Imagen

Parece que es imposible que llueva al gusto de todos

Estos últimos 3-4 años hemos vivido una vorágine de usuarios disgustados y decepcionados con las empresas, no sólo en foros, también en redes sociales como Facebook, Instagram, Telegram y Twitter. Para mi ha sido toda una sorpresa cuando, precisamente en ciertos aspectos, estamos viviendo posiblemente la generación de videojuegos donde más calidad se ofrece al usuario en valores de producción y trabajo, eso si, con el peaje desde la pasada generación de la incursión de los DLCs (Downloadable Content – Contenido Descargable) en la mayoría de videojuegos.

Los precios de estos contenidos son muchas veces abusivos, y otras veces innecesarios al descubrir que en ocasiones dicho contenido viene incluido en el disco y la empresa no informa de ello. Tanto es así que ya son varios los trabajadores que afirman que actualmente los contratos de los videojuegos suelen firmarse en muchas ocasiones con el Contenido Descargable ya planificado de entrada, y es algo que ni las propias compañías tratan de ocultar a estas alturas.

Algunos casos me han parecido especialmente reseñables y destacables sobre otros. Estar durante uno, dos, o incluso tres años esperando un videojuego y ver a más de 100 usuarios entre todas las RRSS (Redes Sociales) y foros alabando y amando cada imagen nueva, cada vídeo nuevo, cada detalle nuevo de un videojuego, y que finalmente llegue el día del lanzamiento y sólo haya críticas constantes, sangrantes, dolorosas y destructivas en la mayoría de opiniones, es algo que me supera.

Por supuesto, hay casos donde ha sido genérica la defenestración del videojuego, por tener demasiado hype alrededor del mismo al pertenecer a una gran saga, o por cualquier otra razón de peso (campañas de publicidad constantes, el prestigio del estudio desarrollador…), podemos tirarnos meses, incluso años deseando que llegue un videojuego muy esperado, ahí están los God of War o Red Dead Redemption 2, por citar un par, pero no es normal que ocurra en tantos videojuegos y durante tanto tiempo continuo, en mi humilde opinión.

Vamos a enumerar unos cuántos casos rápidos que hemos visto los últimos años:

  • Sale a la venta Metal Gear Solid V: The Phantom Pain
    La crítica se rinde ante el videojuego y la nota media es por encima de 9.2/10
    Los usuarios disfrutan las primeras horas pero enseguida se oyen afirmaciones del tipo “El peor Metal Gear Solid de la historia”“La historia es malísima aunque no me lo he acabado” – “Me he pasado 30 misiones y no pienso pasarme ni una más, decepcionante” Etcétera.
  • Sale a la venta Deus Ex: Human Mankind
    La crítica no es mala e incluso muchas revistas especializadas afirman que es mejor que su primera entrega: Deus Ex: Human Revolution.
    Los usuarios quienes esperaban como agua de mayo la segunda entrega afirman que “Es mucho peor que el primero, se han cargado la saga” – “Decepcionante mientras que el primero fue brillante”. Etcétera.

  • Sale a la venta Batman: Arkham Knight
    El primer trailer todos los fans y no fans boquiabiertos. Aplausos de parte de fanáticos y detractores de Batman.
    La crítica afirma que se trata de un gran videojuego. Pero los usuarios disfrutan de las primeras horas y de nuevo se empiezan a ver opiniones del tipo: “El primero, Arkham Asylum fue mucho mejor, aquí la mayoría de misiones y Jefes son una excusa para coger el Batmóvil”.
  • Sale a la venta The Witcher III: Wild Hunt
    La prensa se rinde al videojuego dándole excelentes puntuaciones.
    Muchos usuarios juegan esta entrega (siendo la tercera) y lo comparan con Skyrim, opinando en mayor parte que The Witcher III es peor.
    Decepción generalizada con la historia como ocurría con Metal Gear Solid V: The Phantom Pain porque el videojuego tiene una dirección diferente. Algunos opinan que la jugabilidad “es tosca” y que el juego está “lleno de bugs”.
  • Sale a la venta Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón
    – Años de Hype y expectación. La crítica se rinde ante el juego de manera casi unánime.
    – A pesar de que gran parte de los usuarios les ha encantado, se oyen en foros opiniones del tipo: “Es un simulador de paseos, los anteriores tenían más acción” – “Me ha gustado más la segunda entrega” – “No todo son gráficos, la historia hay que cuidarla”. Etcétera.

