Un año más, Ravenscourt y Voxler nos traen una nueva entrega del juego de karaoke más exitoso de los últimos tiempos. Tomando como base la entrega anterior, Let’s Sing 11 ofrece modos de juego para compartir con hasta 4 amigos, pero también para desarrollar tu carrera como vocalista en solitario.

Además, cuenta con la novedad de un nuevo modo online asíncrono, con el que retar a cantantes de todo el mundo.

Coge el micrófono incluido con el juego, cualquiera de los micrófonos compatibles o incluso tu móvil con la app de Let’s Sing que te permite usarlo como micrófono, y prepárate para dar tu propio concierto en casa.

Detalles generales como juego de karaoke

Aunque la jugabilidad de Let’s Sing es de sobra conocida, no está de más recordar cómo funciona, sobre todo para aquellos que llevan unos años sin probar un juego de la saga o para aquellos que se estrenan este año.

En pantalla, una única línea que representa las notas de la canción nos guía para dar el tono correcto. Esta línea se desplaza de derecha a izquierda y cuando llega al punto de nuestro color que se encuentra a la izquierda, nos toca cantar.

El hecho de tener una línea dinámica siempre en movimiento facilita mucho la acción de cantar, que en otros juegos y entregas anteriores de Let’s Sing la canción se dividía en líneas estáticas que, en canciones muy rápidas, no permitían ver lo que estaba por venir.

Cuantas más notas correctas demos, más puntos ganaremos. Y cuantas más notas pefectas seguidas hagamos, más aumentará nuestro multiplicador de puntos (de x1 a x5), lo que nos permitirá alcanzar la máxima puntuación de la canción (500.000 puntos). Lo habitual será estar entre 100 y 300 mil puntos, y será clave mantener el multiplicador, acertar las notas doradas y aguantar las sostenidas para conseguir las puntuaciones más altas.

Tras terminar cada canción, el juego nos otorgará puntos de experiencia que nos permitirá subir de nivel, y con ello desbloquear nuevos avatares para identificar a nuestro jugador, tanto en los modos offline como en el modo online, así como mixtapes personalizables, un interesante añadido de cierto modo de juego del que hablamos a continuación.

Modos de juego

Esta entrega mantiene los modos de juego del año pasado y añade un modo online. En total, 4 modos de juego para disfrutar tanto en solitario como con amigos.

Classic: El modo batalla habitual, en el que entre 1 y 4 jugadores compiten cantando para obtener la máxima puntuación. Este modo permite incluir jugadores CPU, que se adaptan al nivel del jugador, para competir en solitario.

Feat: El modo dueto, en el que se puede participar con un amigo o con la CPU. Cada uno tiene partes diferenciadas de la canción (e incluso conjuntas) y la puntuación sube o baja en función de lo bien que os compenetréis. ¡Cuidado de no cantar cuando no te toca!

Mixtape: En este modo se cantan popurrís de 5 canciones, con 2 minutos de duración, intentando conseguir casettes en cada corte en función de lo bien que se cante. Se pueden jugar popurrís predefinidos (por temática, año de lanzamiento, género musical) o crear tus propios popurrís. Subir de nivel en el progreso de juego permite desbloquear nuevos espacios para crear mixtapes.

LS World Contest: Nuevo modo online asíncrono, donde el juego te empareja con jugadores en función de tu nivel y tú eliges uno de entre 5 rivales para cantar una canción, o bien desafíar a un amigo.

El juego recupera la puntuación del rival (que ha cantado la misma canción previamente) y compara con tu puntuación. Si consigues más puntos, ganas el reto y subes en la clasificación general. Además, el juego otorga emblemas por conseguir objetivos, que pueden verse en el perfil del jugador.

Jukebox: Cada vez que se canta una canción, se desbloquea en este modo para poder ver los vídeos en este modo pasivo, ideal para ambientar fiestas.

Se echa en falta algún modo más, perdido de entregas anteriores, como el modo Eliminación o el Experto (sin ayuda de letra ni línea de tonalidad).

Apartado técnico

En el apartado técnico, destaca la calidad de los vídeos musicales, incluso de aquellos anteriores a la época HD, que se ven bastante bien (no todos ellos).

También es un gran acierto que la letra de la canción aparezca en la parte inferior de la pantalla, sin cortar por sílabas para una lectura más fácil, y que sea en el interior de la línea de tonalidad donde sí se muestre cada sílaba en cada nota. Sin embargo, con dos jugadores el tamaño de letra disminuye, llegando a ser casi ilegible, y con más de dos directamente desaparece, pues las líneas de tonalidad son demasiado pequeñas.

