Este fin de semana ha tenido lugar la Network Test de Dark Souls Remastered para Xbox One y PlayStation 4.

Los fans de la saga hemos tenido la oportunidad de poder probar, por fin, el “polémico” remaster que la gente de Bandai Namco, delegando en el desarrollo de este en el estudio polaco QLOC, nos anunció hace unos meses.

Quiero recalcar eso. Me gustaría hacer hincapié en que los “culpables” de esta remasterización no son From Software y, ni mucho menos, Hidetaka Miyazaki. Ellos están a “otras movidas” ahora mismo y, en palabras del propio Miyazaki, la saga Dark Souls se dio por finiquitada con Dark Souls 3 por lo que, de todas las idas y venidas que tenga esta saga a partir de la tercera parte, From Software está libre de pecado.

¿DsFix y poco mas?

Esta beta estaba orientada casi al 100% en probar los servidores online (de ahí que se denominara Network Test y que tampoco fuera obligatorio el ser miembro de PlayStation Plus para disfrutar de las funciones online de la beta).

Esto hace que el mapa donde nos ponía la beta, los enemigos y el jefe final se puede resumir como algo secundario para el fin en el que estaba concebido este periodo de prueba.

Pero, ya que estamos, hablemos un poco de lo externo al online y, por supuesto, la base fundamental en la que el juego final se va a sostener pues, a pesar de las funciones cooperativas o PVP que poseerá el juego final, no dejamos de estar ante un videojuego donde el PVE es lo mas importante.

Antes de que pudiera probar esta Network Test, y basándome en los gameplays del juego en PlayStation 4 Pro, yo era muy crítico con este remaster, me parecía una vergüenza que nos hicieran pagar 40€ por un mod gráfico que en PC es gratuito y creo que esa es la principal queja que teníamos los fans antes de este fin de semana.

La afirmación de: “Este remaster es el DsFix y poco mas” ahora mismo, y aún a la espera de jugar el juego final y comprobar ciertas zonas donde, en el titulo original, había grandes caídas de frames, puedo decir que no es del todo cierta.

La fluidez que he experimentado y, sobre todo, la mejora en la estabilidad de los frames por segundo que posee este remaster, jamás lo he visto con el DsFix en PC y eso es muy buena noticia para los fans que sufrimos en su día de la mala optimización del juego.

Hay un poco de PVP en tu lag…

Pero ya que estamos ante una Network Test hablemos del online. ¿Ha mejorado? Si, pero no lo suficiente. Ha mejorado muchísimo en referente al juego original, eso está claro. También es mejor comparándolo con Dark Souls 3 pero, en mi opinión y, por supuesto, a la espera de ver como se desenvuelve el online en el juego final, sigo notando el temible lag del online de los Dark Souls.

Los backstab inesperados o los golpes a 10 metros de tu rival siguen estando en una de cada tres invasiones y eso es algo que espero solucionen de aquí a que salga el juego final por lo que, a pesar de esos problemas que, aún están a tiempo de solucionar ya que para eso es una prueba de red, el online me ha dejado con un muy buen sabor de boca.

Realmente no se a quien va dirigido este remaster (a parte de para que Bandai Namco engorde sus arcas con una saga que, a cada año que pasa, mas importante es para la industria) ni si es suficiente las novedades que este Dark Souls Remastered ofrece para pagar los 40€ que cuesta de salida este titulo en la Store oficial de PlayStation 4.

Conclusiones

Supongo que aún es pronto para sacar conclusiones, he visto mejoras, más de las que esperaba, pero también aspectos que se pueden pulir un poco más. Aún así como fan, por lo general estoy satisfecho.

Creo que es momento de volver a Lordran para ver qué tal se conserva el burgo o la ciudad de los Dioses después de 7 años, pero, eso es otra historia y en otro momento será contada…

Dónde comprarlo

Oferta