Hacía ya muchos años que no nos llegaba a occidente una entrega completamente nueva de la famosa franquicia de cacerías de Bandai Namco. God Eater 3 regresa para coger el testigo a otros juegos similares como Monster Hunter World, resultando un gran juego repleto de momentos épicos.

Aunque por desgracia tiene algunos puntos mejorables, pero qué os voy a contar yo que no digamos en el análisis que os dejamos a continuación, donde nos preparamos bien armados para la última invasión de los aragamis.

Los aragamis nos visitan de nuevo

Empecemos por comentar la trama del juego, al igual que los otros dos títulos de esta saga, la trama está muy marcada desde el principio, y aunque nosotros usamos un avatar que creamos antes de empezar a jugar, nos mete mucho de lleno en el papel y los sucesos del juego.

Las defensas de la humanidad cayeron una vez más cuando los aragamis aprendieron una nueva forma, los cenicentos. Formas eucariotas de las aragamis que arrasan con todo a su paso como si de una tormenta de ceniza se tratase.

Nuevos aragamis se darán cita en una ardua batalla

La poca humanidad que quedaba se ha visto dispersa, y muchos se mueven en grupos de caravanas para evitar dar con estas peligrosas tormentas, a las que nadie puede sobrevivir.

Nosotros encarnaremos a un esclavo de uno de los últimos bastiones de la humanidad, donde nos obligan muy fríamente a derrotar a estos seres hasta que un día, una de estas tormentas suponen un golpe de suerte para nuestro grupo de esclavos. Pero la libertad no es un camino fácil, y menos con los tiempos que corren.

La trama en esta ocasión se ha vuelto mucho más marcada que en los anteriores juegos, volviéndose más oscura pero también más épica en muchos momentos.

Aunque echamos de menos ver a los antiguos protagonistas de la saga, estamos encantados con el cambio, sin duda la historia vuelve a ser uno de los puntos fuertes de este juego. Si sois fans de los grandes animes, nos os dejará indiferentes.

Tendremos un editor decente para crear a nuestro personaje, aunque nuevos llegarán con la próxima actualización

Estrenamos equipo, habilidades, tipo de misiones y por supuesto, muchos aragamis

El juego es bastante continuista respecto a los anteriores títulos, pero esto no es necesariamente malo. Volver a conseguir las mismas armas y equipo puede dar algo de palo si jugamos recientemente a God Eater 2: God Buster, pero tenemos añadidos suficientes para decir que se trata de un juego totalmente nuevo.

Por una parte, tenemos dos nuevos tipos de armas, los filos mordedores -que se pueden convertir en una poderosa alabarda en combate- y las lunas pesadas, que harán destrozos de nuestros enemigos.

Nosotros hemos tenido que jugar con un ritmo ligero para terminar el análisis, así que nos hemos decantado por las espadas dobles -filos mordedores-, y no podíamos estar más contentos, el hecho de poder cambiarlas de forma nos permite luchar con varios estilos de combate a la vez. Uno más preciso pero menos dañino y otro más letal.

Algunos aragamis requerirán que cambiemos de tipo de armas para poder derrotarlos

Esto, sumado a la ya existente variedad de armas, hace el que catálogo del juego sea enorme, sin nada que envidiarle a otros juegos con el mismo género. Además nos permite más tener un estilo único, cosa que en el multijugador se agradece, pero en la variedad está el gusto, y conseguirlas todas nos va a llevar un buen número de horas, y nos encanta.

Y hablando del multijugador, aunque el modo historia no ha cambiado en absoluto respecto a los otros títulos, si que tenemos nuevo tipo de misiones. Hablamos de las misiones de asalto, que nos permitirán encarar a grandes aragamis en grupos de hasta 8 jugadores, una delicia para los amantes de las misiones cooperativas.

También regresan muchos de los aragamis ya vistos en la anterior entrega, aunque esta vez no hay tantas misiones de derrotar siempre al mismo, esta vez la variedad de enemigos es tan grande, que cada misión se centra en un tipo o dos de aragamis, sin llegar a repetirse demasiado.

Y por último no podemos ovidarnos de que tenemos nuevas formas de personalizar nuestro estilo de batalla: nuevos estilos, habilidades coordinadas y habilidades que se tienen que activar al realizar una determinada acción. En conjunto todo esto es personalizable, y le da al juego un toque más estratégico de lo habitual, pese a que la saga está mucho más enfocada a la acción que otros títulos con los que comparte género.

