Tras su paso por plataformas móviles y PC, al fin nos llega la saga completa de Evoland para consolas, incluídas PS4. Un recopilatorio que recoge las dos entregas actuales de esta nueva franquicia que resulta tan original como cómica.

Prepararos para embarcaros en un viaje lleno de originalidad y divertidos guiños a los juegos de rol más famosos y algunos más. Evoland Legendary Edition nos regala horas de diversión en un género difícil de englobar. ¡Comenzamos!

Un viaje por el recorrido de todos los juegos

Evoland es un juego bastante único, empezando por la primera entrega, donde encarnaremos la piel de un personaje sin color, sonido y movientos laterales.

A partir de ahí tendremos que ir desbloqueando todos los elementos que conforman el motor gráfico de hoy en día, empezando por los inicios pixelados en 8 bits hasta llegar a la alta definición que conocemos en estos momentos.

Cuando decimos que tenemos que desbloquearlo todo, nos referimos a todo: efectos de sonido, gráficos mejorados, NPCs, efectos de iluminación… TODO. Esto nos permitirá ir mejorando la experiencia en el juego, así como desbloquear nuevos modos.

Esta progresión por las etapas y el desarrollo en el mundo de los videojuegos ocurrirá tanto en el primer título como en el segundo, recordemos que este título nos permite completar las dos aventuras y resulta cuanto menos curioso comprobar cómo van afectando los cambios a la experiencia jugable.

Tendremos que vivir la aventura desde los 8 bits a la alta definición

Es un juego de rol, es un juego de acción, es un juego de plataformas…

Aunque el juego comenzará siendo una aventura al más puro estilo de Zelda -eso sí, hasta el contador de vida en forma de corazón tendremos que desbloquearlo-, dependiendo de la mazmorra o el lugar en el que nos encontremos cambiará el estilo del juego.

Por ejemplo, en el mapamundi, lugar que usaremos para viajar de una mazmorra o ciudad a otra, usaremos los clásicos combates por turnos claramente inspirados en Final Fantasy.

Quien no vea las referencias es que no ha jugado a las videoconsolas

De hecho hasta han tomado la espada de cierto personajillo muy famoso, incluido los nombres, pero preferimos que estas cosas lo disfrutéis vosotros, son el verdadero encanto del juego, esa infinidad de deliciosos guiños.

En cambio en alguna mazmorra hemos jugado al más puro estilo Diablo, con hechizos, combos y tesoros en forma de equipo. Pero la mayor parte de las mazmorras y combates contra jefes están inspirados en Zelda, por lo menos en la primera y segunda entrega.

También hemos podido vivir alguna mazmorra en 2D y plataformas, que nos recuerda a cierto icono de la competencia, alguien retirado de la bella profesión de desatascar tuberías…

Aunque avisamos, estos sistemas de combate cambian mucho de una entrega a otra, y algunos elementos desaparecen en Evoland 2 respecto al primero, incorporando algunos nuevos.

No todo son referencias a los videojuegos, Dragon Ball o Chuck Norris también se han dejado caer.

En definitiva, todo esto nos ha resultado divertidísimo a la par que original, algunos guiños son simples notas de texto que tendremos que descubrir, comediando con los juegos al que pertenece. Todo esto se convierte en un guiño a todos los jugadores, aunque seguro que más de alguno nos costará entenderlo.

Algo simple en lo jugable, pero igualmente divertido

Aunque el juego reune varios géneros, es verdad que todos se encuentran limitados, sin llegar a explotar ninguno de ellos. Por ejemplo, en los combates por turno disponemos de pocos comandos a ejecutar, por no hablar del equipo de espadas y armaduras, que sucede de forma automática cuando nos las encontramos o compramos.

Lo mismo pasa con otros de los subgéneros que explota esta obra, no llegan a estar demasiado desarrollados. Esto provoca que el juego, aunque es muy divertido y siempre estamos cambiando de género, resulte tremendamente sencillo, y conseguir el 100% del juego no nos supondrá un gran esfuerzo. Básicamente el juego peca de facilón.

Hasta en los minijuegos encontramos referencias, es impresionante

En cuanto a duración también son algo limitados, en especial la primera entrega, que podremos afrontar en 4 horas o menos. Eso sí, cuenta con bastante contenido secundario, coleccionables, mazmorras secretas, un jefe secreto y un minijuego clarísimamente inspirado en el popular juego de cartas de Final Fantasy VIII. Todo esto alarga la duración y diversión de este título hasta las 7 horas, no desperdiciando ninguna de estas.

La segunda entrega es más resultona en todos los aspectos, más duración, más generos y mas tareas secundarias, quedando un juego con una dirección más completa que se nota que ha aprendido mucho de la primera entrega.

En total queda una colección muy agradable de jugar y que todos los fans de los videojuegos deberían disfrutar, si no fuera por un pequeño inconveniente… llega en inglés, y si no dominamos el idioma podemos perder el fuelle de algunos guiños o su historia, que es bastante elaborada en su segunda entrega.

Tendremos combates de turno en 2D y en 3D

Un apartado técnico variado pero limitado

El apartado técnico es difícil de valorar teniendo en cuenta que es un juego que está en completa evolución gráfica mientras lo juegas. En especial en la primera parte, donde pese a su brevedad no para de cambiar y de crecer.

Aún así, en la versión final de ambos títulos -contando la segunda con más variedad de detalles y calidad- resultan algo limitados, pero se comprende, el objetivo del juego no es ser un portento.

Lo que si nos deja con la boca abierta en muchas ocasiones es la banda sonora, para ser un estudio independiente que no cuenta con muchos años de experiencia, la música del juego así como sus efectos de sonidos nos han dejado muy buenos momentos.

Conclusiones

Evoland Legendary Edition es una colección muy completa, realmente estamos deseando que nos deparará esta saga en futuras ediciones.

Si es cierto que parte del encanto se pierde en la segunda entrega, al perder la gracia de ir desbloqueando los elementos jugables del título. Pero aún así son las dos divertidísimas, ya sea por sus guiños o su variedad de géneros.

Si nos ha molestado un poco las limitaciones técnicas que tienen ambos juegos, así como lo poco que duran ambas aventuras y el idioma. Pero eso no quita que hayamos disfrutado mucho, y teniendo en cuenta que lo tenemos en la Store por 19,99 euros, la cantidad de horas y diversión que ofrece está más que justificada en su precio.

Dónde comprarlo

El juego está disponible únicamente en formato digital. En este link lo podéis descargar desde la PlayStation Store.