Por fin ha llegado el momento en que nos enfrentamos a la aventura final de Lara Croft en ese viaje que iniciaron Crystal Dynamics, Eidos Montreal y Square Enix hace 5 años. Por aquel entonces conocíamos a Lara Croft, pero en esta tercera entrega ya es una mujer más adulta y experta que sigue sin tener miedo a nada.

Shadow of the Tomb Raider asegura ser la entrega más sentimental y personal, donde Lara tiene que hacer frente a un apocalipsis maya además de a la Trinidad que tantos quebraderos de cabeza la han dado en el pasado.

En este viaje final tendremos todo esto y más. Acompáñanos si quieres descubrirlo.

Lara está bien acompañada esta vez

Como hemos comentado y ya sabréis si habéis estado siguiendo las noticias sobre el juego, Lara Croft se enfrenta al final de una etapa que ha marcado su vida hasta ahora. Tendrá que derrotar de manera definitiva a la Trinidad y a la vez evitar un apocalipsis maya que amenaza con acabar con el mundo.

Para conseguirlo tendrá que viajar hasta Perú, en concreto a la ciudad oculta de Paititi. Allí la esperan una variedad de desafíos, enfrentamientos, tumbas y exploración en diversos entornos, todos ellos dominados por la amenazante jungla.

Sus responsables estaban en lo cierto: se trata de la entrega que más ahonda en lo personal de Lara. Esta vez, su relación con su amigo Jonah resulta imprescindible, así como las que entablará con diferentes personajes a lo largo de su viaje y que serán clave. Esto destaca desde el comienzo y se reafirma más adelante, cuando podemos interactuar con otros NPCs para mantener una conversación e incluso encontrar algunas misiones secundarias.

Este aspecto resulta muy importante para el desarrollo del juego. A Jonah ya lo conocemos y es un personaje clave, pero también se introducen otros personajes principales a los que iremos cogiendo cariño y confianza, al igual que hará Lara, con el paso del tiempo. Así, la historia es tan personal para Lara como lo es para nosotros.

En sus dos juegos previos también hemos tenido compañía, más en Rise of the Tomb Raider que en el primero, pero esta entrega lo lleva a otro nivel. Nos involucramos con ellos, en sus historias personales que se acabarán entrelazando con la nuestra. El nivel de compañerismo es muy alto y está muy bien desarrollado en todo el juego.

Hay poco más que podamos contar de la historia sin entrar en la zona de spoilers, por lo que solo diremos que se trata de una historia muy completa: tiene un magnífico principio, un variado desarrollo y un final digno para cerrar esta trilogía de Lara Croft. No dejará indiferente a nadie. Es más, hará disfrutar a los fans de la serie completa y a los que han seguido solo las aventuras anteriores.

La jungla nos pondrá a prueba

Un aspecto clave es el entorno, esa selva que nos protege y amenaza a la vez. Tendremos que dominar los escondites, el sigilo y la táctica para conseguir deshacernos de los enemigos de la manera más efectiva posible.

Pero por otro lado, la jungla tiene sus propios peligros como lobos, guepardos y otros animales. En este caso pasaremos de ser cazadores a ser cazados, aunque habrá que hacer todo lo necesario para sobrevivir.

Pero no imaginemos la jungla como un lugar lleno de árboles, ramas y rincones oscuros. Shadow of the Tomb Raider también nos ofrece una variedad de entornos de lo más impresionantes. En cierto modo me recordaron mucho a Uncharted: El Legado Perdido, donde no me importaría pasarme horas vagando por su mapa y descubriendo rincones especiales.

Así se ve la vida desde la perspectiva de Lara

En general diré que la jugabilidad se ha mejorado. Ahora, nosotros controlamos más el movimiento de Lara. Donde se nota es cuando saltamos contra una pared para escalar. Si no saltamos directamente hacia ella, si nos desviamos, Lara no irá de forma automática a escalar. Por lo que la precisión, sobre todo en los saltos, es mucho mayor.

El apuntado con las armas también se siente diferente, más libre. Y en este aspecto la libertad se aplica a que la cámara se mueve más con la inclinación del joystick. Esto hace que sea más difícil, especialmente cuando los enemigos esquivan nuestros disparos.

Para añadir otra pega, diría que hay pequeños detalles que pulir, como por ejemplo que Lara pueda atravesar cuerdas así como así o esa falta heridas y suciedad en la ropa y cuerpo de la protagonista. Estas cosas son muy pocas las que hay en todo el juego, e insisto que la sensación general del juego es muy buena.