  • Sale a la venta Destiny
    Gran expectación ante el videojuego más caro de la historia, La empresa Bungie ha creado la saga Halo así que tiene que ser algo bueno de cajón.
    Usuarios que han jugado 350 horas de juego y se quejan porque “Falta contenido y es muy repetitivo”. Pero nunca jugaron ninguna incursión.
    – Usuarios que han jugado más de 350 horas de juego, y se quejan porque “No está mal, pero podría estar mejor”, habiendo jugado varias veces las incursiones y habiendo conseguido muchas de las piezas excepcionales.
    – Casi tres años después se sigue jugando al Crisol (partidas multijugador PvP) en todas las consolas, Xbox 360, Xbox One, Ps3 y Ps4. Por algo será.
  • Sale a la venta Quantum Break en Xbox One y PC
    Uno de los exclusivos por los que más apostaba Microsoft.
    A mucha gente le gusta, a la crítica le parece un gran videojuego, pero los usuarios se quejan de que hay demasiadas horas de vídeos (Pero también de acción) y que podría haber dado mucho más de sí.
    – Algunos dicen que “parece más una peli que un juego” y “eso es malo”.
  • Sale a la venta The Order 1886
    La crítica defenestra el videojuego. No recibe muy buenas notas.
    A los jugadores en general les impresionan los primeros minutos, incluso la primera hora, pero enseguida empezamos a escuchar que el juego es sólo pasillos y su desenlace no ayudó a que fuese mejor considerado.

Vale, este último caso ha sido especialmente sangrante para todos,The Order 1886 es un videojuego que se puede criticar objetivamente por muchas cosas – aunque debo reconocer que a este redactor es un videojuego que le ha encantado a pesar de sus fallos garrafales -, pero me ha sorprendido mucho que otros videojuegos que además no son nada malos, algunos usuarios los consideren videojuegos “del montón” cuando son títulos de una producción altísima.

Puede que estemos tan acostumbrados a disfrutar de videojuegos de gran calidad estos últimos 6 años, que ahora todo nos sabe a poco.

Creo que el problema no es sólo la producción y la calidad de los videojuegos, sino que me da la sensación que estamos mal acostumbrados en según qué características y qué elementos. Hasta hace dos generaciones los videojuegos movían números muy distintos a los que empezamos a manejar al final de la generación 128-bits. Los videojuegos de carreras y coches nos ofrecían entre 50-100 vehículos jugables, los videojuegos de lucha tenían entre 20-30 luchadores, los videojuegos RPGs y/o J-RPGs nos daban casi siempre entre 40-90 horas, en algunos casos hasta las 130 horas. Los First Person Shooters (juegos de disparo en primera persona) nos ofrecían 10-20 armas, etcétera, creo que la idea se entiende.

¿Pero qué nos ofrecen hoy en día  los videojuegos? Más o menos voy a hacer un repaso por todos los géneros:

      • Desde Gran Turismo 4 los 700+ coches personalizables. Lo normal esta generación suelen ser por encima de los 250 vehículos.
      • Videojuegos de lucha por encima de 40 personajes y ahora gracias a empresas como NetherRealm se empiezan a estandarizar las “entradas personalizadas entre personajes” y las victorias distintas y no siempre la misma para cada personaje. Un trabajo excepcional en mi humilde opinión.
      • Videojuegos First Person Shooter como Destiny con tanta rejugabilidad, variantes jugables y parámetros como para que haya sido jugado durante tres años consecutivos a pesar de estar desfasado gráficamente, con más de 80 y 50 armas y equipamiento.
      • Sandbox o videojuegos de mundo abierto como Grand Theft Auto V o Fallout 4 rompiendo todos los récords de “distancia de mapeado disponible” con cada nueva entrega.
      • Videojuegos musicales que en otras épocas tenían 80 y 100 canciones y hoy en día y desde la pasada generación en la tienda ha habido 4.200 canciones disponibles.
      • Los RPG ya sean de campaña offline u online hoy en día suelen ofrecernos por encima de las 150-200 horas. En algunos casos videojuegos de 700 horas que antes eran anecdóticos, ahora no son precisamente pocos los ejemplos.

Y todo esto… ¿A qué viene?, os preguntaréis.

Creo que estos videojuegos no se merecen las críticas que los usuarios suelen hacer. Muchos hacen críticas constructivas, que siempre son bienvenidas, pero críticas destructivas y llenas de odio no creo que sumen, al contrario, suelen restar. La sensación es que sumarse al carro del “haterismo” es una moda, hablar mal de un juego atrae más visitas en Youtube, ser un “destroyer” con los juegos de moda vende, y muchos terminan dándole bola a todos esos haters que la mayoría de veces hablan sólo para llamar la atención y ganar suscriptores/seguidores.

