Introducción

Rick y Morty es una de esas series de animación o dibujos animados enfocadas a un público adulto, que ha encontrado su particular nicho en la ciencia ficción más alocada. Concebida en sus orígenes como una parodia de Regreso al futuro, esta serie creada por Justin Roiland y Dan Harmon narra las peripecias de Rick, un doctor chiflado, y su influenciable nieto Morty a lo largo de varias dimensiones intergalácticas, que la pareja puede abrir a voluntad gracias a una pistola especial.

Al igual que otras series de dibujos para adultos, Rick y Morty no se corta un pelo a la hora de introducir toda clase de situaciones macabras y hasta grotescas, todo ello aderezado con un fuerte humor ácido. Yo no soy un especial fan de esta franquicia, aunque sí he visto algunos capítulos y reconozco que tiene su puntillo.

Rick and Morty: Virtual Rick-ality 1

Bien, una vez hecha la pertinente introducción, por si hay algún profano que no sabía de qué va esto, toca meterse de lleno con Rick and Morty: Virtual Rick-ality. Veamos qué tal es el juego.

A grandes rasgos

Llama la atención que no vamos a encontrar menú de opciones en Rick and Morty: Virtual Rick-ality. Aparecemos en un salón ante una televisión, un aparato lector de discos y un expositor para éstos. Cada disco es una misión. Al principio obviamente sólo hay uno, pero después podremos introducir el que queramos para rejugar una parte en concreto.

Casi todo el juego se desarrolla en el legendario garaje donde el abuelo de Morty ha trasladado su demencial laboratorio. Tal vez os llame la atención, como a mí, que no encarnamos a ninguno de los dos protagonistas, sino que somos algo así como un clon del joven Morty. ¡Un mero instrumento del profesor chiflado!

Rick and Morty: Virtual Rick-ality 2

Rick and Morty: Virtual Rick-ality arranca con misiones de lo más sencillas por no decir banales, como hacer la colada del viejo o aprender a movernos por el garaje. Sin embargo, no tarda mucho en pedir un poquito más de ingenio, hasta volverse bastante exigente.

En total hay nueve misiones a completar, y si las juegas de una vez desde el principio todo se siente como una misma secuencia, una aventura más de esta peculiar pareja. Algo así como un capítulo de los dibujos animados, para entendernos.

Entre cuatro paredes

¿Rick and Morty: Virtual Rick-ality viene a revolucionar el mundo de la realidad virtual? Por supuesto que no, pero no creo que esto pille desprevenido a nadie. Lo que tenemos aquí es otro “clásico” título de VR: original, envolvente, por momentos incluso brillante, pero corto y poco ambicioso.

Estamos ante un jugo de puzles, que requiere sí o sí los PlayStation Move. Aunque tenemos nuestras manos perfectamente representadas y podemos hacer uso de ellas para manipular toda clase de objetos, el movimiento del personaje está muy limitado. De hecho, en el garaje hay tres puntos de teletransporte, y para girar debemos hacerlo nosotros mismos físicamente. A lo largo de la aventura nos adentraremos en tres escenarios más (a los que volveremos en más de una ocasión), que si bien son curiosos y llamativos, no nos permiten desplazarnos por los mismos. Son, en realidad, como unos puntos de teletransporte adicionales.

Lo que sí hay que reconocerle al juego es que cada recoveco está llenos de cachivaches muy divertidos, que nos animan a experimentar con ellos: aparte de los muchos objetos a la vista, hay extrañas máquinas que nos invitan a hacer toda clase de experimentos. Es todo un detalle que muchos de los objetos no sirvan realmente para el desarrollo del juego, pero escondan algunos detalles muy graciosos. En este sentido Rick and Morty: Virtual Rick-ality desborda ingenio y carisma a partes iguales. No os vais a aburrir en el poco tiempo que dura esta alocada peripecia.

