El pasado junio Bethesda anunció que The Elder Scrolls: Legends se lanzaría en PlayStation 4, Xbox One y Switch a finales de este año.

El juego de cartas, que ya está disponible en PC y dispositivos móviles, ofrece juego y progreso de plataforma cruzada; es decir, da igual en qué dispositivo juegues que, si cambias al otro, seguirás tu partida con todo lo conseguido.

Aunque Sony no es muy receptivo con el juego cruzado puede que esta vez necesite cambiar su postura o tendrá un alto riesgo de perder la versión de PS4 del juego.

Bethesda tiene clara su posición

Pete Hines de Bethesda ha hablado con Game Informer sobre que el estudio está en conversaciones con sus socios de plataformas pero sus términos son “esencialmente no negociables.” Después comentó:

Es nuestra intención para que el juego salga, tienen que estar esas cosas para cualquier sistema. No podemos tener un juego que funcione de una manera en todos los sitios excepto por una cosa. La forma en que el juego funciona ahora en Apple, Google, Steam y Bethesda.net, no importa dónde compres tus cosas, si juegas en otra plataforma esas cosas están ahí. No importa en qué plataforma juegues, juegas contra todos los demás que están jugando en ese momento. No hay “Oh, es más fácil de controlar, o tiene un mejor frame-rate en este sistema.” Es un juego de cartas de estrategia. Eso no importa.

Bethesda se lo ha dejado bastante claro a Sony: no piensan ceder haciendo que su juego sea diferente en una sola plataforma. Ahora queda por ver si Sony da su brazo a torcer o las cosas se complicarán todavía más para The Elder Scrolls: Legends.

Sería una pena ver este juego cancelado en PS4 por una razón tan absurda y que además involucra un tema muy polémico y demandado como es el cross-play en básicamente todos los juegos multijugador online.

Fuente.