Llevábamos tiempo sin hablar de ello, las polémicas Cajas de Botín o Loot Boxes, esas cajas de suministros que nos ofrecen recompensas en los juegos, a menudo de forma aleatoria y pagando dinero real que tanta polémica ha causado en juegos como Overwatch o Star Wars: Battlefront II. Alemania no parece contenta con ellas.

Y es que el país teutón se encuentra debatiendo la conveniencia de este modelo de negocio en los videojuegos y podría prohibirlo, pues algunos políticos consideran que puede fomentar la ludopatía, especialmente en los menores de edad.

En Bélgica también hubo polémica

Hace unos meses os contamos que los belgas se estaban planteando incluir restricciones en las Cajas de Botín, y sus vecinos alemanes podrían legislar también en este sentido. También en Estados Unidos ha habido movimientos políticos contra un modelo comercial que no convence en las altas esferas. 

Cajas de Botín

El Presidente de la Comisión de Protección de los Medios de Comunicación Juvenil de Alemania, Wolfgang Kreißig, aseguró que “están debatiendo si prohibir o no este tipo de actividades pensando en los jugadores más jóvenes”.

El próximo mes de marzo será la fecha en la que el gobierno alemán tomará una decisión, aunque hasta que esta llegue podría multar aquellos desarrolladores y editores que incluyan estas opciones en sus títulos, e incluso prohibir su inclusión.

Los estudios avalan la prohibición

Es posible que esta intento de prohibición haya sido motivado por un reciente estudio de la Universidad de Hamburgo, que aseguraba que la mayoría de ingresos sobre las cajas de suministros provenían de una minoría de jugadores, algo que se muestra como “una característica típica de los mercados de apuestas”. 

En cualquier caso tendremos que esperar para conocer la decisión final y si este movimiento en Alemania supone el inicio de las prohibiciones para el resto de Europa, incluida España. Estaremos atentos.