Rick and Morty: Virtual Rick-ality 3

El entorno virtual

De forma similar a Flipy’s Tesla! Inventemos el futuro, algo importante a la hora de jugar a Rick and Morty: Virtual Rick-ality es que vais a necesitar una buena habitación. La PlayStation Camera debería estar al menos a dos metros de vuestra posición, y además se requiere un espacio vacío detrás para girarse y manipular los objetos correctamente.

La alternativa es recalibrar la cámara constantemente, algo particularmente tedioso, ya que al hacerlo el juego nos lleva a una especie de menú de configuración de nuestra posición, que nos pide abrir los brazos y calcular nuestra altura. Vamos, que no basta simplemente con mantener pulsado el botón Options. Sin embargo, con un poco de práctica encontraréis la posición más conveniente para apañaros durante casi toda la aventura.

Rick and Morty: Virtual Rick-ality 4

Dicho esto, que puede ser una puñeta en más de una ocasión, lo cierto es que la física de los objetos, su manipulación, la forma en que los colocamos o los dejamos caer, etc. es una gozada. Hay tantas cosas raras por descubrir que nos veremos queriendo cogerlo todo, preguntándonos para qué puede servir.

Sin ánimo de hacer destripes, incluso hay alguna secuencia de acción donde el juego se trasforma en un sencillo pero disfrutable shooter.

Como la serie de dibujos

Gráficamente estamos ante un gran título. Siempre he dicho que el estilo cartoon, sencillo pero lleno de carisma, le sienta genial a la realidad virtual. Rick and Morty: Virtual Rick-ality viene a recordárnoslo.

El dúo protagonista, cuando entra en escena, está perfectamente recreado. Los entornos compensan su escasez con su abundancia de detalles y perfecta representación. Realmente nos sentiremos como dentro de uno de los capítulos de la serie.

Además, los diversos elementos se ven muy nítidos, incluso en la distancia, y apenas se aprecian dientes de sierra. Chapó en este sentido.

Rick and Morty: Virtual Rick-ality 5

Do you speak english?

El tema del sonido es algo escabroso. Por un lado tenemos buenos efectos, propios de la serie de animación, así como las voces originales de los protagonistas. Pero el juego viene en perfecto inglés, sin subtítulos de ningún tipo. A esto hay que añadir la forma rápida y coloquial en que se expresan los personajes, que a veces te dan una pista sobre cómo realizar la siguiente misión y, si no estás muy atento o eres prácticamente bilingüe, te va a costar entender.

¿Se puede jugar si no sabes inglés? Se puede, pero en muchas ocasiones a base de ensayo y error, probando toda clase de artilugios y perdiendo un tiempo considerable hasta que piensas: “ah, era esa chorrada”. Esta dinámica no importa mucho al principio, mientras lo estás descubriendo todo, pero puede resultar cansina hacia el final, cuando ya conoces los objetos pero no sabes muy bien qué hacer.

Rick and Morty: Virtual Rick-ality 6

Conclusión

Rick and Morty: Virtual Rick-ality se suma a la larga lista de los típicos juegos de PSVR, sorprendentes e ingeniosos, pero breves y desde el primer minuto concebidos más como experiencias que como videojuegos completos. Tal y como dije en mi artículo sobre la situación de PlayStation VR tras un año y medio en el mercado, esto es algo que debemos aceptar y siendo optimistas hay que verlo como un primer paso en la buena dirección, de cara a próximas generaciones de gafas.

En definitiva, si te mola la serie, vas a vivirla recreada perfectamente desde dentro, incluyendo todo su crudo humor y su genial ambientación. Si te gustan los juegos de puzles, aquí encontrarás unos cuantos bastante ingeniosos y divertidos. Y si encima tienes un espacio amplio para jugar, te diría que pruebes el juego, aunque su precio de 30 euros se me hace alto.

Si por el contrario esperas un título largo, profundo, complejo y ambicioso… bah, ¿a quién quieres engañar? Si buscabas eso seguramente ni habrías entrado a leer este análisis. A estas alturas, igual que ya casi no hablamos de los mareos en realidad virtual, la noticia no es que los juegos de VR sean breves, al contrario, es que sean largos. Y sabes perfectamente que éste no es el caso.