Estoy seguro de que más de uno de nuestros lectores se sentirá identificado si hablo sobre pasar tardes enteras dentro de salones recreativos dejándose la paga, al menos, todos aquellos que tengamos una edad y hayamos podido vivirlo en primera persona. Una de mis máquinas favoritas era la del juego The House of the Dead, un Rail Shooter cuya premisa era bastante sencilla, y nos proponía agarrar una pistola y disparar contra todos los zombies que iban apareciendo en pantalla. Llegados a este punto alguno pensará, vale, bien, ¿pero qué tiene esto que ver con el análisis de Gal Gun: Double Peace? Pues bastante más de lo que puede parecer a priori…

ぎゃる☆がん だぶるぴーす_20160208125930

Parémonos un momento para reimaginar como sería The House of the Dead si cambiásemos los tétricos escenarios asociados al apocalíptico planteamiento de los muertos vivientes, por no se… ¿Una preparatoria japonesa como las que estamos acostumbrados a ver en los animes? Y a los zombies por simpáticas colegialas sedientas de amor. Y con esta pintoresca mezcla tendremos ante nosotros el nuevo título desarrollado por Inti Creates y distribuido por PQube, con mención especial a los amigos de Badland Games que han hecho posible la llegada de este juego en su edición física a PlayStation 4 y PS Vita en nuestro país.

Hodai, el Don Juán

Gal Gun: Double Peace se centra en la historia de Hodai, un adolescente con escasas habilidades sociales que busca a su amor verdadero, y termina inmerso en una situación increíble. Ekoro, es una pequeña cupida primeriza, que debe poner a prueba sus poderes durante sus exámenes y accidentalmente dispara a nuestro protagonista con una dosis extremadamente potente, que hace que el sex appeal de Hodai se incremente, convirtiéndose en el chico más deseado de la preparatoria.

ぎゃる☆がん だぶるぴーす_20160208125403

El adolescente anteriormente invisible es ahora de repente irresistible para el sexo opuesto, manadas de sus compañeras de clase le abordarán desesperádamente para demostrarle su amor por él. Su única defensa contra las hordas de colegialas, se encuentra en sus balas de feromonas que le permiten calmar a sus perseguidoras y dejarlas en un estado de éxtasis. Hodai tendrá que encontrar a su amor verdadero antes de que el día termine, en caso contrario, seguirá siendo un solitario fracasado.

Disparando feromonas

Las mecánicas son simples, debemos disparar feromonas a todas nuestras fangirls. Si en alguna ocasión nos vemos demasiado abrumados por la cantidad de colegialas, siempre podemos hacer uso del “Doki Doki-Mode”, que actúa como una especie de bomba de euforia mediante la cual podemos disponer hasta de 3 muchachas. Este minijuego nos permitirá manosear en varios puntos todo el cuerpo de cada mujer, y deberemos buscar cuales son los lugares más efectivos para darles placer. Los diversos ángulos de cámara dejan poco lugar a la imaginación, y una vez que todos los medidores están llenos de “euforia” todas las otras chicas en el área caen inmediatamente de rodillas. La cantidad de euforia que demos a las mujeres capturadas en el “Doki Doki-Mode” afectará a la distribución de las estadísticas de nuestro personaje.

Disponemos además de un efectivo zoom de rayos X, que dejará al descubierto la ropa interior de cada niña y esto ayudará a marcar los disparos de éxtasis que son similares a disparos a la cabeza, y dejarán aturdidas rápidamente a las jóvenes, es importante encontrarlo si queremos ganar puntos de bonificación. También hay aspirantes a novias que quieren repartir un amor mucho más sádico en su naturaleza, ya que están poseídas por unos pequeños demonios que debemos eliminar antes de poder aturdir a las muchachas con nuestras balas de feromonas.

El modo Score Attack, nos permite rejugar las etapas previamente completados a medida que competimos por mejorar nuestra puntuación. Asimismo disponemos de una tienda escolar en la que podemos adquirir diversos artículos para mejorar diversos aspectos de Hodai, referentes no solo a sus estadísticas, sino también a la salud, o la efectividad del “Doki Doki-Mode” entre otros. Algunos de estos pueden ser utilizados para reescribir el código de vestimenta de la escuela, por lo que podemos sustituir el clásico conjunto de camisa y falda por otras prendas algo más reveladoras.

Unas waifus convincentes

La estética general no es para nada su punto más destacable, alejándose bastante en ese aspecto de títulos de un nicho similar como los de la franquicia Senran Kagura o Dead or Alive. El título realizado con el motor gráfico Unreal Engine, tiene un claro problema que reside en un presupuesto de producción ajustado, que ha lastrado la mayoría del trabajo gráfico. Aparte de eso, hay docenas de chicas diferentes que están bastante bien modeladas a ese estilo anime tan propio del juego, con unos ojos tan expresivos, voces distintivas a través de una importante gama de estas, y una gran variedad de ropa interior para todos los gustos. Los entornos son bastante repetitivos y genéricos, salvo alguna que otra excepción absurda como el estómago de una especie de monstruoso nabo rosa gigante.

Gal Gun: Double Peace puede completarse fácilmente en dos o tres horas. Hay múltiples finales y numerosos caminos a seguir que podrán resultar en nuevos intereses potenciales de amor. Además cada etapa tiene un montón de secretos y desbloqueables ocultos para recoger. El juego cuenta con varios modos de dificultad, así que si buscáis un reto que mejore vuestra experiencia de juego, no dudéis en subir la dificultad y comprobar como pronto estaréis intentando lidiar con más oleadas de niñas, y unos encuentros con jefes todavía mejores.

Conclusión

Obviamente Gal Gun: Double Peace es un juego de nicho que alejará a muchos jugadores debido a su extraña premisa y sistemas de juego cuestionables, pero que encontrará una mejor base de usuarios en aquellos aficionados al fanservice japonés típicamente arraigado en el tema de las colegialas japonesas. De igual forma el juego no deja por esto de ser divertido, que lo es, y tampoco esconde en ningún momento sus verdaderas y desenfadadas intenciones, que son las que todos podemos ver a primera vista: disponer ante nosotros de una enfervorecida masa de estudiantes deseosas de exhibirse ante nuestro Hodai.

Resumiendo, Gal Gun: Double Peace es un shooter sobre raíles cargado de humor subido de tono, que cuenta con varios minijuegos enfocados a masajear a las muchachas, además de los siempre prácticos disparos de euforia e incluso algunos tentáculos de por medio. El juego es bastante más inofensivo de lo que parece, aunque como siempre ocurre con este tipo de productos, es prácticamente imposible evitar que se genere cierta polémica a su alrededor.Gal Gun Double Peace

Por último, creo que es digno de elogio la gran localización de PQube, dado que al menos yo personalmente soy de los que piensan que cuantos más juegos lleguen mejor, independientemente de que luego pueda gustarme más o menos, pero siempre es de agradecer que títulos propiamente nipones desembarquen en otros mercados y estén al alcance de más usuarios.