De la cámara solo quiero destacar, como ya he mencionado antes, el gran uso que se hace al presentar planos automáticos al ponernos frente a un nuevo y espectacular paisaje, que nos da ganas de sacar capturas de pantalla por docenas.

También ayuda en el tema de inmersión en el juego al presentar algunas gotas cuando caemos al agua, nos manchamos de barro (aquí serán gotitas marrones), cuando sufrimos daño (gotitas de sangre). Puede parecer un detalle menor pero a mí me ha llamado la atención porque queda genial y además no molesta en absoluto.

Pero, por alguna razón, a veces decide moverse por sí sola cuando no toca y se vuelve loca por un segundo, aunque nada grave. Algo que me afectó más fue cuando no me permitía mover la cámara hacia la izquierda al apuntar a un enemigo. Pequeños pero molestos detalles que hay que pulir.

El equipo de escalada más completo

También destaca la escalada, esa arriesgada pero efectiva forma de avanzar que tiene Lara. Quienes hayan jugado a otras entregas saben de lo que hablo: escalar paredes, pasar por estrechos bordes en un precipicio, colgarse de cuerdas, etc. Por eso me centraré en las novedades que también hay aquí.

En esta entrega tampoco habrá caminos señalados con flores. No, la escalada es uno de los elementos principales. Ya sea para avanzar en la historia principal como para entrar en tumbas u otras localizaciones, será necesario sacar el piolet y atrevernos con las situaciones más peligrosas.

Esta vez también habrá esas paredes donde clavar nuestro pico y comenzar a escalar, pero además también nos servirán para descender. Colgados de una de estas paredes, podremos deslizarnos en una cuerda para acceder a superficies más bajas e incluso alejadas mediante el balanceo. Y con esto regresa la posibilidad de, una vez colgados de la cuerda, correr por la pared para alcanzar otro saliente o pared.

En este apartado también podría incluirse el buceo, aunque dedicaré otro apartado aparte porque se lo ha ganado.

La increíble experiencia del buceo

Una de las cosas que más me emocionaba del juego en sus tráilers era la libertad de buceo que nos ofrecería. Y ahora que lo he podido vivir diré que es magnífico. Al igual que destacan los entornos terrestres diré que el mundo subacuático merece un aplauso aparte.

Las zonas donde podremos bucear son bastante profundas y la libertad es total. Incluso bajo el agua podemos conseguir recursos y, por supuesto, esconderá alguna que otra entrada a tumbas y otros lugares.

Nosotros manejamos si bucear más profundo o subir, nadar más rápido o pararnos. Aparte de zonas libres, muchas de las partes de la historia ocurren bajo el agua y contrarreloj (ni siquiera aquí descansa el peligro) pero también tendremos el control total, teniendo que gestionar cada bocanada de aire.

Lara bucea a pulmón, pero en recorridos largos tenemos algunas llamadas bolsas de aire (pequeños huecos de superficie y aire donde solo podemos sacar la cabeza) para ayudarnos a seguir, y aun así no podremos entretenernos mucho.

Como en anteriores juegos, a veces también podremos atacar a los enemigos desprevenidos desde el agua, aunque estas situaciones son más bien escasas.

Si tengo que poner la guinda negativa a esto diré que las mencionadas secuencias de la historia bajo el agua son varias y en muchas ocasiones son iguales, dándonos la sensación de que eso ya lo hemos vivido antes.

El combate, tan completo y desaparecido

Y hablando de ataques, hablemos del combate. Indudablemente volvemos a tener a nuestra disposición el arco y el piolet (sí, es una herramienta, pero todos sabemos los golpes que mete).

También habrá diferentes armas de fuego: pistola, ametralladora y escopeta. De estas podremos obtener distintas clases a los mercaderes, que varían sus aspectos (daño, precisión, etc) y que además podremos mejorar.

Tanto de estas armas como del arco hay munición diferente, como los fans ya conocen (venenosa, de fuego y más). Además, el arco presenta una gran novedad: desde la rama de un árbol, podemos disparar una flecha con cuerda a un enemigo cercano y de este modo colgarlo del árbol para ahorcarlo. A esto se le suman otras habilidades como saltar desde una rama sobre un enemigo o acuchillarlo desde nuestro escondite en los arbustos.

En su conjunto es un sistema de combate variado y efectivo. Ahora ya podemos hablar del problema.

En toda la aventura, los encuentros con enemigos son sorprendentemente escasos. Quizá sea porque el gran mundo abierto puede distraer y hace que estos encuentros parezcan más lejanos, pero la realidad es que hasta que no se llega bastante al final no tenemos muchos combates.