El juego permite jugar con los micrófonos de Let’s Sing, pero también con otros micrófonos compatibles (incluidos los de PS3) y con la app de móvil Let’s Sing Mic (muy fácil de conectar con el juego).

No hemos apreciado apenas diferencias entre las opciones, pero sí que existe un poco de desincronización entre la canción y la línea de la tonalidad, haciendo que el principio de cada nota se pierda si entras a tiempo en cada frase. Esta desincronización de milisegundos no la notará la gran mayoría de público, pero si eres un jugador con nociones musicales o experto en este tipo de juegos, te resultará algo molesto perder puntos por ello.

Let’s Sing 11_20181025182552

Por último, otros dos detalles técnicos que no nos han gustado demasiado. Por un lado, un tiempo de carga algo elevado al terminar cada canción y volver a menú. Por otro, el juego no permite eliminar o bajar el volumen de la voz de los vídeos musicales.

Sí permite, por el contrario, subir el volumen del micrófono, pero al escucharse con un poco de retardo a través de los altavoces del televisor, resulta molesto y aconsejable eliminarlo.

Variedad de canciones y tienda

En cuanto a la selección de temas de esta entrega, se aprecia un listado cuidado en el que se ha buscado el equilibrio en géneros musicales y épocas, así como entre canciones en castellano y en inglés en la versión española del juego.

Desde El patio de Pablo López hasta El anillo de Jennifer López o Échame la culpa de Luis Fonsi con Demi Lovato, entre las canciones en castellano. Desde Finesse de Bruno Mars con Cardi B hasta Dua Lipa con New rules, pasando por Don’t speak de No Doubt en el plano internacional.

En general, más variedad de estilos y épocas en las canciones en inglés que en castellano, pero la opción de ampliar la biblioteca de canciones con la tienda in-game, que ofrece todos los packs de canciones que ya tuvieron entregas anteriores y los nuevos que se vayan incorporando.

Este es el listado completo de canciones:

  1. Nicky Jam & J Balvin – X
  2. Pablo López – El Patio
  3. Luis Fonsi & Demi Lovato – Échame La Culpa
  4. Sebastián Yatra – Traicionera
  5. Manuel Carrasco-  Otoño, Octubre
  6. Jennifer Lopez – El Anillo
  7. Antonio José – Me Haces Falta
  8. Demarco Flamenco ft. Maki – La isla del amor
  9. Pablo Alborán – No vaya a ser
  10. Morat – Amor Con Hielo
  11. Bombai – Solo Si Es Contigo
  12. CNCO & Yandel – Hey DJ
  13. Carlos Rivera – Recuérdame
  14. María Parrado – Qué hay más allá
  15. Xuso Jones – Somos
  16. Bruno Mars ft. Cardi B – Finesse (remix)
  17. Zedd ft. Maren Morris & Grey – The Middle
  18. Clean Bandit ft. Zara Larsson – Symphony
  19. Jonas Blue ft. William Singe – Mama
  20. Portugal. The Man – Feel It Still
  21. Shawn Mendes – There’s Nothing Holdin’ Me Back
  22. Dua Lipa – New Rules
  23. Rita Ora – Anywhere
  24. Tom Walker – Leave a Light On
  25. Bruno Mars – 24K Magic
  26. DNCE – Cake By The Ocean
  27. Lady Gaga – Perfect Illusion
  28. Felix Jaehn ft. Jasmine Thompson – Ain’t Nobody (Loves Me Better)
  29. No Doubt – Don’t Speak
  30. Sheryl Crow – All I Wanna Do
  31. Everything But The Girl – Missing (Todd Terry Club Mix)
  32. 4 Non Blondes – What’s Up?
  33. Queen – I Want It All
  34. Bon Jovi – Livin’ On A Prayer
  35. ABBA – Mamma Mia

Conclusión

Let’s Sing viene siendo la saga de referencia de los juegos de karaoke en los últimos años, y en esta entrega sigue ofreciendo el equilibrio que le permite estar en dicha posición privilegiada.

Suficientes y variados modos de juego, potenciando la experiencia en solitario y añadiendo un modo online, muchas opciones de control gracias a la compatibilidad de micrófonos y a la app móvil, y un repertorio de canciones realmente variado para contentar a casi todo el público (que además puede ampliarse con la tienda). 

Sigue siendo necesario refinar el apartado técnico, tan importante en este tipo de juegos, para evitar esas pequeñas desincronizaciones entre canción e input del micrófono, así como dar la opción de eliminar la voz del artista original, algo que se podía hacer en anteriores entregas (aunque fuera en un modo de juego concreto) y que aquí se ha perdido.

Dónde comprarlo