Los fanáticos del deporte están de enhorabuena, nos llega Spike Volleyball, un entretenido juego de voleibol que gustará y encantará a los amantes del deporte, se encuentra en el mercado desde hace realmente poco tiempo, el pasado 5 de febrero, y Sonyers ya ha podido probarlo a fondo.

Fanáticos o no del voleibol, estamos ante un título que sabe cumplir sin haber contado con un presupuesto bien holgado comparado con otros grandes estudios del deporte. Prepararos para recibir un juego deportivo que intenta abrirse camino entre los consoleros.

También visitaremos varios estadios distintos

Completo en todos sus modos

Lo primero que debemos destacar de Spike Volleyball es que tiene una variedad de modos comparables a los grandes del deporte: partido amistoso, liga, campeonato, partida online… y en todos podemos personalizar nuestro equipo, así como la disposición del partido a la perfección, resultando un simulador deportivo muy ambicioso en este sentido.

En total se dan cita más de 50 selecciones nacionales tanto masculina como femenina, pudiendo además crear nuestro propio equipo, donde nos encargaremos de diseñar cada detalle. Desde el logotipo del equipo hasta los colores de nuestra equipación, alineación de nuestros jugadores…

El equipo Sonyers se ha preparado a fondo antes de su primer partido, y ha quedado satisfecho con el resultado.

A nivel jugable nos ha encantado

El título no solo cuenta con una gran variedad de equipos o modos de juego, también tendremos partidos de voleibol atractivos para jugar horas y horas en cualquiera de sus modos.

Bloqueos, remates, dejadas, se dan cita en este título, y lo más impresionante de todo es que cada una se ejecuta de manera distinta. Incluso cuando hacemos un pase tendremos que andarnos con ojo para que el balón no caiga y nos mantendrá atento al partido en todo momento.

Especial cuidado al hacer los saques, los reflejos cuentan

A la hora de realizar saques tendremos que vigilar la potencia con la que realizamos el pase, ya que de esto dependerá que el balón vaya bien encaminado poniendo a nuestro favor o en contra el resultado del partido.

Eso sí, hay algunas cosillas mejorables, como la dificultad de la IA, nos ha parecido bastante fácil de vencer sin ser unos iluminados del voleibol, aunque también es cierto que si queremos un reto de verdad, tendremos el modo online, donde exprimiremos todo nuestro potencial como deportistas.

El equipo Sonyers dándolo todo

Un modo online donde podríamos dedicar la mayor parte de nuestro tiempo

Por supuesto el equipo Sonyers se ha dejado caer también por el modo online y nos hemos visto con sentimientos encontrados:

Por una parte nos encanta que funcione igual que en otros juegos deportivos. Ganando partidos podemos comprar nuevos jugadores y equipaciones para nuestro equipo, lo cual incentiva mucho que juguemos, y realmente es muy disfrutable en ese sentido.

También es un juego muy equilibrado donde nunca estaremos en una profunda desventaja al jugar, pese a que nuestro adversario tenga mejor equipo o más horas de juego y experiencia a su espalda, realmente es una cuestión de reflejos.

Pero lo que si nos ha dolido es lo mucho que nos ha costado encontrar una partida online a la que unirnos en cualquiera de sus modos, hemos llegado a estar bastante tiempo, tanto para entrar en una partida partida clasificatoria como en partidas rápidas. Una lástima, pues de haber más gente creemos que es donde más satisfacción pueden encontrar los jugadores.

Los partidos son divertidos, y siempre hay que estar atento

Un apartado técnico mejorable donde se comprende que no sea tan ambicioso

El juego no es ningún portento gráfico, salta a la vista, pero realmente se comprende que su presupuesto no sea tan elevado como los otros grandes del deporte.

Hablamos indudablemente de los gráficos, que aunque dejan algo que desear saben mantenerse. Eso si, tanto las animaciones como los movimientos e incluso los hinchas que nos animan a nosotros y nuestros rivales, están realizados con esmero, y resultan bastante naturales.

Lógicamente resultan mejorables en muchos sentidos, pero dan bastante el pego y creemos que de llegar a abrirse paso entre los aficionados del deporte, esta saga podría llegar lejos y dar mucho más de sí en el futuro.

Por desgracia, algunas animaciones deben mejorarse

Lo que si que no podemos dejar pasar por alto son algunos descuidos importantes en el apartado técnico, como el hecho de que muchas veces los jugadores no tocan el balón de volei para impulsarlo.

Este hecho queda bastante mal, no solo hablamos de que sea notable al ver las repeticiones, nos referimos también a que durante el partido son perfectamente visibles esta falta de impacto y cortan un poco el ánimo, ya que a veces estos “fallos” nos hacen creer que hemos errado un tiro que indudablemente iba bien encaminado, y al contrario.

En cambio el apartado sonoro cumple sin más, no tiene grandes temas musicales pero son las típicas para un juego deportivo, sabiendo crear buena expectación antes de un partido así como una buena motivación antes del él.

El juego encantará a los aficionados del voleibol

Conclusiones satisfactorias

Skipe Voleyball es un buen juego deportivo con mucho potencial por delante, lógicamente puede tener mejores gráficos, animaciones etc… pero nada que podamos reprochar en una primera entrega.

También es muy completo en modos de juego, así como en selecciones, lo cual es un gran incentivo. Realmente los amantes de este deporte podrán dedicarles horas y horas que se les pasará volando.

Por contra encontramos que el modo online, su principal atractivo, está algo abandonado pese a la brevedad del título en el mercado, algo que esperamos que cambie conforme el juego cuente con más y más seguidores y popularidad.

Dónde comprarlo