El pasado día 28 de febrero teníamos una cita con PlayStation de las que llaman “ineludible”, de las que hay que ponerse guapo, liberarse de prejuicios y de hype y probar a fondo lo que nos quieran mostrar. Una cita con Days Gone.

Se trata de uno de los grandes juegos de PlayStation 4 este año, un exclusivo que llega de la mano de Bend Studios – equipo responsable del gran Uncharted: El Abismo de Oro para PS Vita – y para presentarlo estuvo nada menos que el director creativo, John Garvin.

Pero no vamos a hablar hoy de ello, para eso ya tenéis la completa crónica que publicamos en su día. Ahora por fin podemos hablar de las sensaciones tras probar el juego durante más de tres horas.

Mientras que el resto del mundo de Days Gone dejó de sufrir tras la llegada de los engendros, para Deacon supuso el inicio de su lucha contra todo y todos. Atento, que el título hace honor a un viejo y conocido refrán. ¿Cual será? descúbrelo a continuación.

Sólo queda el recuerdo

La cinemática que da inicio a Days Gone toma lugar en las primeras horas de una misteriosa infección que convierte a personas comunes y corrientes en engendros de diversas clases.

Confuso pero buscando el bienestar de los suyos, Deacon decide poner a salvo a la persona más importante de su vida y quedarse a cuidar de los suyos.

Esta será tu primera toma del contacto con quien será tu compañero de viaje y cuyos logros y desgracias vivirás de primera mano. Deacon St. John, un hombre que quizá no sea el protagonista más fuerte que veremos en esta generación, tampoco es el más intelectual, pero es leal y pese a las perdidas y el horror que les esperan como superviviente de un mundo condenado sabe valorar el honor y la amistad.

Como ya desveló el propio Garvin en la presentación, confía en que Deacon se convierta en un personaje tan popular como Nathan Drake, Aloy o el mismísimo Kratos. Lógicamente dependerá de la recepción por parte del público y las ventas posteriores, pero la intención y el deseo de Bend Studios es que Days Gone sea el principio de una bonita y duradera historia de amor.

Los días en los que su vida era feliz y sin grandes preocupaciones se han ido… los engendros se los han llevado y ahora sólo queda el recuerdo y las ganas de sobrevivir un día más.

Un mundo interactivo aunque hostil

Una de las cosas que más nos han llamado la atención es que, pese a ser un mundo abierto asolado por la desgracia y en el que la sociedad ha pedido la batalla, presenta una vida que sigue su curso.

Las diversas clases de engendros (los zánganoslos renacuajos, las chillonas, los tremendos) por su parte, harán “vida” y en el caso de los los zánganos, estos trabajarán como una mente colmena que sólo persigue un objetivo… el de alimentarse.

Pequeños grupos pueden ir reuniéndose y seguir un patrón de migración hasta crecer y crear grandes hordas. Y antes de que cojas tu escopeta y pienses que nada puede contra ti, debemos informarte que las hordas son un desafío de alto nivel. Sólo una persona muy valiente o muy estúpida intentaría luchar contra ellas sin estar completamente preparado (nosotros lo hicimos, pero en nuestra defensa diremos que fue con fines científicos). Pero si esto no parece suficiente reto espera, pues aún queda más.

Los animales juegan un papel importante en Days Gone. Algunos de ellos han mutado y se han convertido en criaturas más poderosas aunque sedientas de carne fresca con la cual alimentarse, tu carne.

Cuando no estés preocupándote por los engendros o los animales lo estarás por los otros “humanos”. La caída de la sociedad tal y como la conocíamos ha hecho que surjan diversos grupos. Muchos de estos grupos se dedican al saqueo y a las emboscadas y por lo general trabajarán coordinados. Otros han tenido la suerte de formar asentamientos y te encargarán diversas misiones secundarias o te ofrecerán beneficios según te vayas ganando su confianza.

Days Gone cuenta con misiones variadas, evidentemente las más destacadas son las principales pero también las habrá secundarias con mucho potencial y subtramas.

Las 30 horas aproximadas de juego no tienen en cuenta las misiones secundarias así que la duración dependerá de si quieres ir directo al grano o degustar un poco más el apocaliptico mundo de Dacon. Nosotros te recomendamos lo segundo, muchas misiones secunarias tienen carga argumental y sería una pena pasarlas por alto.

No estamos seguros y no podemos asegurarlo, pero teniendo en cuenta algunas de las cosas que nos han sucedido, creemos que existen eventos no marcados que se desbloquean de forma casual o mientras exploramos.

Si quieres progresar, debes mejorar

Todo el mundo en Days Gone buscará matarte, pero descuida, el sistema de crafteo que te encontrarás será sencillo e intuitivo y está pensado para ser usado sobre la marcha (aunque eso sí, ir bien preparado y con el terreno estudiado siempre será mejor).

Por un lado tendremos un comercio con recompensas, también existirá la clásica mejora de habilidades a partir de puntos de experiencia que usaremos para evolucionar un aspecto de nuestro “héroe”, y están divididas en tres grupos: Pelea, A Distancia y Supervivencia.

