Ya han pasado más de dos meses desde que Insonmiac Games nos maravillase a todos con Marvel’s Spider-Man, un título que ni los más optimistas fans del hombre araña esperarían, y que ya catalogamos en nuestro análisis como uno de los mejores videojuegos de superhéroes de la historia.

Si os hicisteis con él en su día, seguro que ya habréis completado su campaña – y os habrá llevado unas 16-20 horas), y también habréis exprimido todo lo que ofrece Nueva York, la búsqueda de mochilas, todos los retos, coleccionables, trajes, mejoras, gadgets… el título es tan bueno, tan disfrutable, que sin dudas deja con ganas de más.

Marvel’s Spider-Man: La Ciudad que nunca duerme

Y para ello el equipo californiano ha preparado tres contenidos descargables que amplían la aventura de nuestro amigo y vecino, tres DLCs lanzados en los tres meses sucesivos: octubre, noviembre y diciembre, encuadrados en un mismo título: La ciudad que nunca duerme, que viene a hacer las veces de Pase de Temporada e incluye los tres capítulos descargables: El Atraco, Guerras de Territorio y Silver Lining.

La ciudad que nunca duerme la tenéis, hasta el 27 de noviembre, en oferta por el Black Friday a 14,99 euros en la Store, y viendo la cantidad de horas y la diversión que ofrece, se convierte en una oferta que yo, si fuera vosotros, atraparía en mis redes.

A falta de catar Silver Lining, hemos tenido ocasión de probar a fondo los dos primeros contenidos, El Atraco y Guerras de Territorio. El primero fue lanzado el 23 de octubre (a 7,99 euros) mientras que el segundo se lanzó el pasado 20 de noviembre también por 7,99 euros.

Aquí os contamos qué nos ha parecido y si merece la pena pasar por caja.

Marvel’s Spider-Man: El Atraco

En este contenido nos encontramos, por fin, con Felicia Hardy, alias Black Cat, que seguro ya conoceréis por ser uno de los personajes que nos ofrece distintos retos (o más bien coleccionables, porque de reto más bien tiene poco) en la campaña original del juego.

La gata negra, otrora novia de Spider-Man, abandona su juego de pistas y pasamos a descubrir lo que trama. ¿Adivináis? Pues podría parecer un atraco a una obra de arte, pero detrás de ello hay mucho más.

En esta pequeña aventura podremos disfrutar de una mini campaña de unas 2 horas y media de duración, una cantidad que se amplía si queremos exprimir al 100% su contenido.

Además de una historia muy bien construida de la que apenas os quiero contar nada para no arruinaros, simplemente decir que Felicia juega con el pobre Peter – que es un inocentón ya lo sabíamos – y que habrá momentos donde tendremos que perseguirla y otros colaborar con ella para lidiar con las facciones y la poderosa Maggia.

Por desgracia esos momentos cooperativos son muy escasos – demasiado – pero se agradecen. También se agradece que haya variedad en esta historia concentrada, con fases de sigilo (también una controlando a MJ), combate con y sin infiltración y por supuesto esos diálogos salpicados del humor tan delicioso que pudimos ver en la campaña principal y ese tratamiento de Black Cat, donde nunca sabes muy bien si es buena o mala, además de ver cómo su aparición afecta a la relación entre Peter y Mary Jane.

Además contamos con nuevas habilidades y tres nuevos trajes, el araña escarlata II y el Spider-UK de Un nuevo universo, además de uno de ellos, el traje de resiliencia, diseñado por el célebre dibujante de Marvel Gabriele Dell’Otto expresamente para el juego.

También con divertidos retos con la loca de Screwball, coleccionables… le podemos poner un “pero” y es que Insonmiac no ha querido innovar apenas en las mecánicas jugables, y esto podría ser normal (al final no dejan de ser DLCs, lanzados con poco margen de tiempo y rara vez los estudios tocan lo que funciona)

En definitiva, El Atraco ofrece más de lo mismo, y esto no es necesariamente malo. Una historia bien construida que ahonda en Black Cat y el triángulo amoroso entre ella, Peter y MJ, así como una excusa para volver a balancearnos por Manhattan y pasarlo tan bien como antaño.

