Después de un largo periodo de sequía, los aficionados del tenis hemos recibido en mayo de 2018 una ración doble con AO International Tennis, que se adelantó a primeros de mes, y este Tennis World Tour, que de los dos siempre ha sido el más prometedor.

Desarrollado por Breakpoint Games, un equipo formado por miembros del estudio 2K Czech que trabajó en uno de los mejores simuladores de tenis de la historia, Top Spin, cuya cuarta entrega fue el considerado mejor juego de tenis con permiso de los Virtua Tennis de SEGA, Breakpoint contaba con la experiencia necesaria para que por fin los fans de la raqueta tuviésemos un videojuego a la altura del deporte que representan.

Las expectativas, por tanto, se han mantenido siempre en lo más alto. ¿Habrán conseguido superarlas? Sigue leyendo para descubrirlo…

Bienvenidos a Tennis World Tour

Lo primero que apreciamos al iniciar el juego es que cuenta con un menú de inicio bastante limpio y funcional que nos deja descubrir las diferentes modalidades con las que cuenta, a la vez que descubrimos lo escaso de la propuesta.

El título únicamente cuenta con estos cinco modos de juego:

  • Academia de tenis (tutorial)
  • Carrera
  • Exhibición: partido único o torneo local
  • Partidos en línea
  • Mi jugador (creación del jugador)

Como podréis adivinar, la Academia servirá de tutorial para que vayamos conociendo los movimientos y las particularidades jugables de este Tennis World Tour y así aprender a moverte, los diferentes golpes, cómo sacar y demás. Hay que decir que los tutoriales podían haber sido más dinámicos y divertidos, aunque cumplen su función y viene bien completarlos para conocer todas las posibilidades que ofrece el juego en cuanto a diferentes golpeos de más.

En el modo Exhibición podemos jugar el típico partido contra la CPU o un amigo, ya sea un amistoso o bien un torneo. En ambos el nivel de personalización es casi nulo, únicamente podemos elegir el rival y su dificultad, la pista y el número de sets, juegos por sets o si queremos que haya super tie-brake, diferencia de dos puntos o tie-brake.

Curiosamente, aunque también podría decir lamentablemente, el modo a dobles no ha llegado a tiempo en el lanzamiento y el estudio lo publicará más adelante – este verano – en un parche. De forma totalmente gratuita, por supuesto. Esto da una idea de lo apurados que han sido los plazos para llegar a la fecha para Breakpoint Games, aunque también podríamos pensar que mejor dedicarle tiempo a los partidos a dobles para que lleguen bien pulidos y no cualquier “chapuza” a medio hacer.

Respecto a los Partidos en Línea contaremos con el clásico Partido Rápido donde se nos ofrece un partido contra un rival acorde con el nivel de nuestro avatar, y también tenemos la opción de disputar partidos de promoción, donde competiremos contra 10 oponentes de nuestra liga actual y tendremos que ganar un máximo de juegos para promocionar a la siguiente liga de seis totales.

Al terminar la temporada y ascender, podremos además acceder a copas especiales donde participaremos en eliminatorias directas de cuatro rondas contra otros jugadores, además de contar con una clasificación global para saber en qué puesto estamos como jugadores en el mundo.

Por desgracia no podemos valorar este modo, pues no estará disponible hasta el 12 de junio, y si el juego ya va escaso de modos tener que esperar varias semanas hasta tener partidos online no parece la mejor de las decisiones.

Finalmente Mi Jugador también nos ofrece crear a un jugador para usarlo en el Modo Carrera, aunque inexplicablemente no podemos editar al que ya tenemos para cambiar, por ejemplo, su estilo de saque o el sonido de sus gritos.

El Modo Carrera y sus novedades

Pero el modo más importante como siempre será la Carrera, donde podremos crear a nuestro jugador y llevarlo hasta lo más alto del tenis mientras vamos administrando sus actuaciones mes a mes, le hacemos entrenar, jugar, descansar y vamos desbloqueando nuevas ropas, equipamientos y habilidades.

El editor del juego es absolutamente ridículo, y más ridículo aún si lo comparamos con el de su rival AO International Tennis que era uno de los más completos jamas creados. Aquí apenas podemos elegir entre 10 caras predefinidas (algunas dan algo de “yuyu”), elegir altura, si queremos que sea o no musculoso, tipo de saque, de revés, su temperamento (que influye en el tipo de animaciones si fallamos o acertamos un golpe decisivo) y su nombre. Y ya está.

Habrá quien no le de importancia a este detalle, pero ya que vamos a vivir la vida de nuestro personaje durante un buen periodo de tiempo, no estaría de más algo de personalización, o la posibilidad de escoger a una estrella ya creada en lugar de tener obligatoriamente que crear un jugador.

Fuera de este detalle, nuestro objetivo será ser número 1 y podemos disputar partidos de exhibición, torneos, entrenar algún aspecto concreto (que aumentará nuestros stats durante un tiempo determinado) y por supuesto descansar para no agotarnos. Los torneos serán de dificultad variable y por lo general mayor desafío implica escalar más puestos en el ranking. Necesitaremos varias temporadas para llegar a lo más arriba y luego mantenernos.

