Tekken 7

Tekken 7

PS4

Fecha de lanzamiento:2 de junio de 2017

6

puntuación Sonyers

9

Lo bueno: Un broche final al linaje Mishima. Jugabilidad reconocible y añadidos interesantes. Gran plantel de luchadores, variados y equilibrados. Muchos elementos fan-service.
Lo malo: Que las historias fuera de la principal sean tan cortas. Poca originalidad en los modos online y offline.

Se ha hecho de rogar, uno casi no puede concebir una PlayStation sin tu Tekken, una de esas franquicias icónicas asociadas históricamente a la marca PlayStation, que lleva presentando batalla desde hace más de 20 años (su primera entrega salió en 1994) y que se ha podido disfrutar en multitud de plataformas, desde Game Boy Advance y la primera PlayStation hasta PSP o las máquinas recreativas.

Precisamente los salones recreativos eran los únicos lugares donde, hasta ahora, se podía disfrutar de la séptima entrega de la saga liderada por Katsuhiro Harada y presentada en la EVO 2014. Es el cierre de una historia, la de la familia Mishima, un linaje maldito que deriva en una batalla sin cuartel alrededor del mundo.

Acompañarnos a repasar lo que nos ofrece Bandai Namco en el debut de la franquicia en las consolas actuales: Tekken 7 Fated Retribution. Hemos crecido con sus personajes, pero todo principio tiene un final. ¡Que comience el torneo del Puño de Hierro!

Las rencillas familiares del Clan Mishima

Si habéis seguido las últimas entregas sabréis que el mundo está sumido en el caos y existe una gran lucha entre dos gigantes, las empresas Mishima Zaibatsu, liderada por Heihachi Mishima, y la Corporación G, que comanda su hijo Kazuya Mishima. La historia gira alrededor de estos dos familiares. El hijo, roto por el asesinato de su madre Kazumi por parte de un malvado padre, es derrotado de niño y arrojado sin piedad por un acantilado, pero sobrevive. Algo diabólico en su interior despierta y reclama venganza.

A lo largo de las seis entregas hemos visto la lucha de Heihachi y Kazuya y aquí volverán a cruzarse por un objetivo común, encontrar al desaparecido Jim Kazama. Heihachi recuperará el control de Mishima Zaibatsu por la fuerza obligando a Nina a que trabaje para él, y para atraer a su presa anuncia al mundo un nuevo Torneo del Puño de Hierro mientras va atrayendo luchadores para su causa y algunas sociedades secretas salen a la luz y se posicionan.

Este es solo el principio de la historia, un relato principal dividido en episodios que me ha sorprendido gratamente por su intensidad, por su poder narrativo para tratarse de un juego de lucha en el que los guiones no suelen ser demasiado profundos. Bandai Namco utiliza impactantes escenas cinemáticas mezcladas con viñetas animadas para ir saltando entre personajes e ir hilando una historia de lucha de dos poderes, de intereses comunes y víctimas. Un periodista al que le han arrebatado todo lo que amaba, sirve de nexo y de contrapunto, trata de averiguar quién es el responsable de su dolor y nos sirve para tomar conciencia de que en esta guerra no todo son combates y egos, también hay víctimas y pérdidas irreparables.

La campaña a nivel jugable sigue una estructura más o menos común, una cinemática que desemboca en un combate, a veces con uno de los personajes del plantel de luchadores, otras frente a soldados/robots con menor resistencia pero que van apareciendo en sucesión de cinco – clones por desgracia – sin que nuestra vida se recupere; algunos pelean, otros disparan, incluso en ocasiones la cámara se sitúa en una perspectiva cenital y nosotros también disparamos y esquivamos y hay ocasionales momentos de quick-time-event donde tendremos que poner a prueba nuestros reflejos, una variedad que se agradece aunque podía haberse llevado más allá.

Algunas cinemáticas están directamente rescatadas de juegos Tekken anteriores, llama la atención por el salto gráfico y podían haberlas “rehecho”, aunque seguro que los más nostálgicos no tendrán queja. Lo bueno es que todo el guion es consistente y mantiene un buen ritmo, sin perder el interés y sin introducir luchas “con calzador” o situaciones fuera de lugar. Incluso la inclusión de Akuma, de la franquicia Street Fighter, está bien resuelta y ofrece un punto a la historia muy interesante.

Además de la historia del Clan Mishima, que nos llevará unas 6-7 horas completar – depende del nivel de dificultad y del número de intentos que necesitéis, claro – cada personaje tiene su propia micro-historia, mucho más cortas porque se limitan a un único combate y un poco de contexto previo pero querréis probarlas todas, y teniendo en cuenta que son 35 personajes el tiempo que dedicaremos al modo historia completo superará tranquilamente las 10 horas para conocerlo todo.

