El lanzamiento de Fallout 76 está a la vuelta de la esquina y se acerca el momento de abandonar el Refugio 76 para adentrarnos en los confines de Appalachia, la Virgina Occidental post-apocalíptica y descubrir uno de los proyectos más ambiciosos de Bethesda.

Pero, ¿qué conocemos de esta región de los Estados Unidos de América que recibió tan tremendo impacto nuclear? Nos adentramos en el trasfondo del Refugio 76 mientras esperamos ansiosos la llegada del día 14 de noviembre, el Día de la Recuperación.

Entorno y construcción

El Refugio 76, donde comenzamos nuestra historia en Fallout 76, se encuentra en la antigua región de Virginia Occidental, conocido actualmente como Appalachia. Rodeado de un entorno rural donde aparentemente no ha cambiado después del apocalipsis nuclear, es hogar de peligrosas criaturas que fueron irradiadas y mutaron convirtiéndose en los engendros que hoy conocemos.

La construcción del Refugio 76 se inició en el año 2065, finalizando en 2069. Se estrenó siete años más tarde, exactamente el 4 de julio de 2076, en honor a la celebración del tercer centenario de los Estados Unidos. Fue diseñado para dejar de funcionar a las 24 horas de abrir sus puertas, de esta manera “se incentivaría” a sus ocupantes a salir y “repoblar” la tierra.

El problema es que, aunque el refugio estaba programado para liberar a sus refugiados en el año 2097, este hecho no se realizó hasta el 23 de octubre de 2102, 25 años después de la Guerra Nuclear. Ese día fue conocido como el Día de la Recuperación.

Los secretos del refugio 76

Aunque muchos refugios fueron construidos para albergar diferentes experimentos secretos, el Refugio 76 fue diseñado como refugio de control, lo que significa que fue utilizado como Refugio de Referencia para los otros refugios donde se llevaban a cabo los experimentos.

500 almas convivieron esperando el día de la abertura del 76, cosa que tendría que haber sucedido 20 años después de la guerra nuclear, aunque se retrasó cinco años más, como ya se ha comentado. Lo que poca gente conoce es que esas 500 personas fueron seleccionadas provenientes de diferentes ámbitos y condiciones sociales, lo que implicaba convivencia entre diferentes razas y creencias religiosas.

Como reza Fallout 76 en una pantalla de carga:

“El refugio 76 fue construido para alojar a lo mejor de América. A diferencia de la mayoría de proyectos de Vault-Tec, era exactamente lo que parecía: un refugio para la esperanza futura de la humanidad”

Pero, como en toda buena novela, el Refugio 76 albergaba un último secreto; tres silos de misiles nucleares que eran supervisados por el supervisor del refugio. Por cierto, a modo de curiosidad, el Refugio 76 aparece mencionado en varios registros de Fallout 3, también en el DLC Mothership Zeta y en el noticiario que aparece al principio de Fallout 4.

Pocos días quedan para disfrutar de la nueva entrega de la saga Fallout, en un título donde sus desarrolladores han apostado por la conexión permanente y un videojuego cooperativo de mundo abierto en el que puedes avanzar tanto en solitario como en compañía, adentrándose en un territorio inhóspito para la saga.

Bethesda ya aseguró que ofrecerán soporte “interminable” al juego, por lo que podéis estar tranquilos y disfrutar del juego durante años, un temor que siempre surge tratándose de un título puramente online.

Fallout 76, que hace poco estrenó su tráiler con actores reales, estará disponible el 14 de noviembre en PlayStation 4, Xbox One y PC.