Cuando hablamos de títulos deportivos está claro que tenemos dos reyes: por un lado FIFA que triunfa años tras año y, por otro lado, NBA 2K. Este último está considerado como el mejor simulador deportivo que existe en el mercado de los videojuegos y, si no lo es, poco le falta. NBA 2K19 recoge el testigo del buen hacer de la gente de 2K en estos últimos años y, nuevamente, lo lleva a otro nivel, con un buen puñado de modos de juego y todo tipo de cosas por hacer.

NBA Live intenta cada año ponerle las cosas difíciles al juego de 2K, pero es muy complicado ganarle terreno a un juego con unas bases tan bien construidas, que es muy divertido y a nivel de simulación es espectacular. Además, este año, en 2K están de celebración ya que este NBA 2K19 es la vigésima entrega de la saga y qué mejor momento para darnos un juego profundo y lleno de contenido.

Físicas, gráficos y mucho realismo

Lo primero que vemos al entrar en un partido es, sin duda, el gran apartado gráfico que caracteriza al juego. En este sentido no se le puede poner ninguna pega, puesto que las canchas están especialmente bien representadas, contamos con caras de todos los jugadores (y también todos los tatuajes) e, incluso, apreciamos el sudor en la frente de los jugadores pasado un rato en el partido. Gracias a este apartado, el público también queda representado fidedignamente con pancartas, caras de jugadores y animando todo el rato. El ambiente, sencillamente, es una atmósfera única compuesta por el gran apartado gráfico y la gran simulación de las canchas.

Pero en un juego deportivo no todo son los gráficos, sino que lo importante es que el deporte quede bien simulado. En esta ocasión estamos ante un juego que en este sentido lo hace todo bien, las físicas de los jugadores y las del balón se corresponden de manera significativa con la de los jugadores reales. Cualquier movimiento que realiza un jugador (ya sea Curry, LeBron o Antetokounmpo) lo hace tal cual se mueve en la realidad, creando aún más parecido con la realidad. Entradas a canasta, mates, bloqueos, ganchos, bombas, … cualquier cosa que pueda pasar en una cancha de baloncesto, puede suceder en NBA 2K19.

NBA 2K19 es un juego muy disfrutable si somos novatos, ya que los movimientos más básicos los podemos realizar de una manera o de otra y las jugadas más destacadas también están a nuestro alcance. Sin embargo, es un juego que a nivel de juego requiere muchas horas y maestría si queremos llegar a ser expertos en este juego porque hay que manejar todos los controles, todas las tácticas y los cambios en el momento justo. La curva de dificultad aumenta paulatinamente si vamos jugando un día sí y otro también.

Una historia sobre volver a casa

Como decíamos al comienzo es un juego con un gran abanico de modos de juego con los que disfrutar. El más destacado es el modo Mi Carrera, en el que tendremos que crear a nuestro propio jugador y vivir una historia guionizada que acabará con nosotros como rookie en la NBA. En esta ocasión controlaremos al personaje que llaman AI, es un jugador joven que no fue elegido en su día en el Draft y se ve obligado a jugar en una liga extranjera, la china. Jugamos en Shanghai pero nuestro personaje está obsesionado con volver a la NBA. Tras unos cuantos partidos, la liga china, y en concreto nuestro equipo, es el elegido para jugar contra los All-Star de la NBA en su gira.

Ya sea que ganemos o perdamos ese partido, habrá una jugada destacada que nos pondrá en el punto de mira de los ojeadores. En principio viajamos a Los Ángeles, pero no a los Lakers y tampoco a los Clippers, sino que vamos a la D-League. Tampoco duramos mucho allí, puesto que nos traspasan a los Mad Ants de Fort Wayne, donde tendremos grandes compañeros y un buen rival. Este rival nos la jugará y seremos expulsados del equipo, pero un viejo conocido de la NBA nos ofrece la posibilidad de jugar un partido por la falta de efectivos en su equipo y que nos pondrá de una vez por todas en la mira de la NBA.