Modos de juego

En Tekken 7 contamos con varios modos offline y online, por un lado sin conexión está el Modo Arcade, donde simplemente escoger a uno de los luchadores y combatir en cinco combates sin más. También el Combate de Tesoro que se trata de una sucesión de personajes controlados por la CPU que nos irán dando dinero y desbloqueando objetos a medida que vayamos avanzando rondas, también el Duelo para partidas contra otro jugador en local y la Práctica para ensayar nuestros movimientos en cualquiera de los 20 escenarios disponibles.

Respecto al modo online contamos con Partidas Igualadas o Partidas de Jugador, las primeras afectan al rango y podemos escoger Calentamiento para buscar un combate 1v1 o bien entrar en una Sesión de Combate Competitiva con una sucesión de enfrentamientos y la posibilidad de recibir desafíos de otros jugadores.

En cuanto a las Partidas de Jugador podemos escoger Partida Rápida, Crear una Sesión ajustando límite de rachas de victoria, rondas, tiempo, participantes, espacios privados, región o idioma, y también Buscar Sesión únicamente filtrando por la región y el idioma.

Por último el modo Torneo nos permite participar en un Torneo Rápido, Crear Torneo ajustando el tipo de eliminación, si queremos combates simultáneos o escogiendo el número máximo de jugadores, así como Buscar Torneos de nuevo definiendo una serie de parámetros para encontrar el que más se ajuste a nuestro deseo.

En nuestras partidas no hemos detectado ningún tipo de “lag” y ha sido bastante rápido encontrar tanto torneos como partidas igualadas, habrá que revisarlo una vez el juego se ponga a la venta y la carga de los servidores sea mayor, pero esperamos que no haya problemas en este sentido. Además el juego permite solicitar revancha rápida cuando perdamos y penaliza a los jugadores que se desconecten de la partida cuando van perdiendo, pudiendo eliminarles de los torneos y expulsarles de las salas, además de colocar su nombre en letras amarillas o rojas, algo que se agradece para evitar a los tramposos.

Jugabilidad reconocible con varios añadidos

Lo primero y más importante que vamos a decir es algo que tranquilizará a los fans de la saga Tekken. Sí, esto es un Tekken, se siente como un Tekken y las bases jugables apenas han cambiado, así que podréis seguir perfeccionando vuestra racha de patadas con Hwoarang, la voltereta hacia atrás de Marshall Law, los salvajes puñetazos de Paul y los combos desde el suelo del maestro de capoeira Eddy Gordo.

Además de los habituales reequilibrados, el título cuenta con tres novedades interesantes como los Combo System heredado de Tekken Revolution en el que se reduce la posibilidad de inmovilizar a tu rival a base de combos para que tenga capacidad de respuesta, aunque para compensarlo han añadido combinaciones nuevas que tocará practicar y convendrá dominar. Eso sí, la inmovilización utilizando el escenario sigue patente, y aunque se supone que la han reducido seguimos notando una gran ventaja acorralar al rival y soltarle una buena sucesión de golpes, el problema es cuando somos nosotros los acorralados. Por su parte los Machaques Potentes aumentan la fuerza de nuestros golpes pero también el daño que recibimos mientras los usamos, por lo que conviene no abusar de ellos y utilizarlos como una estrategia más.

También novedad son los Power Crushers y los Rage Arts. Los primeros son golpes que podemos dar aunque recibamos daño en ataques medios o altos, un sistema de contras para hacer daño aunque el rival nos esté machacando y el segundo es quizás el más notorio, es una animación de ataque muy similar a los Super Movimientos de Street Fighter o Soul Calibur V que se activa pulsando R1 cuando a nuestro personaje le queda poca vida y que nos permitirá encadenar una serie de combos únicamente disponibles en este estado que restarán una buena porción de vida al rival consumiendo nuestra Barra de Ira y pueden dar la vuelta a cualquier combate.

Respecto a las nuevas incorporaciones contamos con nueve luchadores, a los que habrá que sumar un número indeterminado por contenido descargable en el futuro. Además de Akuma, más que conocido de sus apariciones en Street Fighter, contamos con el italiano Claudio Serafino, bastante equilibrado, de golpes contundentes y buena velocidad y rango, Master Raven, la versión femenina de Raven, una ninja con armadura robótica y una poderosa katana, Gigas, una bestia de color rojo con una fuerza bruta descomunal capaz de absorber el daño de los golpes para contraatacar, Katarina Alves, una “vacilona” muy recomendable para nuevos jugadores por la facilidad de sus combos, Jack-7, ya conocido en la saga y prácticamente igual salvo por algún cambio físico, Lucky Chloe te enamorará con su aspecto angelical, estética neko y sus largas coletas rubias, su estilo de lucha es la danza freestyle y no será un personaje fácil de dominar pero sí muy poderoso si conseguimos hacerlo, también está Shaheen, un árabe con su agal y su cimitarra, lucha por obligación y emplea un estilo de combate militar, Josie Rizal es una enérgica luchadora filipina que practica el kick boxing y tiene un golpe de patadas en el aire que recuerda mucho al famoso Shoryuken, y finalmente otro personaje que preferimos que descubráis por vuestra cuenta para no desvelar demasiado.

