Recientemente ha saltado la polémica de que PlayStation 4 es una consola del pasado, y de que su compra en pleno 2019 está totalmente injustificada. Si bien es cierto que el ambiente en los videojuegos está algo raro, sobre todo por los últimos movimientos de Sony, hoy vengo a hacer un manifiesto.

Una exaltación a PlayStation 4, como consola. A PlayStation como marca. A Sony, y a los videojuegos en general. Porque, al fin y al cabo, si seguimos con guerras, vamos a acabar perdiendo todos. Porque, como en todas las guerras, no hay ganadores.

PlayStation ha dado giros inesperados

Es cierto que PlayStation está atravesando un impás. Yo no lo llamaría una ‘crisis’ como tal. Sino más bien, se están tomando un tiempo de adaptación de cara a los cambios en la industria de los videojuegos.

Si bien es cierto que ha habido acontecimientos recientes que a los sonyers nos han dejado algo desconcertados:

  • La pérdida de franquicias exclusivas, como ‘Detroit’, ‘Beyond’ o ‘Heavy Rain’
  • La inesperada retirada de su conferencia del E3
  • Los numerosos problemas que ha tenido con PlayStation Network
  • El cierre de PS Plus en PS3 y PS Vita
  • La muerte de PS Vita
  • Los problemas iniciales con PS Now

Pero, más que problemas, yo lo que veo es una serie de muchos cambios. Esto, al fin y al cabo, son cambios que cualquier empresa llevaría a cabo para re-dirigir su estrategia.

Si nos paramos a pensar por un momento, ya sabemos que PlayStation está preparando sus propias conferencias al estilo de las ‘Keynote’ de Apple. Así como también de sus presentaciones en línea ‘State of Play’.

También hay que tener en cuenta, sobre PS Plus y PS Now que, a pesar de los problemas que han acarreado, están enfocándose a nuevos mercados. La PlayStation 5, de la cual se van sabiendo cada vez más cosas, va a ser el punto de inflexión en el cual Sony va a poner toda la carne en el asador.

Respecto a sus consolas descatalogadas, hay que tener en cuenta un movimiento que ha ido repitiendo la marca a lo largo de su historia. Y sino, fíjate:

  1. Sale a la venta la primera PlayStation en 1994
  2. Seis años después, en 2000, la PlayStation 2
  3. Cuando sale a la venta la PlayStation 3, se cargan a la primera generación
  4. Cuando salió a la venta PS4, e incluso unos meses antes, mataron PS2

Pensadlo, en intervalos de tiempo de 6 años, se cargan las consolas para presentar otras nuevas. Y eso no es ‘ser majadero’. Sino pura estrategia empresarial. Haced números:

  • PS original: 1994-2006
  • PS2: 2000-2013
  • PS3: 2006-2019
  • PS4: Salió en 2013. Estamos a 2019. ¿No intuís nada?

Y es que, queridos amigos y lectores, ya estamos en la etapa final antes de la sucesora de PS4. Pero, con total sinceridad, os digo que soy el primero que sigo disfrutando de mi PlayStation 3, con juegos como MotorStorm, Gran Turismo 5, Little Big Planet, o Call Of Duty Black Ops (gracias, Tomeu, por corromper mi mente).

Soy el primero que sigo disfrutando de los Crash Bandicoot originales de PSX en PS3. Soy el mismo que aún compro juegos de PlayStation original en disco, para mi colección y jugarlos.

Aunque PS4 esté a punto de quedar relegada a un segundo plano, yo la seguiré disfrutando. Sea de la manera que sea.

La polémica de PlayStation y sus exclusivos

Al final, todas las empresas se rigen por normativas. Normas, aplicadas a sus productos. Y queráis verlo o no, las franquicias de PlayStation son productos de una o varias empresas.

Y es completamente normal que a lo largo de los años, las empresas cambien. Al igual que sus políticas, condiciones y normativas. Y por tanto, que acaben afectando al producto.

Esto puede ser bueno y malo a la vez. Bueno, porque tendremos más opciones de jugar a los clásicos de nuestra infancia, como Crash Bandicoot o Spyro. Malo, porque esto puede dañar la imagen de Sony.

Pero, os digo una cosa. A pesar de que PlayStation haya perdido tres sagas exclusivas que van a pasar a PC, pensad en cuantas franquicias, que han hecho historia, son exclusivas de PlayStation.

Voy a hacer una pequeña lista, de memoria, a ver cuántos se me ocurren:

  • Buzz!
  • Little Big Planet
  • Gran Turismo
  • Driveclub
  • Motorstorm
  • Uncharted
  • Killzone
  • Resistance
  • Spider-Man
  • God Of War
  • Bloodborne
  • Horizon
  • The Last Of Us
  • Ratchet and Clank
  • WipEout
  • Infamous
  • PaRappa the Rapper
  • Patapon
  • LocoRoco

De momento, se me ocurren estas. Sé que hay muchas más. Pero, ¿cuántos de vosotras y vosotros habéis jugado a estos títulos? ¿Cuántos sois los que los seguís jugando? ¿Cuántos sois los que os gusta echar unas risas con amigos y rememoráis viejas joyas?

