

Otro clon de Resident Evil (y van…) de la propia Capcom, esta vez con escenarios tridimensionales en vez de pre-renderizados.

La prota, una pelirroja de cuyo nombre no quiero acordarme, llamaba sin duda la atención. Repartía leña a dinosaurios, por variar un poco. Dino Crisis fue un muy buen juego, tal vez algo eclipsado por las altas expectativas de entonces.

Castlevania: Symphony of the Night

Un Castlevania revolucionario, puesto que a la clásica horizontalidad de la saga sumó verticalidad en unos mapeados bastante laberínticos.

Además, Sympony of the Night tenía un prota vampiro, si no recuerdo mal, con toda una suerte de poderes. Adereza esto con la musicaza tradicional de la saga y unas animaciones hasta entonces nunca vistas en un Castlevania.

Debo confesar algo: en su momento lo dejé aparcado, ya que no sabía por dónde debía seguir a partir de un cierto punto. Sin embargo, también debo deciros que es una de mis espinitas clavadas, porque este juego merece que lo termines.

Gran Turismo

Voy a poner esta primera parte y no la segunda (claramente superior), porque el GT original fue extraordinariamente revolucionario.

Hasta entonces, los juegos de coches permitían elegir entre un puñado de modelos a competir en unos pocos circuitos. Entonces llega Gran Turismo y te planta cientos de coches con licencias oficiales, decenas de circuitos y, por si fuera poco, una calidad técnica que por aquel entonces era alucinante. Vamos, un título que creó escuela.

Chrono Cross

Este juego no tuvo tanta repercusión como su predecesor, el mítico Chrono Trigger de Super Nintendo, pero ojo porque hablamos de un título con una nota de 94 en Metacritic, así como quien no quiere la cosa.

Es difícil elegir juegos de rol para PlayStation más allá de los famosísimos Final Fantasy, no porque no los hubiera, al contrario, sino porque había demasiados muy buenos. Además de éste, así de buenas a primeras me acuerdo de Xenogears, Vagrant Story, Suikoden II, Alundra o Star Ocean 2, pero si tengo que elegir uno para esta lista, estando igualadísima la cosa, me quedo con Chrono Cross.

R-Type Delta

¿A que no os lo esperabais? ¡Pues pedazo de título! Hasta la llegada de éste, los R-Types eran los típicos juegos donde una nave se las veía en un entorno cuajado de enemigos. Pero R-Type Delta aportaba una novedad en forma de decenas y decenas de prototipos entre los que elegir, cada uno con sus propias características. El disparo cargado de algunos era una absoluta flipada.

Debo deciros una cosa: R-Type Delta es uno de esos juegos que si no recuerdo mal nunca finalicé. Eso sí que era imposible chavales, tenías un número limitado de continuaciones y, después, a empezar desde el principio. Ni savegames ni chorradas.

Thunder Force V

Esta es mi lista y en ella meto lo que quiero, así que aquí está el otro shot’em up que me marcó en la generación de 32 bits. La cuarta parte de Megadrive ya me pareció una pasada, pero ésta daba el salto a las 3D por todo lo alto, con una música sencillamente antológica.

Por cierto… tampoco pude pasármelo. Me llegaba a la última pantalla con todos los continues, creo, pero era un reto demasiado duro. Me estoy picando a medida que escribo, fíjate tú.

Ridge Racer

Tiene que estar en esta lista porque fue la carta de presentación de PlayStation, el juego estrella que acompañó a la consola en sus primeros pasos y de alguna forma su punta de lanza, tradición que no se ha roto a lo largo de diversas entregas hasta la llegada de PlayStation 4.

Ridge Racer fue el título que hizo dibujar una mueca retorcida a los poseedores de una Sega Saturn cuando vieron de lo que era capaz esa consola aparentemente desconocida de nombre PlayStation. Un arcade puro y duro, frenético y muy adictivo.

Heart of Darkness

Un juegazo en todos los sentidos, pero de alguna forma tan etéreo, tan onírico, que muchos aficionados lo habrán olvidado.

Encarnábamos a un chico que se veía inmerso en un viaje fantástico sembrado de peligros, al más puro estilo Another World. Las animaciones en esta ocasión eran asombrosas.

Uno de esos juegos relativamente breves, pero intensos, que en mi opinión merece estar en esta lista de elegidos por delante de otros más comerciales.

Crash Bandicoot

En este listado no podía faltar la que muchos consideraban la mascota de PlayStation por entonces. Aunque las continuaciones fueron mejores, el juego original nos trajo un personaje carismático que le hacía mucha falta a la consola.

Debo decir que la obsesión por el cambio a las 3D no le sentó especialmente bien a los juegos de plataformas, al menos en mi opinión. Crash Bandicoot no se libró de esa sensación, pero al mismo tiempo fue de los pioneros en ese terreno.

Driver

Driver, si mi memoria no me falla, era un juego donde tenías que ir por la ciudad en un coche, a modo de sicario, aunque en realidad eras un policía trabajando de incógnito. Al final creo que te perseguía toda la CIA en una pantalla imposible sembrada de coches negros que trataban de embestirte a lo loco. Una locura, nunca mejor dicho.

Incluyo Driver en esta lista porque, salvando las distancias, se adelantó al famosísimo GTA al dar el salto a las 3D. Además, tenía unas escenas cinemáticas memorables y jugablemente daba gusto conducir el coche. Todo un clásico.

Tomb Raider

Tomb Raider es una saga que, en sus orígenes, nunca me gustó. No entendía eso de ir dando saltos medidos al milímetro y devanándote los sesos para llegar a esa esquina de la pantalla que en principio parecía estar ahí, a tiro de piedra.

No obstante, soy lo bastante objetivo como para meter este juego en la lista, ya que sentó cátedra con su archiconocida protagonista, Lara Croft, y en definitiva ha sido todo un fenómeno social.

Tenchu

Este título aprovechó como pocos las tres dimensiones, y lo hizo poniéndonos en la piel de un ninja no para liarse a espadazos a diestro y siniestro, sino para infiltrarse y cumplir verdaderas misiones de asesinato.

Tenchu tuvo secuelas, aunque quizás no fue un juego tan influyentes como otros de este listado. Sin embargo creo que merece estar dentro.

Y hasta aquí nuestra lista de deseos, por supuesto os pedimos que nos comentéis las vuestras, mientras esperamos todos a la llegada de PlayStation Classic el próximo 3 de diciembre y, ya de paso la lista de los 20 juegos definitiva.