¡Estos auriculares son una locura! Ya está, tenia que escribirlo. Si no lo hacia no me quedaba tranquilo y no podía comenzar a desgranar el producto que hoy tengo el placer de analizar para vosotros.

Ahora si que sí, poneros cómodos, relajaros, porque estos Razer Kraken Tournament Edition son un producto que merece la pena saborear.

¡Atentos que empezamos!

Destapando el tarro de las esencias

Y es que es cierto, no se me ocurre otra forma de definir estos Razer Kraken Tournament Edition si no es con la palabra locura. Olvidaros de otros auriculares gaming que dicen ser “el futuro” porque, una vez probéis estos, se os quitarán las ganas de usar otro.

Parece una frase hecha de un programa de Teletienda de las 4 de la madrugada pero, ni mucho menos. Pero antes, como siempre, vamos sacar esta preciosidad de su caja…

La caja es prácticamente igual que en la mayoría de los productos de Razer. Colores negros y verdes y, en la parte frontal, una fotografía del producto que nos vamos a encontrar dentro (SPOILER: Creo que son unos auriculares).

En la parte trasera nos encontramos varias explicaciones de las características mas destacadas de estos cascos Razer, el color que hemos escogido (en nuestro caso el verde) y un mini resumen en varios idiomas entre los cuales incluye el francés, italiano, Alemán, Portugués y Español, entre otros.

Una vez abrimos la caja nos encontramos con los auriculares en un color verde que le sienta muy bien, una cosita rectangular con tres botones (que mas tarde os contaré qué es) y un manual de instrucciones junto con un escrito de Min-Lian Tan, uno de los mandamases de Razer.

¡Que verde era mi Razer!

A ver, es una obviedad que el diseño de estos Razer Kraken Tournament Edition no es, ni mucho menos nuevo, ya que es calcado a los anteriores modelos pero, lo espectacular es como se siente cuando te los pones y el sonido que te ofrecen cuando estás jugando.

Bueno, y el color. Este color verde es mi debilidad, si bien es cierto que los Razer Kraken Tournament Edition están disponibles también en negro, creo que el verde clásico Razer luce espectacular en todos los productos.

Estamos ante unos auriculares grandes, aunque no tan grandes como los Thresher Tournament Edition que analizamos anteriormente en Sonyers.com, pero mas grandes que la media de auriculares Gaming que hay ahora mismo en el mercado pero, sorprendentemente y, a pesar de su tamaño, muy ligeros y cómodos.

Esto es debido a que están construidos casi en su totalidad de plástico lo que hace que tengan una gran ligereza al colocarnos estos cascos en la cabeza.

Las dos orejeras están elaboradas con unas almohadillas muy cómodas y grandes. Gracias a esas almohadillas fabricadas con gel refrigerante podremos dedicarnos a tener largas sesiones de juego y no pasar calor. Algo que es de agradecer y, por supuesto, un punto a favor para estos Razer Kraken Tournament Edition.

Si a todo esto le sumamos la comodidad que nos ofrece la diadema flexible y acolchada superior pues tenemos unos auriculares perfectos en lo que a ergonomía se refiere.

Caballeros, el futuro ha llegado

Todo esto del tamaño, el color y la comodidad estos cascos está muy pero ¿Qué tal va de lo importante? ¿Cómo se escuchan estos Razer Kraken Tournament Edition?

Pues vamos por partes. Para empezar, lo obvio. Estos auriculares no son inalámbricos, por lo que cuentan con un cable de 1,3 metros, de color verde y con un refuerzo en nylon, lo que evita, en cierta medida los incomodos enredos y le da una dureza extra al cable para evitar roturas en un futuro.

Como conexión tenemos un minijack de 3.5 y un potenciómetro para subir y bajar el volumen y, a su vez, silenciar el micrófono (sí, también tienen micrófono).

Pero sin duda, lo que hace a estos Razer Kraken Tournament Edition ser uno de los mejores cascos gaming que he probado es ese cacharro rectangular con 3 botones que os nombré anteriormente.

Eso, amigos, es el cacharro para activar el THX Spatial Audio, es decir, si conectamos nuestros auriculares a esta tarjeta de sonido externa podremos aumentar mucho mas la calidad de sonido y dotar al dispositivo de un sonido envolvente virtual muy bien logrado.

Esta mejora, aún siendo unos auriculares destinados al publico Gamer, no se limitan única y exclusivamente a los videojuegos, si no que la mejora de sonido envolvente engloba tanto a música como películas o series, siendo una delicia ponerte estos auriculares con esta función activada para disfrutar de cualquier tipo de producto audiovisual.

No todo puede ser bueno, evidentemente, y el caso de estos Razer Kraken Tournament Edition no iba a ser menos. La principal pega la encontramos en su micrófono retráctil ya que en rasgos generales no cumple con las expectativas si lo comparamos con la calidad del sonido que ofrece.

La voz se escucha nítida pero saturan demasiado las “eses” y las “pes” y en un cara a cara con el anterior producto analizado como eran los Thresher Tournament, en esta ocasión, el Kraken se queda demasiado atrás. No digo que sean malos ni que se escuchen mal pero, el punto en contra de estos auriculares se lo lleva el micrófono.

Obviamente hay que tener en cuenta la diferencia de precio. Este modelo oficialmente cuesta 10 euros menos que el anterior, su PVP en la web oficial son 99,99 euros frente a los 109,99 euros del Thresher Tournament Edition y la calidad del sonido alcanzado en este modelo Kraken nos parece superior. Sin duda el producto ofrece una magnífica relación calidad precio.

Conclusiones

Estamos ante los mejores auriculares, tanto para gaming como para cualquier producto audiovisual, del mercado y eso es, en parte, gracias al THX Spatial Audio, una tarjeta de sonido externa que transforma un 2.1 en un sonido envolvente que parece ubicarte directamente en la acción del videojuego.

Si a esta inmersión la sumamos la ergonomía asombrosa de estos auriculares y que estamos ante un producto con un precio inferior a los 100 euros, creo que puedo asegurar que estos Razer Kraken Tournament Edition son una compra obligada para todo entusiasta de los videojuegos y del mundo audiovisual en general.

Dónde comprarlos