Sí, amigas y amigos, YO era un auténtico friki del LocoRoco. Me pasé horas exprimiéndome el cerebro con Buzz!. Imaginé y creé nuevos mundos en Little Big Planet. Eché carreras frenéticas en WipEout. Derrapaba y hacía trompos a lo loco en Gran Turismo (sí, iba contra las reglas). Quemé rueda en medio de un apocalipsis en MotorStorm. Y pasé MUCHO miedo con las Quimeras en Resistance.

Momentos únicos e irrepetibles que, cuando los vives por primera vez y te enganchan, sabes que no va a importar el tiempo que pase. Que cuando vuelvas a coger una PSP, una PS3 o la consola que sea, vas a seguir disfrutando como el niño de 7 años que fuiste una vez.

Así que, quien diga que PlayStation no tiene exclusivos, basta con que vaya a la Wikipedia, y allí le saldrán a chorros.

PlayStation no es solo la consola

En mi caso particular, siempre he sido usuario de PlayStation, pero soy el primero al que le encantan los juegos de Nintendo. ¡Mi hermano tiene una Switch! y yo se la estoy robando siempre que puedo porque me encanta Mario Kart.

También me encanta el ecosistema Xbox. De hecho, creo que cuando ande mejor de ‘pastuqui’ una XBOX ONE S va a caer, más que nada por títulos como HALO o Gears Of War. E incluso, FORZA.

A lo que me refiero, es que PlayStation 4, para mi no es solo una consola. Y lo digo en este sentido, literalmente. Puedo alquilar cualquier película reciente en PS Store y verla sin moverme de casa.

Puedo ver mis series favoritas en casi todas las plataformas de Streaming que puedas imaginar. Puedo escuchar música, y no solo con Spotify. Incluso, si tienes un DVD o Blu-Ray, ‘lo metes y lo ves’. Sin ataduras. Al igual que con los CD’s de música.

PlayStation 4 es un reproductor multimedia con todas las letras. Y eso que no fue así en un primer momento. Pero pensad bien:

  • Reproductor de DVD y Blu-Ray
  • Reproductor de música
  • Videoclub en línea
  • Netflix, HBO, Amazon Prime, Sky, FilmIN, pronto la plataforma de Disney…
  • Visor de contenido vía USB
  • Jugar a tus videojuegos favoritos

Es un ‘Cilit Bang’: MULTIUSOS.

Y pienso que por su precio, es un dispositivo que sigue valiendo la pena. A eso me dirijo.

PlayStation 4 tiene un precio razonable

Es cierto que servicios como el juego en línea son de pago. Pero, si tenemos en cuenta que:

  • Es un hardware que ha sido capaz de aguantar 6 años
  • Siguen llegando nuevos títulos
  • Puedes hacer un montón de tareas con ella
  • Su catálogo de juegos es MUY extenso y está a buen precio
  • Te viene todo lo necesario para empezar a disfrutarla
  • Y puedes disfrutarla de muchas maneras

Queridos míos, los videojuegos no son solo ‘POTENCIA’. Los videojuegos, como todo en la vida, los hay de todas formas y colores. Si eres un usuario que quieres máximo rendimiento, adelante. Si eres una persona que lo que quiere es disfrutar en familia, bienvenido. Si te gusta jugar en cualquier parte, también.

Pero, os lanzo una pregunta: ¿Qué tienen en común todos los perfiles de los que jugamos a videojuegos, independientemente de la consola, género, título, ecosistema, etc? Que LOS DISFRUTAMOS.

Y disfrutar de los videojuegos, sea de la manera que sea, es algo que no tiene precio. Porque hay experiencias en esta vida en la que no somos capaces de ponerle precio.

Ejemplo básico: Life Is Strange. Seguro que más de una y de uno lo conoce. ¿Verdad? ¿Qué sentisteis al terminar el juego? Las personas que lo habréis jugado, cuando tuvisteis que tomar ‘aquella decisión’ no creo que pensarais que el videojuego os había costado “X” en ese momento. Pues a esas cosas me refiero.

Ponerle precio a algo es delimitarlo. Y soy de los que piensa que una experiencia, si realmente te gusta y la vives, sin toxicidad, respetando a las otras personas, y siendo feliz con el sistema de juego que hayas escogido, no se basa en el dinero.

No somos ‘Ciudadanos de segunda’

Una pregunta. Cuando alguien te menosprecia por tu ideología política, orientación sexual, manera de vestir, tus ideales, tu forma de SER. TU FORMA DE SER COMO PERSONA. ¿Qué se te pasa por la cabeza?

Los videojuegos, al igual que otros tantísimos aspectos de nuestra vida, los escogemos nosotros mismos. Y todo aquello que escojamos, mientras nos haga FELICES, ¿Qué importa?

Y ahora, te hago la última pregunta a ti. Que me estás leyendo:

¿Te consideras ciudadano de segunda por ser quién eres?

Que nadie te defina como eres. Si con lo que has escogido eres feliz, adelante con tu vida. Pero no interfieras en la de los demás. Seas de Sony, Microsoft o Nintendo, que NADA ni NADIE te quite las ganas de jugar a lo que realmente te gusta y te hace feliz. Así que, si has llegado hasta el final, y te ha gustado, te animo a que lo compartas. Porque es hora de encerrarte en tu casa y reventar los mandos.

 

Firmado, 

Un Ciudadano de Segunda.