Por decir algo bueno de este modo, a nivel de equipación cuenta con unos diseños de prendas muy vistosos (muchos licenciados y sacados directamente de las estrellas licenciadas, la mayoría de pago pero sin micropagos) y además cuenta con una característica poco habitual en este tipo de juegos, y es que nuestro equipamiento (raquetas, cordaje, zapatillas…) modifica las estadísticas, así que incluso escogiendo vestuario podemos potenciar aspectos que más nos interesen para nuestra forma de jugar, como más resistencia, saque más poderoso o mayor velocidad.

También podemos contratar nuevos entrenadores y managers que iremos desbloqueando y que también influirán a la hora de potenciar ciertas características o evitar que caigamos en bancarrota. En definitiva, que el Modo Carrera, sin ser rompedor, tiene algunas características interesantes aunque la escasa personalización le lastra mucho y le falta mucha profundidad.

Tomando cartas en el asunto

Otra característica interesante en el Modo Carrera son las Cartas de Habilidad, que iremos desbloqueando a medida que avancemos, tanto en ranuras (hasta 5) como en diferentes tipos, y hay una gran cantidad de ellas.

Se trata de un sistema curioso que le da un punto de estrategia a los partidos y que permite aumentar nuestras habilidades o desbloquear ciertos movimientos. Tenemos cartas pasivas que entran en acción en cuanto comienza el partido y cartas activas que sólo entran en acción ante determinados momentos y bajo ciertas circunstancias, como por ejemplo poder hacer un gran golpe en un punto decisivo. También tenemos cartas de saque, de velocidad… podemos escoger qué cinco cartas utilizar y si queremos que, por ejemplo, todas sean físicas, mezclar velocidad con resistencia…

Hay una gran cantidad de cartas de cada tipología, y además podemos ir aumentando el nivel da cada una de ellas. Tal vez si sus efectos en el juego hubiesen sido más evidentes y tuviésemos más control sobre ellas habría estado mejor, pero como idea no me parece mal.

Corto de licencias

Tal y como le sucedía a su principal competencia, Tennis World Tour también sufre problemas de licencias que hacen que el juego cuente con unas ausencias muy destacadas, aunque puede que salga un poco mejor parado que AO International Tennis.

Contamos con 31 de los mejores tenistas del mundo, con nombres como Roger Federer, Angelique Kerber, Stan Wawrinka, Grigor Dimitrov, Madison Keys, Dominic Thiem, Euginie Bouchard, Gaël Monfils, Nick Kyrgios, Garbiñe Muguruza, Alexander Zverev o Milos Raonic, con un único español en el plantel: Roberto Bautista. No me ha gustado que sólo haya 5 chicas, salvo que sean problemas de licencias no se entiende tanta diferencia de números.

Nuevamente se echan en falta grandes nombres como Rafael Nadal, Juan Martín Del Potro o Novak Djokovic. Otros dos personajes añadidos al plantel son dos leyendas como André Agassi y John McEnroe, que como añadido no están mal aunque siempre se podría pedir más. El estudio ya ha anunciado que llegarán nuevos jugadores y pistas por DLC, y ya veremos qué nombres y a qué precios.

Ademas ninguno de los estadios presentes está licenciado, aunque contaremos con 18 pistas y muchas de ellas tienen su homólogo en la vida real, como la Caja Mágica de Madrid donde se disputa el Mutua Madrid Open que aquí simplemente se llama estadio de Madrid pero tiene tierra batida. Además todas las superficies están representadas: arcilla, hierba, madera dura, alfombra e incluso madera dura.

Pero dejando de lado las licencias vamos a lo importante…

Cómo es Tennis World Tour en lo jugable

Aquí es donde hemos recibido el primer raquetazo, la primera gran decepción. Uno esperaba que jugablemente Tennis World Tour fuese al menos similar al último Top Spin, y todo apuntaba a ello por estar quien estaba detrás. Pero nada más lejos.

En las diferentes sesiones de juego previas con el código beta ya fuimos notando que al título le faltaba mucho por pulir, y nos parecía que iba a tenerlo difícil para llegar corregido a finales de mayo. El juego lanzado a día 25 de mayo está claro que no es un producto terminado y que le faltan meses de trabajo por delante. Digamos que lo que está ahora mismo en las tiendas es una beta a la que le queda mucho por pulir.

Para empezar, recomiendo a todo el que se haga con él que se descargue el parche de lanzamiento porque jugar sin él es poco menos que un suplicio. Veremos cómo el juego carece de un buen número de transiciones entre animaciones y por eso muchos movimientos son muy bruscos, golpea la bola sin que la raqueta llegue físicamente a contactar (a veces por una distancia considerable) y el sonido ambiente, al menos en nuestra consola, estaba desactivado, así que teníamos que jugar los partidos casi en silencio mientras veías al público aplaudir.