En anteriores juegos teníamos pelea tras pelea contra los soldados de la Trinidad, poniéndonos en toda clase de situaciones y estrategias. Pero en esta entrega esto escasea y es una verdadera pena, porque realmente se puede sacar mucho jugo al sistema de combate que han creado.

Las tumbas de desafío que no son mucho desafío

Por supuesto, qué es un Tomb Raider sin tumbas. Sus responsables han querido poner más énfasis en ellas y nos presentan las tumbas de desafío más competas, complejas y emocionantes de todas. ¿Pero habrá conseguido lo que querían?

Las tumbas que se incluyen en el juego (habrá más mediante DLC pero obviamente no podemos hablar de ellas aún) nos invitan a, en primer lugar, explorar el entorno para encontrar su entrada y, en segundo lugar, hacer uso de todas nuestras habilidades para completarlas.

Aquí se presentarán los puzles que nos harán combinar nuestras destrezas con nuestro ingenio. Tendremos que buscar la manera efectiva de formar un camino hasta el final de la tumba, donde nos aguarda una habilidad especial para Lara.

Los puzles de las tumbas no entrañan apenas dificultad. Quizá te hagan pararte a pensar un momento, pero es casi imposible que se te llegue a resistir su solución. Si estoy de acuerdo en que son magníficas visualmente y variadas en su construcción. En un tráiler que hizo el equipo de desarrollo mostraron que incluso habían construido pequeñas replicas reales para reflejar lo más fielmente posible su funcionamiento con físicas y demás, por lo que no hay que quitar mérito a su creación.

Por suerte hay un gran número de ellas y las que están por llegar, así que al menos aunque no nos supongan un desafío tenemos varias en las que invertir nuestro tiempo.

El gran mundo de la exploración

El mapa de Shadow of the Tomb Raider es bastante amplio. En su aventura se nos presentan varias zonas de exploración que, aunque en ese momento prefiramos seguir con la historia principal, siempre podemos volver con el viaje rápido entre campamentos.

Gracias a la exploración encontraremos las tumbas e incluso personajes que nos darán misiones secundarias. Y estas a su vez nos llevarán a distintos lugares. También encontraremos por el mapa a vendedores, y es que esta vez para tener más armas o mejoras para ellas además de munición, recursos y más habrá que negociar con los vendedores.

Siempre tendremos a nuestra disposición el mapa para consultar con el destino marcado así como otros objetos encontrados y por encontrar. Pero la forma más fácil de sacar el jugo a nuestro alrededor es con el uso del instinto de supervivencia.

Los jugadores veteranos lo conocen. Para quien no, se trata de un modo al que se accede mediante un botón (R3) y destaca elementos a nuestro alrededor como recursos, personas, enemigos, animales u objetos de un puzle.

Para que muestre todas estas cosas y será necesario desbloquear un par de habilidades, pero merece mucho la pena. También lo tendremos siempre a nuestra disposición (aunque se quita al movernos) e incluso nos indica la dirección de la misión principal y la secundaria si tenemos alguna activa.

Una vez más es un elemento de mucha ayuda si queremos conseguir todos los objetos para completar al juego al 100% y también nos ayuda mucho en el transcurso de todo el viaje.

Una novedad que presenta es en los enemigos y también nos ayuda mucho. Y es que ahora, si un enemigo tiene en su campo de visión a otro, este enemigo vigilado se muestra en rojo. Por el contrario, si ningún compañero le ve, se muestra en naranja. Y con este simple sistema sabremos si al atacar a tal enemigo nos van a pillar los demás o no.

Mejoraremos las habilidades de Lara

Para ayudarnos en todo lo anterior, Shadow of the Tomb Raider permite mejorar y añadir nuevas habilidades a Lara. Accediendo desde los campamentos como siempre se nos presenta un menú con diferentes habilidades divididas en categorías: buscadora, guerrera y carroñera.

Cada una dedica sus habilidades a diferentes aspectos, como por ejemplo la obtención de recursos, mejoras para el uso del arco o la fabricación de distinta munición. Así, Lara combinará sus conocimientos y habilidades con nuevos aspectos para ayudarla en su viaje.

Para desbloquearlas se harán con puntos que conseguiremos al subir de nivel. Algunas de estas habilidades se desbloquean solamente al avanzar en la historia o al llegar al final de una tumba de desafío, por lo que conseguir todas requerirá más esfuerzo pero merecerá la pena.

