Los eSport siguen creciendo sin parar llegando cada vez a más modalidades y estilo de deportes distintos, siendo capaces de abarcar los deportes más desconocidos por la sociedad jugona.

Este es el caso del Crossminton, también conocido en nuestro país como speed bádminton que, aunque a muchos puede sonarle a chino, no es más que la fusión de tres deportes: bádminton, tenis y squash.

A la redacción de Sonyers ha llegado eCrossminton, intentando abrirse camino en los eSport de la sobremesa de Sony y con muy buenas intenciones, tanto que puede resultar todo un regalo para los amantes de este deporte.

El Speed Bádminton recibe su primer videojuego

El Speed Bádminton es un deporte que combina elementos del tenis, bádminton y Squash. Se encuentra presente en muchos países europeos, y tiene practicantes en todos los continentes, desde Japón, Nueva Zelanda, Costa de Marfil, Mauricio, Canadá, Colombia, etc.

Aunque es una modalidad deportiva realmente reciente, hace uso de dos herramientas muy básicas: un volante -bastante menor que un volante de bádminton- y una raqueta. La cancha en cambio cuenta con 20 metros de largo y 10 de ancho, siendo el espacio que disponemos para movernos o marcar puntos de 5.5 metros cuadrados.

El objetivo de este juego es bastante sencillo, marcar puntos en la superficie cuadrada de nuestro rival sin que este tenga tiempo suficiente para devolvérnosla.

Por desgracia y como estamos apunto de ver, la sencillez de este deporte también se ha extrapolado al videojuego.

Sencillo de dominar pero algo corto en sus posibilidades

La manera de jugar de este título es bastante simple, llegar a la posición en la que va a caer la bola -que os avisamos, es un área sumamente pequeña- y devolvérsela a nuestro rival procurando que no sea capaz de interceptarla para marcarle un tanto.

Por supuesto, al ser un área pequeña donde debemos encestar, también hay posibilidades de que se nos caiga fuera, pero el mismo asistente del juego se encarga de que el volante vaya bien encaminado, siendo esta acción más simple de lo que aparenta.

De hecho, podríamos calificar a eCrossminton como un juego de precisión, pues la verdadera gracia de su sistema de juego es golpear al volante en el momento exacto, mejorando la velocidad y el efecto con el que llega al rival, avisándonos el título en todo lanzamiento de que tal ha sido nuestra precisión.

Aunque por suerte tiene alguna mecánica más que le añade algo más de chicha, como un buen número de habilidades activas y pasivas únicas para cada jugador, siendo capaz esto de añadir estrategias nuevas a las partidas.

El sistema de juego es algo simple para lo que podría dar de si

Bien cargado de modos de juego, pero se echa de menos alguno online

El título llega bien provisto de modos de juego, abarcando desde partidas rápidas muy ajustables en parámetros, torneos, tutoriales e incluso ligas de este deporte.

A modo de complemento también tenemos algún minijuego que otro que le da más variedad o diversión al asunto, siendo estos pruebas de precisión para apuntar a donde lanzamos los volantes.

Por otra parte también, tenemos un buen abanico de jugadores distintos, todos ellos profesionales del deporte procedentes de distintos países que además iremos desbloqueando a medida que disfrutemos del juego.

Lo mismo ocurre con los escenarios, siendo este uno de los atractivos gráficos del título, la variedad es muy grande y el hecho de ir desbloqueándolos a medida que jugamos nos incentiva a seguir jugando.

Pero todo esto tiene un punto bastante negativo: aunque podemos disfrutar de partidas multijugador en modo local -hasta 4 jugadores- carece de modo online alguno. Aún desconocemos si de tener éxito suficiente el título, acabaría por recibir un modo online, pero a estas alturas lo vemos improbable.

Aunque va bien provisto de minijuegos y modos, se echa en falta uno online

Gráficamente no está a la altura de otros títulos deportivos

Toca hablar del apartado menos agraciado de esta obra, sabemos perfectamente que no es un título de gran presupuesto, pero indudablemente esperábamos más del apartado gráfico.

No solo hablamos de una experiencia visual algo nefasta para la actual generación, también las animaciones cambian poco de un jugador a otro, e incluso cuando ejecutamos los distintos mates la animación no cambia, al igual que pasa con las celebraciones de los jugadores.

Esto nos hace pensar, que aunque el abanico de jugadores es grande y todos cuentan con habilidades únicas, al final ninguno representa bien al deportista que está interpretando, no usa movimientos carismáticos de un jugador que se supone que realmente existe.

En cambio el apartado sonoro cumple sin más, los efectos de sonido están bien logrados y consideramos que hay una variedad apropiada. Incluso hay voces en español, aunque no deja de ser un número bajo para un título que se espera que cuente con comentaristas.

Conclusiones

Agradecemos enormemente a Daydream Software y la asociación nacional del deporte su esfuerzo por acercarnos deportes casi desconocidos a plataformas de videojuegos, siendo esta primera experiencia para el Crossminton más grata de lo esperada.

Si bien es cierto que no cuenta con el presupuesto de otros títulos grandes o medianos del deporte, la obra les ha salido resultona y seguro que los amantes de esta modalidad deportiva lo encontrarán atractivo.

También hay que mencionar que resulta divertido con amigos, aunque el sistema de juego es bastante monótono, pero es algo que los amantes del deporte sabrán pasar por alto.

También nos han gustado sus minijuegos, y aunque esperábamos algo más de potencia gráfica, al igual que un modo online, su económico precio de salida al mercado lo justifica en parte.

Donde comprarlo

Desde el pasado 3 de abril podéis haceros con eCrossminton en Playstation 4 a través de PS Store, la tienda digital de Sony, estando disponible a un precio bastante económico de 14.99€.