Aquí encontraremos un sistema de niveles al más puro estilo RPG, desde habilidades de lucha que permitirán usar nuevas armas o mejorarlas, mayores habilidades en la reparación, recolección de plantas curativas, recuperar flechas lanzadas con el arco, incluso tener la típica “visión de superviviente” para intuir a los enemigos y marcarlos sin que nos vean.

También encontrarás una gran variedad de armas como pistolas, escopetas, ballestas o incluso un rifle AK47 las cuales tienen su propia durabilidad y condición. Todas ellas pueden mejorarse con añadidos como silenciadores y demás.

Carretera y manta

Si algo podemos destacar en nuestra toma de contacto es el mimo que Bend Studio ha puesto en su juego. Tal y como mencionaba John Garvin, el mapa que veremos en Days Gone está inspirado en un lugar real de Estados Unidos y lejos de haberlo escogido por la nostalgia o su belleza, se han basado en sus particulares condiciones meteorológicas.

Bosques lluviosos, desiertos e incluso nieve pasarán ante nuestros ojos casi sin que nos demos cuenta y aumenta la inmersión pues sus condiciones influirán en el comportamiento de los engendros y como reaccionarán ante nuestra presencia.

Todo esto se complementa con nuestra fiel compañera, la motocicleta. Como bien apuntaba John Garvin muchas mecánicas giran en torno a ella y es parte importante en la vida de Deacon. Ya no se trata sólo de buscar armas con las cuales defendernos, también hay que pensar en aparcar en zonas que nos provean de una huida rápida y limpia en caso de necesitarlo.

Como buena compañera que es también habrá que cuidarla y evitar que sufra daños innecesarios. Por poner un ejemplo, conducir a través de ríos poco profundos acabará con toda su resistencia en cuestión de segundos y también pueden hacerlo francotiradores enemigos. Créenos, no es nada bonito darse cuenta de que estás en mitad de la nada sin chatarra suficiente y te toca sortear los peligros a pie mientras buscas recursos para hacer las reparaciones necesarias.

Y sí, además de cuidarla también tendrás que tener en cuenta la gasolina para “alimentarla” y hacer todo lo posible por mejorarla. Tendrás que tratar con mimo a tu fiel compañera, pues en el final del mundo tal y como lo conocías los vehículos son un lujo que no puedes permitirte perder.

Pero descuida, pese a ser algo necesario estas mecánicas no condicionan la experiencia ni son tediosas. Sólo necesitas ser un poco previsor, evitar ser demasiado bruto y todo estará bien.

Técnicamente cumple y destaca

Si bien la versión de Days Gone que hemos podido probar no era la final, ya dejaba ver un apartado técnico más que sobresaliente y cuidado. Se nota que Bend Studio han estado trabajando en pulir la distancia de dibujado o las texturas que recordemos fueron criticadas durante las primeras presentaciones del videojuego.

El movimiento por parte de los personajes y enemigos está muy lejos de ser ortopédicos o dar problemas y sí, quizá Days Gone no se encuentre en el tope gráfico de esta generación, pero da gusto ver a Deacon, los engendros y todos los detalles que Bend Studio ha sabido cuidar en los escenarios. Estos últimos son variados cuando hablamos de clima y condiciones adversas. El desierto y la lluvia están recreados de forma precisa y dinámica (dentro de lo que es un videojuego). Pese a ser algo a lo que terminaremos acostumbrándonos la primera impresión es “wow”.

Otro punto a destacar son las animaciones faciales, muy mejoradas respecto a vídeos anteriores, y como ya sabemos el juego nos ofrecerá unas 6 horas de cinemáticas y un total de unas 30 horas de campaña principal, una cifra que ha sido acogida en la comunidad con gran dicha.

Lo poco que hemos podido escuchar de la banda sonora nos ha parecido impresionante y muy a la altura de un juego con alta carga emocional y acción a partir iguales. Pero quizá lo que llame más la atención es su doblaje al español donde Claudio Serrano es quien da vida a Deacon y lo hace de forma espectacular.

¿No os gusta el doblaje? No hay problema, podéis escoger sobre la marcha entre opciones como: inglés, japonés, etc. Todo esto sin necesidad de salir del juego y perder el progreso no guardado.

Conclusiones

Como bien reza el viejo y conocido refrán “No es bueno juzgar a un libro por su portada” y eso es lo que ha pasado con Days Gone. Al escepticismo inicial del E3 se han sumado diversos factores que quizá te dieron una idea errónea sobre el juego, pero afortunadamente este ha sabido ir de menos a más y demostrar que puede y dará mucho de lo que hablar.

El final ha llegado, amigo mío. La sociedad y sus reglas han cambiado y para un lobo solitario como Deacon St. John hay cosas que son sagradas. ¿Sabrás mantenerte fiel a tus códigos mientras te enfrentas a un mundo en el que todo lo que puede andar y morder está intentando asesinarte? Tendrás que esperar al próximo 26 abril para descubrirlo.

De momento puedes ir reservando el juego en su Edición Estándar o en su Edición Deluxe. Nosotros lo esperamos con ansias.

Oferta