Parece que hace un mundo desde que se celebró el E3 y no ha pasado ni un mes, pero nosotros seguimos ofreciéndoos nuevas impresiones de juegos que pudimos probar en la feria, y ahora le toca el turno a uno de los títulos más seguidos por la comunidad, Call of Duty: Black Ops 4.

Después de probar y contaros juegazos de la talla de Metro: Exodus, V-Rally 4, Just Cause 4, Control, Kingdom Hearts III, el ganador de los Game Critics Awards Resident Evil 2 o Ghost of Tsushima, entre otros, ahora llega el turno de todo un Call of Duty, que regresa otro año más a la tecnología puntera – que no futurista – después de una entrega anterior que nos llevó a la Segunda Guerra Mundial.

Call of Duty: Black Ops 4 será posiblemente uno de los juegos más vendidos de 2018 y poco van a cambiar mis impresiones ese hecho, pero si queréis saber qué me pareció el juego tras probarlo en la feria de Los Ángeles y echar unas buenas partidas, entonces sigue leyendo.

Probando el multijugador de Call of Duty: Black Ops 4

Quizás es un poco de perogrullo este titular, porque… ¿qué otra cosa íbamos a probar si esta entrega de CoD va a prescindir por primera vez de Campaña offline? Una decisión que ha levantado ampollas, aunque la gran masa de jugadores estará encantada con los nuevos modos y la potenciación de un online que como digo, mueve millones cada año.

En el stand de Activision del E3 tuvimos ocasión de probar varios modos de juego en partidas por equipos. Un total de cuatro modos de juego y cuatro mapas, tres de ellos – Contraband, Payload y Seaside – ya mostrados en la presentación del juego y una novedad: Frequency. Serán ocho los mapas que llegarán de lanzamiento, mientras que el célebre Nuketown llegará algo más tarde.

A pesar de no contar con una campaña al uso, Activision ofrecerá en su multijugador cierta narrativa, conexiones entre cada especialista, con algunas escenas cinemáticas antes y después de las partidas y cierta conexión entre los personajes y los modos, incluyendo el famoso modo Zombie que por lo visto gozará de más profundidad.

Los modos de juego probados

Los modos probados han sido Contrabando, Punto Caliente Dominio y Duelo por Equipos. Voy a explicar brevemente en qué consistía cada uno:

Contrabando se trataba de defender las zonas y evitar que el equipo contrario las conquisten. Existe un tiempo y una puntuación determinadas, y nos tocó defender, logrando puntos si lográbamos expulsar al invasor con éxito. Al final ganamos porque se acabó el tiempo y logramos mantener un par de zonas con mucho sufrimiento.

Por su parte Punto Caliente trata de entrar en una zona marcada en el mapa y mantenerse en ella ganando así puntos para nuestro equipo, que debe permanecer siempre dentro al completo para puntuar. Muy divertido.

Dominio consiste en todo un clásico, capturar tres zonas del equipo contrario y defender las nuestras en el mapa,  poca innovación aquí, pero un clásico que nunca está de más en un shooter online.

Finalmente Duelo por Equipos es otro clásico donde matar a los miembros del equipo contrario y gana el que logre más muertes.

Las sensaciones jugables

Nos hemos encontrado mapas bien diseñados y una jugabilidad bastante clásica, sin armas futuristas ni soldados corriendo por las paredes y dando supersaltos, algo que a mi personalmente no me convencía.

Tendremos grandes opciones de personalización del personaje escogiendo su clase, armas, potenciadores… podemos llevar un número limitado de elementos y potenciadores.

Además luego se nos da la posibilidad de escoger al personaje, que también ofrece distintas habilidades como un radar para ver temporalmente a través de las paredes o lanzar minas de aproximación. Se trata de darle un punto de variedad para que sea difícil ver a dos soldados iguales y que las partidas sean más variadas.

Las partidas han resultado muy frenéticas, con una aparición muy rápida en niveles de reducidas dimensiones, si nos matan enseguida estamos en la acción y eso para alguien tan malo como yo es de agradecer.

La habilidad del jugador es clave, podemos deslizarnos y con rachas de bajas ir accediendo a habilidades nuevas, incluso ordenar ataques aéreos, así que tener un buen jugador en tu equipo marca realmente las diferencias y esas recompensas hacen que quieras seguir aumentando tu nivel y queriendo convertirte en un mejor jugador.

Conclusiones

Ha sido una toma de contacto breve, y todavía queda mucho que probar en este Call of Duty: Black Ops 4, pero nos ha quedado clara una cosa: Activision va a apostar fuerte por devolver las viejas sensaciones que hicieron de la saga algo grande.

Me ha gustado la reducción y el detalle de los mapas, las grandes opciones de personalización y las posibilidades y recompensas por ir mejorando. Además el hecho de que el juego vaya a tener mapas gratuitos y que incluya un Battle Royale (Blackout) lo convierten en un título muy a tener en cuenta en los próximos meses.

Gráficamente más o menos lo de siempre, fluido y en general vistoso, aunque algunas animaciones apuestan más por la rapidez que el realismo. Los fans van a quedar encantados, eso seguro.

Call of Duty: Black Ops 4 llegará a PlayStation 4, Xbox One y PC el próximo 12 de octubre.