También quiero hablar aquí del uso de hierbas, otra novedad. Estas hierbas las podremos tomar de manera muy sencilla durante el juego y nos otorgarán estados especiales. Por ejemplo, tenemos Concentración para ralentizar el tiempo o Percepción que permite ver a enemigos y escondites en todo momento y ver así cómo se mueven o por dónde vienen a atacarte.

Unos gráficos de alto nivel

Como he hablado un poco antes, el nivel gráfico de esta entrega es muy elevado. Tanto en los personajes y sus expresiones faciales como en los entornos destaca un cariño muy especial puesto en el desarrollo. Tenía mis dudas de esto por los primeros tráilers, pero jugarlo ha despejado cualquier resto que quedara.

A nivel de personajes, los gráficos son muy parecidos a Rise of the Tomb Raider, que ya ofrecía a unos personajes muy detallados y cuidados.

Sin embargo, lo que más destaca son los entornos. Ahora, la vista en tercera persona del personaje y el fondo no contrasta tanto y luche mucho mejor. Pero a mi parecer lo mejor de todo es la iluminación.

Nos encontramos en diferentes entornos, unos muy iluminados por la luz del día, otros iluminados por fuego o nuestra linterna, y también hay oscuridad. En cuanto a la iluminación natural, los colores son muy suaves y agradables. Y en cuanto al uso de la linterna o el fuego, el resultado es increíble. El juego de luces y sombras es fantástico. Personalmente, Shadow of the Tomb Raider tiene una de las mejores iluminaciones que he visto nunca en un videojuego.

Muchas veces, en otros juegos, cuando estamos en una sala oscura, aunque haya una fuente de luz que proporcione algo de claridad, cuesta mucho ver. En este juego, la oscuridad permite ver y siempre hay una luz lo suficiente potente para permitirte ver todo el escenario. Cada vez que entraba en una cueva y Lara encendía la linterna, disfrutaba como pocas veces de los distintos planos y el alcance de la luz.

Otro aspecto soberbio de los gráficos es la profundidad de los paisajes. No solo vemos rocas cercanas sino que también hay elementos más alejados perfectamente visibles. Vuelvo a comentar que hasta ahora solo había disfrutado tanto de unos paisajes en Uncharted: El Legado Perdido.

Por supuesto, como gran componente, el buceo también cuenta con unos gráficos adaptados al agua pero que siguen permitiendo una clara visión del entorno a la vez que impresionan. Incluso pequeños detalles como el movimiento del pelo de Lara han quedado genial.

¿Algo que ayuda mucho a este aspecto gráfico? Su compatibilidad con HDR y 4K. Claramente, utilizando cualquiera de las dos tecnologías la experiencia mejora mucho, pero sin ellas el juego también destaca. Yo lo he jugado con HDR y ya habéis visto mi opinión.

Ahora bien, también hay aspectos negativos. Y es que el paso de juego a escena sufre un pequeño corte que nos hace diferenciar un poco unos gráficos de otros. Y ya no quiero ni hablar de los tiempos de carga, especialmente al cargar la partida desde el menú o cuando morimos. Hace mucho que no veía unos tiempos de carga tan largos en un juego actual.

El Modo Foto, ese gran desentendido del juego

Si bien la cámara sola nos regala planos fantásticos para hacer capturas, menos mérito tiene el modo foto que se incluye. Viene con las ya típicas opciones de enfoque, marcos, filtros, etc., pero a mí me ha resultado muy limitado. Algunas veces me he pasado un rato hasta conseguir el ángulo que yo quería. Y en el resto de elementos viene la limitación.

Los filtros son muy pocos y, la verdad, poco llamativos. Añaden colores muy fuertes que yo he encontrado favorecedores en muy pocas ocasiones. También permite cambiar la expresión facial de Lara pero también aquí hay pocas opciones, y me habría gustado poder tener la opción de cambiar su postura. Y, la verdad, poco más hay que decir de este modo foto.

Hoy en día que este modo tan querido compite con el de otros juegos como God of War o Marvel’s Spider-Man esperaba más de su inclusión en Shadow of the Tomb Raider. Quizá esa opción que tanto gusta de poder hacer que el personaje se saque selfies. Ojo, que aunque sea limitado no quiere decir que no se pueda sacar provecho de él. A continuación os dejo con algunas de mis obras de arte:

Banda sonora y lenguajes, todo bien adaptado

En cuanto a sonido, empezaré hablado de la música. Obviamente, un juego tan inspirado por una cultura necesita tener una música que encaje con lo que representa. Estamos en Perú buscando ruinas maya, y queremos sentirnos como si estuviéramos entre esa gente. Por ello, se han utilizado instrumentos precolombinos y sudamericanos para crear la banda sonora del juego.