Podremos sincronizarnos con nuestros aliados pasado un tiempo

Multijugador o en solitario, lo importante es que vuelvas

Llegamos a nuestra parte favorita, hablar del estilo de juego de cada jugador. En God Eater puedes decidir ir solo a las misiones, pero también te pueden acompañar hasta tres NPCs. La inteligencia artificial del juego ha sido claramente aumentada en este título, y nuestros compañeros pueden simular casi perfectamente a un jugador real.

Pero también tenemos la opción de formar grupos con otros jugadores, aunque no tenemos un área común donde reunirnos si que es cierto que no hay problema para crear salas de amigos.

Lo mejor de todo es que podemos hacer en línea hasta las misiones que nos permiten progresar en la historia, o echar una mano a un amigo.

A la hora de analizar el juego hemos tenido problemas para formar equipo, pero es lógico partiendo de que el juego no se ha lanzado en occidente todavía. Eso sí, siempre hemos encontrado algún japonés que otro dispuesto a echarnos una mano, y lo hemos pasado en grande.

En definitiva el juego te permite jugar de muchas maneras, y eso es lo que hace grande a God Eater 3. En cualquier momento podemos decidir cambiar el estilo de armas que usamos y dominar otro. Así como jugar en grupos o en solitario.

Por supuesto, para mejorar y crear nuestras armas tendremos que matar varias veces a estas criaturas, y algunas no son nada fáciles. Pero para eso está el multijugador, para pasarlo en grande rematando a estas criaturas o ayudar a la gente, el juego tiene una rejugabilidad que lo hace casi interminable.

Los escenarios son preciosos, y más grandes

Un apartado gráfico que no está a la altura del juego

Sabemos que Bandai Namco no se caracteriza por tener unos gráficos extremadamente potentes, su labor consiste en hacer juegos con una historia soberbia y una jugabilidad única. En eso God Eater 3 cumple con creces, pero no podemos pensar que con el apartado gráfico se han lucido.

Texturas de principios de la anterior generación, así como efectos bastante desfasados, son lo que hemos encontrado en líneas generales.

A veces nos da la sensación de estar jugando a la remasterización de los dos primeros títulos que llegaron a PS4, y eso deja mucho que desear.

Aunque algunas cosas si están curradas otras echan para atrás gráficamente

No obstante, algunas criaturas, así como muchas escenas, si están curradas, y el hecho de que de uso de un motor cel shading disimula mucho estas carencias.

Además, el hecho de que el juego no sea ningún portento gráfico le permite correr a 60 fotogramas por segundo constantes sin problema, así como tener una resolución de pantalla digna, hasta en el online.

Horas y horas de diversión en un único juego

Así que seamos sinceros, nadie va a comprar God Eater 3 por sus gráficos, pero sí por toda la diversión que aporta, además de una gran historia.

Por suerte, el apartado sonoro vuelve a hacer justicia a esta saga, y algunos temas de batalla nos hace meternos de llenos en la contienda dando saltos de excitación, realmente vuelve a destacar su apartado sonoro, así como sus efectos de sonido, todo un lujo.

Los momentos más épicos del juego los viviremos como si estuvieramos viendo un anime

Conclusiones

God Eater 3 nos da horas y horas de diversión, concretamente más de 40 para completar el extenso modo historia, pero si ya queremos conseguir todo el armamento del juego, completar todas las misiones o logros que supone el juego se nos puede disparatar bastante.

Es cierto que estamos ante una secuela muy continuista, pero también tiene extras suficientes para sentirse un título nuevo, además de una historia cautivadora. Si os gustó los anteriores, este promete ser más y mejor.

Las misiones de expedición también serán muy divertidas

Por otra parte, esperábamos más del apartado gráfico, no es el portento de esta saga, pero realmente Bandai Namco debería trabajar más en este aparto en futuras entregas, porque queremos ver más de esta saga en el futuro.

Recomendamos mucho God Eater 3 para los amantes del género, o simplemente para los apasionados de las grandes historias cargadas de grandes dosis de acción, este es vuestro juego.

Dónde comprarlo