Es una gran historia con buenos giros argumentales y mucho baloncesto. Pero acabar como rookie de la NBA no es todo en este modo, sino que una vez lleguemos aquí también tenemos a nuestra disposición El Parque, ese espacio donde podemos jugar pachangas o partidos con otros jugadores que también han creado sus jugadores. Además, de vez en cuando hay eventos que dan más monedas o experiencia a nuestro jugador. En el parque también hay tiendas de todo tipo (de ropa, tatuajes, peluquería, etc.) y lugares de entrenamiento. La mejora de nuestro jugador se basará en las monedas que consigamos según nuestras acciones en los partidos y pachangas, pero también tenemos que jugar mucho para superar nuestros límites y poder seguir mejorando.

Modos de juego para todos los gustos

Si somos jugadores de FIFA, conoceremos de sobra el modo Ultimate Team. NBA 2K también tiene su modo de cartas que invita a crear el mejor equipo de todas las épocas abriendo sobre tras sobre. Este modo se llama Mi Equipo. Prácticamente todos los juegos deportivos cuentan con esta modalidad, pero desde 2K invitan a jugar con un torneo internacional con un premio de 250.000 dólares para el ganador. En este modo tendremos cartas de jugadores (también de jugadores clásicos como Magic Johnson, Larry Bird o Michael Jordan), canchas, equipaciones, escudos, etc. todo ello nos permitirán hacer del nuestro el mejor equipo. Aparte de jugar contras otros jugadores online, también hay algunos desafíos que nos dan dinero o sobres directamente y que redondean el modo.

También hay un modo llamado Mi GM (General Manager), en el que seremos el dueño de una franquicia de la NBA y tendremos que hacer todo tipo de gestiones y, por supuesto, jugar. En esta edición de la saga contamos con una modalidad dentro de este modo de juego con una pequeña historia, como lo de Mi Jugador, pero algo menos interesante que simplemente nos pone en situación. Algo que sí que ha cambiado es el Draft en este modo de juego, lo vuelve mucho más realista y ayuda mucho a fichar jóvenes estrellas.

Por último, pero no menos importante, hay modos menores pero muy buenos. Por un lado tenemos el modo BlackTop, que nos permitirá disfrutar del baloncesto callejero de una gran manera, pudiendo configurar muchas opciones como el número de jugadores o el tamaño de la cancha. Por el otro lado, están los típicos modos de partidos online, partido rápido y las diferentes ligas o concursos que queramos jugar, destacando el modo que se juega con el estado de forma de los jugadores reales de la NBA.

Muchos equipos y una gran banda sonora

En esta ocasión contamos con una gran cantidad de equipos con los que jugar en este NBA 2K19. Tenemos los 30 equipos de la NBA, como es lógico, pero también contamos con los All-Star, equipos clásicos de una temporada concreta o equipos que juntan a los mejores jugadores de la historia de la una franquicia de la NBA. Por ponerle un pero, este año no contamos con equipos FIBA y, por lo tanto, no están nuestro Real Madrid, Barça Lassa o el Valencia Basket.

A nivel sonoro también es una delicia. A lo ya dicho sobre los aficionados en las canchas, le sumamos un gran apartado sonoro en lo que a la retrasnmisión en inglés se refiere, puesto que, aparte de los comentaristas, hay un entrevistador a pie de campo que habla con los jugadores y con los entrenadores y que cuenta de verdad con voces de los protagonistas. También hay unos comentarios en español que podemos descargar de la Store, que si no son tan buenos ni tan completos, sí que pueden presumir de contar con las voces de Jorge Quiroga, Sixto Miguel Serrano y Antoni Daimiel. La banda sonora es una recopilación musical creada por el rapero Travis Scott y que aúna tanto temas suyos como de otros artistas y que van muy bien con la temática del juego y amenizan los menús del juego.

Conclusiones

NBA 2K19 puede presumir un año más de ser el simulador de baloncesto más perfecto que te puedes encontrar.

Tanto si somos novatos en la saga como si eres un veterano, es un juego para echar muchas horas, pasarlo bien y siempre mejorar, porque hay mucho por aprender a hacer en este juego.

Es sin duda un juego donde el ritmo está muy logrado, se pueden tocar muchas opciones, el apartado gráfico acompaña, las físicas también acompañan y hay tantos modos que probar que se nos hace un mundo y solo dan ganas de jugar más y más al baloncesto.

Dónde comprarlo

Oferta