Resident Evil 2 está cada vez más cerca. Emocionados, no podemos evitar acordarnos del título original, pero… ¿se acuerda alguien de su novela?

Sí, puede que no lo sepas o ya ni siquiera lo recuerdes, pero la entrega original de Resident Evil 2 cuenta con su propia novela (la cual aún se puede obtener a día de hoy).

Dicha obre está escrita por S.D Perry y se titula “Resident Evil: La Ciudad de los muertos” y, si bien nos cuenta con mucha precisión las vivencias de Leon y Claire en Raccoon City, también se toma sus licencias para explicar algunos sucesos que no quedan del todo claro en los juegos o crear su propio canon.

Dicho esto, vamos a hablarte sobre cinco datos curiosos presentes en este libro.

En la imagen superior encontrarás la portada de la primera edición, la portada japonesa y finalmente la portada de la reedición.

Llegando tarde al primer día de trabajo

Mientras que, en la historia clásica, la excusa para Leon llegando tarde a su primer día de trabajo era que se había quedado dormido tras haber pasado la noche bebiendo por culpa de una decepción amorosa, la novela decide tomar un camino más sencillo.

Al menos, la carretera estaba bastante despejada. Con excepción de un par de coches, no había visto a nadie en lo que a él le habían parecido horas. Aquello era un cambio agradable comparado con el atasco de tráfico que había sufrido en las afueras de Nueva York y que le había costado la mayor parte de la tarde.

Incluso había llamado la noche anterior para intentar dejarle un mensaje al sargento encargado del turno de noche para decirle que quizá llegaría tarde, pero debía haber algún fallo en la línea telefónica, porque lo único que había sonado era la señal de comunicando.

En esta historia Leon llega tarde por culpa de un atasco en las afueras de Nueva York. Tan sencillo como efectivo, y quizá habría sido un poco menos polémico (en algunos círculos) que la nueva historia oficial en la que Leon tarda en llegar a Raccoon City por culpa de no recibir órdenes.

Kendo

Si Resident Evil 2 fue tu primer juego de la saga, seguramente te hayas dejado un buen puñado de horas en la primera calle. Si no tiraste la toalla, es probable que el mítico grito de “Hold your fire! I’m a human!te traiga muchos recuerdos.

Un hombre con cara de pocos amigos te apuntaba con una escopeta o una ballesta, pero tras aclarar la situación te ponía al tanto sobre lo poco que sabía y te ofrecía seguridad. Bueno, todo eso estaba muy bien, lamentablemente tras recoger algo de munición el pobre desgraciado era asesinado por los zombis.

Resident Evil: La Ciudad de los muertos no otorga ningún diálogo a Robert Kendo, no existe ninguna interacción con Leon o mención. Lo único que sabemos sobre él se resumen en unas pocas palabras en los pensamientos de Leon.

No se veía a nadie todavía, si no incluía al tipo muerto que estaba en el suelo. Aún no se movía, pero León dedujo por la frescura de las heridas que todavía rezumaban en su considerable tripa y que manchaban su gruesa camiseta blanca, que no disponía de demasiado tiempo.

El vestido de Ada

Puede que en su momento no le dieses demasiada importancia pero el vestido de Ada a lo largo del RE 2 original chirriaba mucho. ¿Qué hacía una mujer que estaba tras la pista del Virus-G vestida de la forma más incómoda posible?

Ada deseó por centésima vez desde que abandonó la mesa en el Arklay Inn haberse vestido de un modo más informal para la cena. El vestido ceñido y sin mangas y las sandalias eran estupendos para su tapadera, pero no resultaban nada prácticos para aquella misión.

Esto nos indica claramente que Ada no tenía pensado actuar aquel día, todo le pilló por sorpresa y pese a estar preparada (la novela también hace mención a que dedicó casi una semana al estudio de mapa, preparación de tapadera y análisis de informes) jamás pudo imaginar que todo colapsaría tan rápido.

Por suerte, al igual que en el juego, Ada Wong consigue sobreponerse a la situación y ponerse manos a la obra con el trabajo por el cual se le estaba pagando.

Más S.T.A.R.S

En el epílogo Leon, Claire y Sherry conocen a tres miembros de S.T.A.R.S. Uno de ellos es Rebecca Chambers, mientras que los otros dos son completamente nuevos y exclusivos de las novelas. John Andrews y David Trapp no forman parte del canon oficial de los juegos, pero en el canon de las novelas forman un sólido equipo junto a Rebecca, Claire y Leon.

John y David no habían pasado aquella infernal noche en la mansión Spencer, pero sí habían estado en las instalaciones de la Ensenada de Calibán, así que habían sido testigos de lo que Umbrella era capaz de realizar. Lo sabían.

 

Trent

Exclusivo de las novelas y jamás mencionado en los juegos (en gran parte debido a que sería contravenir el canon actual). Trent contrata los servicios de Ada para robar una muestra del Virus – G. Además de encontrarse muy bien informado y disponer de toda clase de recursos, se convertirá en uno de los personajes más importantes en el universo de S.D Perry.

Trent le había advertido sobre los especímenes del proyecto Tyrant, seres que, por suerte, todavía no habían aparecido, pero las criaturas humanoides de extensa lengua y largas garras eran toda una afrenta para su sensibilidad.

Como ves, estas han sido sólo cinco curiosidades de las muchas que Resident Evil: La Ciudad de los Muertos tiene para ofrecerte. Al margen de su status de no canónico y las contradicciones que tiene con la versión de 1998, es de lectura recomendada. Sus guiños y la forma de explorar los pensamientos de los protagonistas en mitad del holocausto de Raccoon City son de admirar.

Si Resident Evil 2 de 2019 es tu primer contacto con la saga, te recomendamos esperar un poco y jugar antes de leerlo. Pese a no ser una historia canónica contiene personajes y escenarios que sí lo son y quizá te hagas algo de spoiler.

También te animamos a que le eches un vistazo a las impresiones que publicamos sobre la demo de Resident Evil 2 de un solo uso, contada por alguien experto en la saga y alguien que se enfrenta a ella por primera vez.