NOTA FINAL: 7.5

Marvel’s Spider-Man: Guerras de Territorio

El hecho de que los tres capítulos descargables de Marvel’s Spider-Man formen parte de un mismo paquete: La ciudad que nunca duerme, no es algo casual, y la decisión de hacer que sus historias estén unidas hará que muchos jugadores se animen a comprar los tres DLCs para conocer la historia completa.

Estas Guerras de Territorio es una continuación de lo que vimos en El Atraco, y lógicamente tampoco ahora vamos a dar demasiados detalles de cómo termina el anterior por si aún no lo habéis probado.

Simplemente deciros que Hammerhead, que estuvo en boca de Parker y Black Cat en muchas ocasiones durante el primer DLC, ahora hace su aparición y da muestras de su agresiva dureza.

Por si no lo conocéis, Hammerhead es el jefe del crimen organizado y un fanático de los años de gloria de la mafia. Su primera aparición en el universo del hombre araña data de 1970 en la serie Amazing Spider-Man. Su cráneo contiene unas placas metálicas que una operación ha convertido en arma mortal.

Este villano ha visto en el arsenal abandonado de Sable Internacional una oportunidad para deshacerse del resto de líderes de La Maggia y así hacerse con el control de la ciudad. Por supuesto ni Spider-Man ni Yuri Watanabe y sus hombres van a ponérselo fácil.

De nuevo nos encontramos un DLC con una duración similar al anterior, y también muy parecido en contenido y estructura. Lo mejor que podemos decir de él es que presenta una historia más oscura y que, al contrario que en el atraco, hay un villano claro al que enfrentarnos.

Quizás el mayor problema en este caso es que la historia justo termina cuando empieza a ponerse interesante, y nos deja con ganas de más, si vamos muy a saco podemos terminar la campaña en menos de 2 horas, aunque se agradece que aquí hayan añadido un punto más de dificultad.

Tenemos por delante nuevos retos, trofeos, bases que conquistar, nuevas raciones de desafíos de Screwball, misiones de la campaña y logros, así como tres nuevos trajes, como el nuevo Iron Spider, el Spider Clan de los cómics del Manga-verse, y la Spider-Armor MK1, y de nuevo tendremos uno desbloqueado desde el principio y los otros dos desbloqueables tras completar los retos.

NOTA FINAL: 8

Conclusión

A falta de disfrutar de Silver Lining en diciembre, Insomniac nos ha ofrecido dos contenidos descargables que cumplen con lo que se podría esperar de ellos, sin salirse apenas del guion que ofrecía el juego principal, pero aportando valor a la campaña con nuevas historias y un arco argumental cohesionado y enriquecedor.

A nivel técnico el diseño de los nuevos trajes y las animaciones de las nuevas habilidades siguen mostrando el mismo nivel brillante del original, igual que las cinemáticas, los diálogos y su magnífico doblaje al castellano.

Habrá quien piense que estos contenidos tienen una duración escasa y muy poco rejugable (cierto en lo segundo, pero 19,99, o 14,99 en rebajas, por unas 6-8 horas de juego no es para criticar, ¿no creéis?), y también habrá quien crea que en Insomniac podrían haberse estrujado algo más el cerebro en idear nuevos puzles o formas de encarar misiones.

Si tenéis claro que vais a jugar a más de lo mismo con historias nuevas y penséis que vais a disfrutar haciéndolo, tanto El Atraco como La ciudad que nunca duerme son dos grandes contenidos que no os defraudarán.

A mí personalmente me ha encantado volver a desempolvar las mallas rojas para recordar lo que se siente balanceándome por los rascacielos de Manhattan, encadenar combos y esquivar misiles con piruetas imposibles y seguir disfrutando de uno de los superhéroes más queridos del universo Marvel.

Dónde comprarlo

Oferta