Fallout 76 al igual que todos los juegos de la saga, tiene su origen un 23 de octubre de 2077. Una fecha que se olvidará en el tiempo, pero que representó un punto de inflexión en el destino de la humanidad.

Tras este día el estilo de vida que conocías murió. Murió junto a gran parte de la población, adiós a las Manzanas Dandy, adiós al bacon con huevos, adiós a todo. Afortunadamente, tú o alguno de tus padres tuvo el acierto y la suerte de prepararse para el futuro y acceder al Refugio 76 de Vault-Tec.

25 años han pasado desde aquel día y ahora ha llegado el momento. Tras una vida esperando, finalmente es la hora de dejar el refugio y comenzar con la reconstrucción de América. Comienza tu aventura en Fallout 76 y comienza este análisis.

Hora de reconstruir

Tras la típica personalización que ofrecen los juegos de Fallout te encontrarás con que todo mundo se ha marchado ya. Te has dormido y ahora tienes que correr e irte antes de que el suministro de aire de corte y mueras asfixiado.

Así es como tus primeras horas de juego las dedicarás a buscar un arma decente con la cual defenderte. Poco a poco irás notando que tienes hambre y tienes sed.

Y es que el modo superviviente es algo permanente en Fallout 76. Una decisión que te molestará si eres un novato en la saga, pero será genial y un buen recuerdo si llevas mucho tiempo en el fandom de Fallout.

El hambre, la sed y las enfermedades puedes aparecer en cualquier momento e inclinar la batalla en tu contra.

A la amenaza del hambre y la sed tendrás que sumarle las enfermedades. La disentería, los cólicos y varias más podrán mermar tus estadísticas y ponerte en problemas a la hora de la batalla.

Pero la cosa no termina ahí no, tendrás que enfrentarte a las aberraciones que ahora caminan por lo que alguna vez fue América, muchas de ellas capaces de transmitir radiación y afectar a tu salud.

Pero si logras sobrevivir a las primeras horas será esencial que aprendas lo que es el C.A.M.P., una suerte de base portátil creada por Vault. Tec. con la que podrás construir en cualquier lugar y ahorrar tiempo valioso o construir tu base soñada.

Una historia que es un sí, pero no

Con esto no quiero decir que no aprecie el trabajo de Bethesda al apostar por una nueva forma de contar la historia de Fallout. Pero lo cierto es que el hecho de tener que ir al punto A al punto B siguiendo las holocintas de una supervisora que sabes que jamás verás es un poco desalentador.

La historia no es mala (de hecho considero que es mejor que la vista en Fallout 4) pero te quedas con una sensación de vacío al pensar en que no eres más que un recadero (un síndrome del que sufren muchos juegos en línea, todo sea dicho).

Ya que se ha mencionado lo malo, también tenemos que mencionar lo bueno. La ambientación de Fallout 76 es una delicia.

Contrario a los temores iniciales, el Fallout que recordarás se encuentra bien representado en cuanto a detalles e historias de supervivientes. En muchas ocasiones se te encogerá el corazón al enterarte de como es que fueron las primeras horas o años tras la caída de las bombas nucleares.

Una triste despedida a un pequeño que sufrió lo estragos de la guerra.

Salvaje y con la muerte pisándote los talones

A diferencia de Fallout 4 que para muchos fue un paseo, Fallout 76 presenta un desafío aún mayor. A todos los factores que has conocido al inicio de este análisis tenemos que sumarle la mayor amenaza que ha existido. El ser humano.

Otros jugadores siempre estarán al acecho, esperando a que te debilites o te encuentres en apuros y eso te creará una sensación de paranoia al no saber si esa persona que te saluda tan alegremente sólo está de paso o intentará dispararte nada más te de la espalda

Sí, además de radiación y la posibilidad de un tiro en la espalda también sufríamos de deshidratación y hambruna.

Y aquí es obligatorio que sepas algo. Las amenaza de un bombardeo nuclear es algo muy real. Si tú o tu equipo consigue los códigos de activación os veréis ante la posibilidad de lanzar una bomba nuclear y dañar toda el área circundante.

Si por otro lado te encuentras caminando y ves que alguien ha activado una cabeza nuclear, CORRE, que seguramente mueras producto de la explosión.

Resúmen: El arma se rompió y mientras intentaba cambiarla un necrófago aleatorio me hizo trizas.

Pero descuida las armas nucleares pese a ser una amenaza no son una constante ¿Sabes que es una constante? la durabilidad de las armas.