Ya sea explorando o en una situación clave, sentirás que estás allí mismo gracias al gran trabajo que han hecho Rob Bridgett (director de sonido y música) y Brian D’Oliveira (compositor).

Por otro lado y sin salir del tema, tenemos el doblaje. Como en anteriores entregas, tenemos la posibilidad de escuchar las voces de los personajes en español o en otro idioma como italiano, francés o portugués.

Pero eso no es todo, ya que hay una opción más de personalización: la llamada inmersión idiomática de voces, que consiste en que los personajes hablen en su idioma nativo o se traduzcan al idioma elegido (hay que tener en cuenta que ocurre en Sudamérica y la mayoría de personajes son de allí).

Los subtítulos también son importantes y también ofrecen muchas opciones. Para empezar, podemos ponerlos o no, pero al ponerlos podremos elegir si cada personaje tendrá un color para distinguir y si queremos subtítulos hasta para las conversaciones más lejanas.

Otra opción es activar los subtítulos para sordos y que se añada información adicional o interpretativa de efectos, música y demás. Para mí, un 10 en personalización en general del juego pero sobretodo en su adaptación para todos los gustos y situaciones personales.

Juego totalmente personalizable

Tanto el instinto de supervivencia como otros aspectos tales como el combate o la exploración estarán condicionados desde un principio por el nivel de dificultad que elijamos. Y lo curioso de este juego es que permite personalizar la dificultad por apartados: combate, exploración y puzles.

De estos tres aspectos podemos elegir para cada uno entre fácil, normal, difícil y muy difícil (llamado Obsesión Mortal), aunque este último pone en esa dificultad los tres aspectos sin opción a cambiar. Pero con las demás dificultades podremos elegir si queremos que el combate sea más o menos complicado, y lo mismo en lo demás. Esto permite una gran personalización a nuestra partida y lo que esperamos encontrar en ella.

Cada dificultad viene con sus características. Por ejemplo, en difícil no se muestra en la pared una mancha blanca que indica que debemos escalarla para continuar, el instinto de supervivencia nos marca los objetos para superar un puzle y nos encontraremos menos cajas de munición. Lo contrario ocurre con el modo fácil, que nos ofrece muchas pistas para continuar, y algo intermedio la dificultad media. Así, tú eliges tu desafío en cada aspecto.

Duración: todas las actividades suman

En términos de duración, tiene otro sobresaliente. Mi partida ha sido un poco extensa, completando un par de tumbas de desafío, haciendo un par de misiones secundarias y explorando para recoger coleccionables. Pero también me he dejado por el camino bastante contenido, y aun así la partida me ha durado algo más de 14 horas.

Ir directamente a lo principal podría reducir esta cifra en unas 4 horas como mucho, pero si por el contrario queremos conseguir todo podríamos irnos hasta las 20 horas tranquilamente.

Hay que tener en cuenta que al avanzar no siempre podremos entrar en tumbas que encontremos porque hará falta equipo más avanzado, por lo que habrá que volver más adelante. Y también está el tema de los coleccionables, que son nada menos que 336 en todo el mapa. Esto más misiones secundarias resulta en una entretenida temporada de exploración con Lara Croft.

Conclusión

Lara Croft nos lleva al fin de esta etapa de su vida y nos deja con una de las historias más emocionantes. Tenemos de todo: acción, exploración, buenos personajes, una muy buena aventura, momentos para recordar y ganas de volver una y otra vez a este mundo.

Nos trae varias novedades que hasta que no hemos visto en esta entrega no sabíamos que necesitábamos, y mejora todo lo demás que ya es una seña de identidad, como la escalada.

Su duración es extensa gracias a todo el contenido que incluye, como tumbas, coleccionables y misiones secundarias. Esta es la parte buena, pues el combate y la dificultad pasan un poco desapercibidos.

Por otro lado, el nivel gráfico es muy alto y nos deja magníficas escenas. Algo que podríamos aprovechar mucho con el modo foto pero que no es posible.

La personalización también está a la orden del día, con opciones variadas para la dificultad y los idiomas.

En definitiva, es un juego perfecto para terminar con esta trilogía empezada hace años y que nos hará vivir momentos maravillosos y querer más Lara Croft en el futuro. Desde luego yo, al menos hasta que haya un nuevo juego, pienso visitarla a menudo mediante este juego.

Dónde comprarlo

Oferta