Finalmente comentar que el juego cuenta con un par de modos para la realidad virtual de PlayStation VR. El primero de ellos será un entrenamiento en el que practicar los movimientos de cada personaje en un entorno abierto y que parezca que estamos allí mismo contemplando la lucha desde fuera. Podemos hacer que la IA esté quieta si queremos simplemente practicar movimientos, o que luche contra nosotros en cualquiera de sus cinco grados de dificultad y además de tener un escenario hermoso (gran cielo estrellado, atarceder y un suelo con una fina capa de agua, hay dos cosas que me han gustado, se puede activar una cámara lenta para apreciar bien las animaciones y practicar mejor las contras y defensas, y también podemos acercar o alejar la cámara hasta en cinco distancias para ajustar la experiencia a nuestras preferencias.

La pena es que nos hubiese gustado que la vista fuese en primera persona, algo que hubiese aportado realmente algo novedoso, aunque habría que ver si la experiencia hubiese sido satisfactoria y no demasiado liosa o mareante, pero lo cierto es que este modo con esta vista no marea nada y salvo algunos giros bruscos es bastante agradable para probarlo.

El otro modo VR está dentro del propio editor donde personalizar a nuestro luchador y se nos ofrece una visualización del resultado de la edición en un entorno virtual con un fondo verde, posibilidad de cambiar el ángulo y acercar/alejar la vista, incluso practicar un par de poses. Es curioso sin más, podemos probarnos gorros ridículos y combinaciones de ropa vergonzosas, pero de nuevo no nos ofrece incentivo para probarlo más veces. Parece que Sony se ha empeñado en colocar el cartel de “Compatible con PSVR” en la carátula del juego, y son añadidos que no estorban y resultan curiosos para probarlos alguna vez, pero creo que se podía haber ido mucho más lejos.

Desbloqueables, personalización y extras

Otra seña de identidad de las últimas entregas es la gran cantidad de objetos que podemos comprar con la moneda del juego, que iremos ganando a medida que vayamos superando combates. La práctica además nos harán subir de nivel y desbloquear muchos de estos elementos, que van desde todo tipo de alocados sombreros, peinados, cascos, ítems – ¿quién no quiere combatir con una raqueta gigante en la espalda? – gafas de sol, máscaras, prendas superiores e inferiores a las que podemos cambiar las distintas capas de color a fin de conseguir que sea realmente difícil ver a dos personajes iguales en los combates en línea.

Y la personalización no acaba ahí. Podremos “tunear” nuestra barra de vida con un montón de diseños, mensajes bajo la barra estilo “La Bestia” o “Belleza Perfecta”, la placa de título o el fondo con nuestro nombre para darle a nuestro perfil un toque muy personal y probablemente excéntrico.

El juego cuenta con varios elementos desbloqueables que lograr, además de los citados items para personalizar el aspecto del luchador o el perfil del jugador. Hablamos de la Galería, que cuenta con imágenes y vídeos de Tekken, Tekken 2, Tekken 3, Tekken Tag Tournament, Tekken 4, Tekken 5, Tekken 6, Tekken Tag Tournament 2 y por supuesto Tekken 7, además de otra sección con vídeos e imágenes especiales que de nuevo si sois fans de la saga querréis desbloquear.

También quiero destacar que el juego cuenta con un Pase de Temporada que servirá para ir desbloqueando nuevos personajes en el futuro, escenarios, modos de juego y seguro que un buen número de aspectos de personalización. No es la medida más popular y quisiéramos que todo se pudiese desbloquear con las monedas del juego, pero si consideramos que el título inicialmente cuenta con un número importante de luchadores y con las modalidades necesarias para tenernos entretenidos durante meses no tenemos muchos motivos para la queja de una práctica que además ya hay pocos juegos que no practiquen. Otra cosa sería que el juego saliese corto en algún aspecto, pero no es el caso.

La lucha más real gracias al Unreal

La saga Tekken estrena en esta séptima entrega el popular motor gráfico Unreal Engine 4 y los resultados saltan a la vista en cuanto el juego se pone en marcha. Los modelos de los personajes lucen muy detallados y son enormes, con una cámara bastante cercana para que sintamos la lucha como si estuviésemos allí. El motor además aporta un nivel de iluminación más realista y un gran despliegue de partículas y chispas que suman aún más espectacularidad.

