El pasado año nos dejó joyas enormes, joyas tan grandes que no nos dio tiempo a analizarlas a todas, pero que por suerte, os podemos seguir trayendo este año, como es el caso de Hollow Knight edición Corazón Vacío, la llegada a consolas de sobremesa de uno de los indies más aclamados de 2018.

En Hollow Knight, interpretaremos a un guerrero solitario, que vaga por una ciudad abandonada en busca de respuestas, y quién sabe, quizás las encuentres. Si quieres saber porque debes jugar a la versión más completa de este título tienes que seguir leyendo nuestro análisis.

El mundo de Hollow Knight

En Hollow Knight llegaremos a Hollownest , empezando por la ciudad de Boca Sucia, lugar que ha perdido a todos sus habitantes insectos porque se han sentido atraídos a las profundidades de la misma por una extraña niebla.

Nuestro papel será adentrarnos en esas profundidades y rescatarlos para que resurjan los cimientos de una ciudad que, aunque se da por perdida, contiene un gran lore que nosotros, si estamos atentos, podremos descubrir.

La ambientación del juego es sumamente espectacular, es la primera vez que mezclamos un mundo de insectos con una narración tan oscura y sombría al estilo Dark Souls.

¿El resultado? un apartado visual tremendo, donde los gráficos 2D son lo de menos, ya que son tremendamente bonitos y detallistas, donde cada zona nueva es totalmente distinta a la anterior pero a su vez tiene sentido que estén también conectadas.

Hablar con otros personajes, leer diarios e inscripciones o echar un vistazo a un detallado bestiario nos permitirá conocer más de su mundo e historia.

Cómo se juega

Imaginad que cogemos dos géneros que están triunfando a día de hoy, por un lado tenemos los llamados “metroidvania“. Juegos con temática en 2D que mezclan saltos difíciles con dosis de acción en la que habrá caminos por los que no podamos avanzar hasta que consigamos un determinado objeto o habilidad.

En este sentido, Hollow Knight ha conseguido un trabajo insuperable, pues logra que el jugador se esfuerce en explorar cada rincón del mapa. Ya que son pocas las pistas de las que disponemos, saber a donde debemos ir puede ser una odisea, en la que muchas veces las conversaciones con los NPC son la única pista para saber cómo avanzar.

A veces bastará con llegar a una determinada zona o realizar una serie de saltos para lograr estas habilidades, que nos permitirán llegar a zonas en las que antes no podríamos ni acercarnos. Aunque ya os avisamos de que estos saltos no son fáciles y muchas veces nos sacará de quicio frente al riesgo de morir.

Combates a la altura de tu estoque

En otras ocasiones, sin embargo, hará falta que derrotemos a un jefe, en complicadísimos combates, premisa de la que parte la segunda parte jugable de este título, el sistema de combate nos recordará muchísimo a un Souls.

Así es, el sistema de combate del juego recuerda más a la saga de From Software, bastante famosa e inspiradora en la industria actualmente.

Al derrotar enemigos conseguiremos Alma, que nos servirá para comprar objetos, desbloquear atajos, e incluso mejorar nuestro estoque. Aunque lo hará de una manera mucho menos profunda, no subiremos de nivel.

Pero eso si, si morimos, tendremos que ser rápidos, llegar al punto en el que nos dieron caza y enfrentarnos a nuestra sombra; si la derrotamos recuperaremos las almas perdidas, pero si fracasamos…

En este sentido es donde el juego alcanza toda su gloria, no le hace falta ser un Souls para ser un gran juego, porque su vertiente principal es la exploración de escenarios con plataformas, pero el toque rolero y oscuro de Dark Souls le sienta que ni pintado, logrando una ambientación única.

Respecto a su dificultad también ha bebido muchísimo de ambos géneros, pues no hay combate fácil (sin una justa recompensa, eso sí) ni salto poco peliagudo en este juego, entusiasmará a los amantes de ambos géneros, pero también nos hará pasarlo mal, y eso nos encanta.

La parte negativa de no poder mejorar a nuestro personaje, es el hecho de no sentir una progresión adecuada del mismo. Matar a un jefe o a varios enemigos no nos asegura mejorar los atributos de nuestro insecto, para ello tendremos que explorar las mazmorras de cabo a rabo sin dejar ni un hueco.

Quizás eso, junto a la falta de más mecánicas de combate, es lo que nos ha dejado un regusto algo soso. Solo disponemos de un arma y un combo, que aunque dan para mucho, nos hubiera gustado tener más repertorio.

Eso sí, el juego es divertidísimo de principio a fin, no habrá combate que queramos saltar aunque podamos, y recordad que acumular muchas almas nos permitirán adquerir objetos en la tienda para mejorar a nuestro personaje o poder llegar a nuevas zonas.

Un apartado técnico inmejorable

Antes ya os hablábamos de que visualmente el juego luce bellísimo y oscuro, mezclando dos géneros únicos y logrando una ambientación nunca vista.

Que más decir tiene que la banda sonora cumple igual de bien que el apartado visual. Cada zona nueva cuenta con temas totalmente adaptados al sitio y los combates contra jefes son mucho más emocionantes por sus grandes melodías.

A parte, los efectos sonoros están igual de logrados, causando una sensación de inmersión tremenda al jugar, acompañado de un doblaje en inglés a la altura, nada que podamos achacar.

Por otra parte, el control del personaje responde totalmente bien al mando, con unos bonitos 60 fotogramas por segundo, el juego no podría verse mejor.

La edición que te dejará el corazón vacío

Si tuviéramos que decir cuánto dura el juego sería difícil de calcular, pues siempre es algo que depende de la habilidad del jugador para batir a los enemigos o superar determinadas zonas.

Ahora bien, el juego no se basa únicamente en ir de un lugar a otro para matar a un jefe, conseguir su habilidad e ir a otra zona. Cada mapa oculta muchísimos talismanes que nos permiten mejorar a nuestro guerreros, así como mejoras de salud o alma.

En sí el juego lo puedes completar en unas santas 20 o 25 horas, pero si quieres conseguir el 100% prepárate para echarle más de 35 en explorar cada rincón y conseguirlo todo, ya os avisamos que hay contenido de sobra.

¿Y si en vez de un 100% fuera un 112%? Pues es totalmente posible, pues la edición del juego que llega a la sobremesa de Sony trae consigo todos los parches y DLC que llegaron después del lanzamiento original del juego.

Tres expansiones gratuitas que añadían jefes y zonas nuevas más una gran expansión de pago que añadía bastante contenido nuevo al título.

Conclusiones

Estamos antes una edición de un juego increiblemente completa que añade horas y horas de diversión pese a su bajo coste.

Hollow Knight es una apuesta asegura para los amantes de los metroidvania y la saga Dark souls, que nada tiene que envidiarle a otros juegos de estos géneros pues crea el suyo propio y lo hace de forma espectacular.

Si en PC y Switch el juego a cosechado unas ventas totalmente merecidísimas, os podemos asegurar que la edición que nos llega a PS4 es tan completa que también las merece, el juego ya se considera un clásico y obra de culto.

Recordad que podéis haceros con el en formato digital a través de la tienda digital de PS visitando este enlace.