Las verás mucho sí, pero también necesitarás mantenerlas en forma (aquí es donde el C.A.M.P. se convierte en tu mejor amigo), las armas y las armaduras pueden romperse en el momento menos oportuno y suponer una auténtica sentencia de muerte. Esto es algo que se dejó de lado en Fallout 4 y afortunadamente vuelve.

Un sistema de progresión duro pero justo

En Fallout 76 las habilidades vuelven a adquirir cierta relevancia y algo de sentido. Conscientes de las carencias del sistema de Fallout 4, en esta nueva entrega Bethesda toma el sistema clásico e introduce algunos cambios para hacerlo más interactivo.

Cada vez que subamos un nivel obtendremos un punto para nuestro S.P.E.C.I.A.L – Strength, Perception , Endurance, Charisma, Intelligence, Agility y Luck (FuerzaPercepciónResistenciaCarismaInteligenciaAgilidad y Suerte en español).

Con dos niveles, obtendremos un paquete de cartas, cada paquete cuenta con una carta por atributo y son aleatorias. Las cartas pueden ser combinadas y mejorarse, pero tienen un número de estrellas cuyo valor debe ser igual al número de puntos S.P.E.C.I.A.L con el que contemos.

De este modo, las habilidades y la estrategia que decidamos seguir condicionará en buena medida nuestra experiencia y que tan cuesta arriba se nos puede hacer el viaje por Appalachia.

Pero así como la progresión a nivel de habilidad está bien pensada, la progresión a nivel de economía dentro del juego necesita algunos cambios, pues te resultará muy injusta durante los primeros 20 o 30 niveles.

El rendimiento y los gráficos, asignaturas pendientes

Fallout 76 tiene un rendimiento menor del esperado. No es ninguna maravilla a nivel técnico y pese a que ha logrado mejorar y corregir errores gracias a su parche más reciente, aún le queda un largo y seguramente tortuoso camino por delante.

Tiende a presentar problemas en las zonas costeras y dada su naturaleza online existen ocasiones en las que el servidor termina echando a alguien o a un grupo.

Respecto a su apartado gráfico, se nota mucho que ya va siendo hora de jubilar a Creation Engine. ¿Se ve bien? Sí, pero podría verse mucho mejor con un motor más actual y no sentirse como un reciclado gráfico de Fallout 4. Tristemente, mientras el apartado de rendimiento puede ser mejorado gracias a actualizaciones, el tema de los gráficos es algo en lo que tendremos que resignarnos.

La música, excelente como siempre

Ya lo dice el dicho. El día que la música de un Fallout sea mala significará que la saga ha muerto. Ese día no será hoy.

La música que encontrarás en Fallout 76 es excelente. Lo que viene a ser el score, representa muy bien esa sensación de esperanza mezclada con tragedia y tristeza por la devastación de una América intentando salir adelante tras una guerra que en gran medida ellos mismos ocasionaron. No podía ser de otra forma con Inon Zur a cargo.

Respecto a los temas licenciados… bueno sencillamente sin palabras. Temas icónicos como Pistol Packin’ Mama o Civilization volverán a animar nuestro recorrido por la américa post-apocaliptica (además claro de Take me Home, Country Roads). Puede que Bethesda falle en muchas cosas al hacer un Fallout, pero ten por seguro que la música jamás será una de ellas.

Conclusiones

Es comprensible que muchos jugadores se encuentren enfadados e incluso decepcionados con Fallout 76, pero también es verdad que se ha creado una auténtica campaña de odio alrededor de este juego. No es un mal título, tiene guiños y conexiones al universo de Fallout conocido hasta ahora y un potencial enorme en cuanto a lo que podría llegar a ser.

Si eres fan de Fallout, este juego es una auténtica inversión a futuro. Una que si tenemos en cuenta lo sucedido con The Elders Scrolls seguramente sea rentable.

¿El online no es algo convencional en Fallout? Claro, pero también se puede disfrutar siendo un lobo solitario. Este análisis se ha hecho con poco o nada de tiempo en grupos de varios jugadores y ha sido una auténtica experiencia Fallout, aún con sus más y sus menos.

No es perfecto, tiene carencias y seguramente vayas con mucha precaución, pero en absoluto es un mal juego. Tiene mucho que ofrecer si se le da una oportunidad y seguramente lo tendrá en un futuro si Bethesda se sigue preocupando en dotarlo de eventos, corregir errores y dotarlo de personalidad propia.

¿Donde comprar el juego?