Si he de ser sincero, nunca he tenido demasiado contacto con la franquicia Dead or Alive, pero sé (al igual que muchos) que desde hace mucho tiempo se caracteriza por otras cosas que nada tienen que ver con los combates.

Esta era mi idea y no quería saber nada con la IP, pero la vida da muchas vueltas y aquí estamos.

En este artículo te ofrecemos un contenido doble. Por un lado las impresiones en texto de un servidor, por otro unas video impresiones donde podrás ver nuevo gameplay mientras Javitxu comenta lo que podemos esperar del juego.  Así decides si prefieres leer, ver y escuchar o las dos cosas.

¿Quieres saber qué opino sobre Dead or Alive 6 ahora que he tenido la oportunidad de jugarlo? Vamos a ello.

Cómodo y desafiante

En primer lugar toca agradecer a Koch Media quienes amablemente han montado todo con un código preview que nos permitía tener acceso al título. Sinceramente, no sé si la versión que he probado está muy cercana a la que saldrá a la venta, pero si es así estoy más que satisfecho.

Ahora en lo que respecta al juego, me he sentido muy cómodo y pese a que en muchas situaciones los juegos de lucha suelen agobiarme o ser demasiado complicados, en este no sucede. Si eres un jugador hardcore de la franquicia no te preocupes, existen configuraciones pensadas para ti. Si por el contrario, al igual que yo, no eres afín al género o a esta saga, todo en Dead or Alive 6 está pensado para que te sientas cómodo y vayas progresando a tu ritmo. No me había sentido tan a gusto iniciando en una saga desde que jugué a Bloody Roar 2 en PS1.

Las horas se pasan volando

Así es, con Dead or Alive 6 más de uno sufrirá el síndrome de “Sólo un rato más”, el abanico de cosas que tienes disponible para hacer es sencillamente maravilloso. Además del clásico modo historia y el de combate rápido, está lo que yo llamo “El modo misiones”, aquí tendremos que realizar una serie de desafíos contra personajes específicos y cumplir ciertas condiciones.

Por normal general lo más importante es derrotar a nuestro enemigo, pero cada vez que completemos un desafío opcional tendremos acceso a estrellas e iremos desbloqueando nuevos trajes, títulos y demás.

Las misiones involucran a muchos personajes en situaciones que más de un fan reconocerá.

Las estrellas son fundamentales para avanzar y si decidimos ir a lo bruto, descubriremos que, al no cumplir los requisitos de estrellas mínimas, nos quedaremos estancados y sin nuevas misiones. Por suerte algunos de los desafíos opcionales que a priori podrían parecer más complicados cuentan con tutoriales.

También llegan nuevos mapas, el que más ha resaltado para mi ha sido The Throwdown. En este nuevo mapa, algunos de los espectadores se saltarán las normas y en ocasiones formarán parte de la batalla (vamos que se emocionan demasiado y nos pueden golpear o ayudar a golpear a nuestros enemigos) con movimientos muy peculiares.

Y ya que hablamos de interactuar, el juego cuenta con Mass Destruction. ¿Qué es? Es una característica que nos permite utilizar el entorno a nuestro favor y castigar a nuestros enemigos.

Da mucho juego y si se aprovecha en el momento idóneo puede crear situaciones hilarantes (Como por ejemplo conectar combos, lanzar a tu rival contra un camión y que, además del golpe, el camión le caiga encima).

Otros modos que podemos encontrar son el modo para practicas y entrenamiento, la personalización de personajes (donde además podremos crear nuestras propias combinaciones y adquirir trajes y accesorios con dinero del juego) y el modo historia.

No es mucho, pero es un inicio

En junio del pasado año, Yohei Shimbori y Yutaka Saito, productor y director de arte del juego respectivamenteanunciaron que en esta entrega reducirían la cantidad de sexualización de sus personajes femeninos y la reveladoras prendas para enfocarse en el juego como título de lucha y esport. Bueno, personalmente en los modos enfocados al 100% en los combates no he podido encontrar nada realmente exagerado respecto a este tema.

Eso sí, si nos vamos al Modo Historia la cosa cambia y los trajes apretados, las físicas de pechos y ángulos de cámara sugerentes hacen acto de presencia.

Aunque todo sea dicho, me he tomado mi tiempo para compararlo con los spin-off u otras entregas y en Dead or Alive 6 parecen estar cumpliendo (al menos un poco) con lo que prometieron. Es completamente comprensible que les esté costando dar ese paso y se agradece los intentos por reducir el nivel de fanservice y sexualización.

Sé que al ser completamente nuevo en esta franquicia no puedo hacer grandes comparaciones, pero probar Dead or Alive 6 me ha parecido una experiencia positiva.

Es entretenido y como ya he mencionado antes, se adapta a la clase de jugador que seas. Sinceramente, ha pasado de ser una saga a la que veía con malos ojos a ser una que me ha ilusionado y estoy esperando ver en acción en su versión final el próximo 1 de marzo.

Dónde comprarlo

Oferta