Por supuesto todos estamos en nuestro derecho de criticar, dado que es nuestro dinero y nuestro hobby, pero creo que estamos demasiado acostumbrados a videojuegos de alto nivel, y se nos olvida que hay videojuegos malos a rabiar que no solemos conocer. Aquí unos ejemplos de videojuegos que sí se merecen puntuaciones bajas y que además son un dolor jugarlos, en todos los sentidos.

      • Orc Slayer
      • Magus
      • Lula 3D
      • Jazzpunk Director’s Cut
      • Albedo: Eyes From Outer Space
      • Monster Jam Battlegrounds
      • Catlateral Damage
      • Wheels of Aurelia
      • Energy Cycle

Entre muchos otros, todos estos videojuegos ni siquiera tienen un apartado gráfico que se corresponda mínimamente en su fecha de lanzamiento y a su plataforma, tienen bugs que dificultan cosas tan básicas como pasarse la historia principal, tienen errores ortográficos en sus menús tanto en idioma original como por traducción española, escenarios clónicos, jugabilidad sencilla pero controles toscos, parámetros innecesarios, fallos de programación que te pueden arruinar la partida entera teniendo que volver a empezar desde el principio, y problemas incluso de caídas de framerate a pesar de alguno tener gráficos parecidos a Nintendo 64 (no, no es broma, Orc Slayer no tiene perdón), e incluso a alguno de estos puede que se le vaya el sonido completo del juego y no vuelva hasta que reiniciemos el juego en cuestión.

Estos videojuegos SI deben ser criticados, atacados, desprestigiados, defenestrados y lapidados sin piedad por ser tan poco inspirados y trabajados en mi opinión. Os animo a probar durante unos minutos uno de estos videojuegos o que le echéis un ojo por YouTube para comprobarlo. Esto por supuesto no quiere decir que no se puedan disfrutar. Wheels of Aurelia a pesar de cómo es, es un videojuego la mar de curioso, creativo y muy original. Hay que decir que el guión no está del todo mal y aparte es raro conocer la cultura italiana de la década de los 70’s-80’s en un videojuego. Se podría salvar de la hoguera este título sólo por estos aspectos.

En definitiva la base argumental y el pilar de este artículo es intentar “calmar las aguas” y tratar de ponernos en la piel de las desarrolladoras, al menos un poco, e intentar hacer ejercicio de esto para no atacar y criticar el 100% de títulos que pasan por nuestra consola, porque hay videojuegos cuya calidad está varios peldaños por debajo de los títulos convencionales que se han mencionado antes, pensando que el catálogo al completo debe ser como mínimo así de bueno, pero no es algo que se ajuste con la realidad.

Además, la mayoría de juegos que reciben críticas feroces en su lanzamiento terminan recibiendo parches a pocos días de su salida que los arreglan, pero todos esos insultos, incluso amenazas, no veo que reciban rectificación o disculpas. ¿Os acordáis de la escabechina con Mass Effect Andromeda? ¿O con el framerate de Assassin’s Creed Unity? Antes de un mes ambos juegos ya funcionaban bien. ¿Fue un error del estudio lanzarlos así? Por supuesto, pero es más constructivo mencionarlo en los foros oficiales para que les lleguen las quejas y le pongan solución en lugar de arrojar un insulto anónimo al aire. ¿No creéis?

También hay que tener en cuenta si un juego presenta o no un mundo abierto, y lo llena de NPC (personajes no jugables), pues es muy difícil no encontrar algún bug, algún aldeano que se atasca o atraviesa una pared, algún muro invisible… muchos equipos dedican meses al testeo con decenas de personas, pero algo se puede escapar. ¿De verdad suelen ser bugs tan graves que estropeen totalmente la experiencia?

También hay videojuegos muy malos, y no me refiero a juegos de bajo presupuesto o indies, que ahí podemos encontrar joyas como Downwell, Braid, Super Meatboy, Cloudberry Kingdom, Spy Chamaleon o cualquier otro de este estilo, me refiero a títulos de alto presupuesto que resultan ser a todas luces malos y un dolor de cabeza para el jugador. Creo que también es importante valorar los medios, el presupuesto, el número de personas que han trabajado en un juego y cuánto tiempo les ha llevado antes de saltar a la yugular.

Para finalizar, os dejo un vídeo y unas imágenes sobre algunos de los videojuegos mencionados para que veáis la “inmensa calidad” de estos títulos.