Un electricista brasileño decidió intentar arreglar consola PlayStation 4 puesto a que aparentemente comenzaba a presentar fallos, cuando se encontró con una sorpresa que seguramente no formó parte del diseño original de la plataforma de Sony, hasta donde sabemos.

De acuerdo con el vídeo compartido por ViralHog, el error que reportó el electricista indicaba que la consola “se prendió y luego se apagó, antes de liberar un fuerte olor”. Fue entonces cuando el hombre decidió abrir la consola pensando que podría ser un fallo eléctrico, cuando se encontró con una serpiente muerta que se había fundido previamente entre los circuitos internos de una de las tarjetas, resultando en un problema eléctrico. Esto no es totalmente descabellado, porque como sabemos, a los insectos y reptiles pequeños les encantan los dispositivos eléctricos (de ahí viene la palabra “bug” para referirse a un error).

Podéis comprobarlo por vosotros mismos en el vídeo a continuación:

Fuente