A nivel de animaciones no se nota una gran evolución pero tampoco se esperaba ni era necesaria, los movimientos son contundentes y la velocidad de respuesta a la pulsación es la adecuada, además siguen estando muy logrados los movimientos robóticos y están bien representados todos los estilos de lucha. Lo más valorable es que el juego siempre se mueve a gloriosos – y necesarios – 60 frames por segundo, por lo que la fluidez en los combates es total y en ningún momento hemos notado la menor caída.

En cuanto a los escenarios la mayoría cuenta con elementos móviles y son muy dinámicos, algunos tienen varias alturas y varían de un round a otro, pero se echa en falta algo más de interacción y más elementos destructibles más allá del suelo en alguno.

El juego también cuenta con mejoras gráficas para PlayStation 4 Pro y una mejor resolución, que se nota especialmente en algunas cinemáticas con los personajes en estático, donde podemos apreciar los poros de la piel y un nivel de detalle de los luchadores nunca vistos.

Lo que me ha llamado la atención es que esperaba más de las escenas cinemáticas, especialmente en lo relativo a escenarios, ya que los personajes lucen estupendamente. Algunas sí están muy cuidadas pero otras las veo flojas, a años luz si las comparamos con otros juegos como Uncharted 4 o Call of Duty: Advance Warfare. Antaño uno notaba un salto gráfico enorme entre la escena CG y el motor del juego y aquí curiosamente da la sensación algunas veces que casi luce mejor el juego real que la escena generada por ordenador justo anterior. Tal vez en el estudio no tenga el personal necesario, o considere que no es un aspecto al que le interese invertir tiempo y prefiera dedicarlo a otras cosas. Me parecería totalmente razonable, y aunque lo destaco como punto negativo no le quiero dar demasiada importancia en la valoración final.

Apartado sonoro

Tekken 7 cuenta con una selección de nuevos temas que suena bastante correcta, aunque nada que no resalte en lo que suele ser habitual en el género. Las melodías vuelven a tener un marcado tono electrónico con mucha guitarra eléctrica, percusión y algunas voces japonesas y su ritmo habitual es frenético, aunque también hay momentos para la nostalgia y la tristeza y también la epicidad con el uso de coros.

Lo que más me llamó la atención es la inclusión del Modo Gramola, que permite disfrutar del juego con la banda sonora original de Tekken 7, con la música de las entregas de la saga Tekken anteriores e incluso crear nuestras propias listas de reproducción con los temas que más nos gusten, algo que me ha parecido un gran añadido y todo un regalo para los fans de la franquicia.

En cuanto a las voces el juego cuenta con subtítulos en castellano y cada personaje habla en su propia lengua, dándose situaciones cuanto menos curiosas, como la de una escena con Nina hablando inglés, Heihachi japonés y Claudio en italiano y todos entendiéndose perfectamente.

Sobre los efectos sonoros buen nivel en general, sonidos contundentes y bien reproducidos en los golpes, los gritos de los luchadores o las interacciones con los escenarios. En definitiva, el apartado sonoro del juego cumple y nada desentona, y el Modo Gramola es un detallazo del estudio.

Conclusiones

Tekken 7 es, sin ninguna duda, la entrega más completa y disfrutable y supone todo un regalo para cualquier fan del género de lucha, un género que además no ha recibido demasiadas alegrías en esta generación si hablamos de las tres dimensiones. Al contrario que Street Fighter V, este juego llega completo y sin errores, con un número de modos y personajes suficiente como para que podamos disfrutar de intensas peleas durante meses.

Jugabilidad reconocible, suficientes añadidos como para justificar su compra, un apartado gráfico de gran altura y montones de guiños a los fans convierten a Tekken 7: Fated Retribution en un must have para los amantes de la saga y para cualquier fan del género de la lucha.

El día 2 de junio tenéis una cita con el prestigioso Torneo del Puño de Hierro. Sólo los mejores luchadores serán dignos, así que más os vale practicar y estar ágiles de manos para conectar vuestros mejores golpes porque lo vais a necesitar.

Etiquetas: Tekken 7

6
  • Sergio Román

    Aún sin canguro me alegro de que esté de vuelta esta saga, que recuerdos!!

  • Sergio P.C.

    Excelente y completísimo análisis, Javitxu!!

  • TrnRawr

    ¡Gran análisis! La verdad es que leyéndolo dan aún más ganas de probarlo por fin y volver a machacar a los colegas en esas tardes que no apetece levantarse del sofá. No podía faltar un Tekken en PS4.

  • fracusanz

    Se me cae la baba!

  • JairoSG

    Muy buen análisis. Yo, que no soy muy de los juegos de lucha, estoy planteándome hacerme con él.

  • Jose QB

    Por fin vuelve Tekken, ya había ganas. Muy bueno el análisis, Javi.