Está claro que han forzado la salida del juego y que al título le falta mucho trabajo todavía. Que a día de hoy, 28 de mayo, el supuesto parche “día uno” no esté disponible en PS4 (el estudio lo ha retrasado por problemas que están tratando de solucionar) cuando el juego ha salido el día 25 me parece gravísimo, y tal vez con un par de parches consigan que la jugabilidad sea otra cosa muy distinta, pero un servidor debe analizar lo que se encontrará la gente en las tiendas de salida. No obstante volveremos a revisar el juego el día 12 para valorar su modo online y cómo ha resultado el juego tras los parches y actualizaremos el análisis, modificando su nota si procede.

Lo que nos encontramos a día de hoy es una jugabilidad irregular, con algunas animaciones bien trabajadas (algunas celebraciones, ciertos golpes) pero una falta alarmante de transiciones, carreras erráticas, reacciones tardías, fallos en la IA que no devuelve pelotas muy evidentes y que lastran mucho la experiencia con el juego.

Otro aspecto poco trabajado es el hecho de usar el mismo stick izquierdo para mover al jugador y apuntar el golpeo, y es un sistema que si está bien equilibrado – como pasaba en Top Spin – puede funcionar, pero si no lo está puede producir situaciones en las que corremos a un lado, dejamos de correr para apuntar al lado contrario porque queremos cruzar la bola pero nuestro jugador o jugadora se queda parado de golpe, o echa a correr al sentido contrario arruinando un golpe fácil.

Por decir cosas positivas de la jugabilidad es un juego accesible, más que AO, y las diferentes superficies tienen cierta incidencia en la forma de botar la pelota (cuya física no es que sea muy brillante pero más o menos cumple) pero de poco sirve que la bola bote distinta si las animaciones de los tenistas, incluso los más icónicos como Federer, son tan genéricas y no se aprecia la incidencia ni de la superficie ni de la altitud, que también se supone que afecta al juego.

El juego cuenta con tres cámaras, que no están nada mal, aunque a nivel ambientación también le falta mucho trabajo, apenas hay escenas al inicio, cambio de campo o final del partido, los jueces y recogepelotas son estatuas, no hay sorteo de campos ni ojo de halcón… ¿es que los estudios no se dan cuenta que nos gusta el deporte como espectáculo y que cuidar la ambientación en un título de deportes es esencial?

No quiero hacer más sangre, ojalá Breakpoint arregle esta beta con los parches y tengamos algo decente a lo que jugar. Ojalá.

Apartado técnico: Doble falta

Si he atizado al juego en la jugabilidad en el apartado técnico también puedo enseñarme. El gameplay que os muestro en este análisis es una buena muestra de ello, mala superficie de contacto raqueta-pelota (a veces medio metro, sin exagerar), animaciones ausentes o detenidas bruscamente, un modo carrera lleno de clones por la escasez de modelos de cara de los jugadores…

Además de faltarle decenas de transiciones entre animaciones y de mejorar claramente la IA, me parece imperdonable que el juego salga sin el sonido ambiente y veas cómo el público aplaude en silencio, o lo poco afortunado que resulta que todos los sonidos de golpeos de raqueta suenen igual.

Las caras de los jugadores más conocidos no es que sean ninguna maravilla, salvo quizás Federer y Wawrinka los demás se parecen más bien poco, y aunque la calidad de las superficies está bien conseguida tampoco dejamos ningún tipo de marca, ni en tierra batida.

A nivel sonoro como digo el asunto del sonido ambiente imagino que se arreglará con un parche, pero además el juego tiene un comentarista en inglés que repite muchas frases (“¿de qué planeta viniste?”), a veces dice lo mismo que el juez de silla o contradice lo que ha pasado. Lo normal será quitarle el volumen. En cuanto a la música melodías bastante funcionales y que pasan muy desapercibidas.

Soy consciente que el apartado gráfico importa poco en un juego de tenis, así que para mi que una cara se parezca más o menos o que se marquen las huellas en la pista es secundario, lo importante es que el juego a nivel animaciones anda muy corto técnicamente y eso empobrece la jugabilidad.

Conclusiones

Tennis World Tour ha supuesto una auténtica decepción y la confirmación de los aficionados al tenis de que tendremos que esperar a que una gran compañía (2K, SEGA, EA) se anime para que podamos disfrutar de un gran juego de tenis en PS4.

Es posible que Breakpoint Games no tenga la culpa, es su primer juego, puede que sean pocos los trabajadores que han estado con el juego o que las exigencias de la editora les hayan obligado a lanzar de forma muy precipitada. Y es una verdadera pena porque el juego tiene detalles que hacen pensar que con 2-3 meses más de trabajo podría haber salido algo notable.

El juego tiene mucho camino que recorrer, y espero que los parches de las próximas semanas y su online ayuden a que finalmente tengamos algo disfrutable. Hasta entonces no podemos recomendar el juego, salvo que seas muy fan y tengas esperanzas en esos parches. Los jugadores nos merecemos recibir juegos terminados, y cualquier otra cosa debe ser penalizada.

Dónde comprarlo