Introducción

Un género que abunda en ordenadores, pero escasea en consolas, es el de la supuesta estrategia en tiempo real. Y digo supuesta porque siempre he pensado que eso de estrategia tiene más bien poco. Aún recuerdo las discusiones con mi amigo Bernie, pecero acérrimo y fan de este género, cuando yo le decía que me parecía mucho más estratégico atacar por el flanco en Counter Strike que ponerse a construir casitas en este tipo de juegos.

Efectivamente, para mí los títulos de estrategia en tiempo real eran más bien juegos de gestión de recursos o, si se prefiere, de un tipo de estrategia mucho más logística que puramente militar, aunque todos estuvieran enfocados a la guerra. Yo me he pasado algunos y ya se sabe lo que pasa: las fases más difíciles consisten en construir los distintos elementos prácticamente en el orden correcto.

Impact Winter 1

Y si la cosa va de esto… ¿realmente es necesario meter el tema bélico como telón de fondo? Impact Winter nos demuestra que no. Ha habido otros como él antes (y después, ya que salió hace casi un año en PC), pero esta propuesta de Mojo Bones es de las más originales y entretenidas que recuerdo, y también de las mejor enfocadas a la verdadera supervivencia. Veamos por qué.

Un mundo desolado

En Impact Winter, el planeta Tierra ha sido azotado por un meteorito que cayó sobre Canadá, arrasando este país y todo el norte de los Estados Unidos. Este desafortunado acontecimiento se produjo en 2017, así que hablamos de un juego de plena ambientación actual. El mundo cambió, con una tremenda nube de polvo que dio lugar a un invierno perpetuo. La humanidad sobrevive como buenamente puede y, entre todos los que luchan por salir adelante, ahí está Jacob, el protagonista de esta aventura.

Impact Winter no presenta una secuencia de introducción alucinante, de hecho nos pone directamente “a los mandos” del prota, del que enseguida sabremos que vive refugiado en una iglesia junto a cuatro personajes más: Christophe, un joven fanático de la informática; Maggie, una chica mecánica; Blane, un curtido veterano experto en supervivencia; y Wendy, una anciana cocinera que en su día fue médico veterniario. Ni que decir tiene que todos ellos sin excepción han sufrido calamidades y perdido a seres queridos.

Impact Winter 2

La iglesia es nuestro cuartel, nuestro centro de operaciones, nuestra base. No tardaremos en descubrir que también es un lugar al que, cada vez que regresemos, veremos como un verdadero santuario, nunca mejor dicho, que nos permitirá liberar la tensión acumulada durante nuestras expediciones al exterior. Porque los gélidos páramos del mundo arrasado son de todo menos acogedores, y suponen un peligro constante.

No se puede decir que el mapeado de Impact Winter sea muy grande, pudiendo recorrerlo de lado a lado en relativamente poco tiempo, pero sí puedo garantizaros que, en cuanto empecéis a ver de qué va el juego, cada pisada de Jacob por la espesa nieve se os hará eterna y a la vez extrañamente morbosa.

¿Sobrevivir sin más?

Entonces tenemos a un grupo de cinco amigos forzosos que se han refugiado en una iglesia y tratan de sobrevivir en un mundo post-apocalíptico. ¿Hay algún objetivo? Pues sí, porque al inicio del juego lo primero que captaremos es una extraña señal de radio, no muy clara, que indudablemente se refiere a un plazo de 30 días. Parece una especie de rescate, pero…

Impact Winter 3

El caso es que debemos sobrevivir durante ese tiempo, treinta largos días en un mundo hostil, durante los cuales no sólo pueden morir (o desertar) nuestros compañeros, sino también nosotros mismos, lo que influirá en la puntuación final obtenida tras completar el juego. Los progresos se guardan cada vez que dormimos, pero si elegimos el modo Experto, ¡la muerte significará el reinicio total de la partida!

Cada segundo en esta aventura equivale a un minuto en la vida real, así que, si no me equivoco, en teoría los 30 días pasarían en 12 horas de juego. Sin embargo, los desarrolladores se han inventado algo curioso: la existencia de un robot, AKO Light, que mediante una serie de patrones de aprendizaje puede acelerar la llegada del equipo de socorro. Así, a medida que cumplimos encargos obtenemos PR (puntos de rescate), que sirven para descontar horas del omnipresente contador de tiempo. Es decir que la partida puede durar bastante menos, unas 8 horas si lo hacemos bien… algo que como veremos no es precisamente fácil.

Impact Winter 4

El tema del robot

AKO Light es un prototipo súper avanzado de androide que Christophe encontró y reprogramó. Es, por así decirlo, el elemento fantástico de esta aventura y es también nuestro verdadero compañero inseparable, siguiéndonos a poca distancia mientras flota sobre el terreno.

La función más característica del robot es sencilla: puede iluminar con una potente luz, algo especialmente útil cuando nos adentremos en el interior de viejos edificios, almacenes y casas, todos sin excepción parcialmente enterrados por el manto de nieve.

Además, AKO Light cumple otras funciones, como escanear el terreno en busca de alijos ocultos, y sus funciones se pueden ir ampliando a medida que cumplimos nuevos encargos. Lo más importante, sin embargo, es su radar, que nos muestra en pantalla la dirección de los objetivos y los elementos más característicos del mapa.

La batería del robot se consume con el tiempo y, especialmente, con acciones como el escaneo o taladro del terreno. La ventaja que supone AKO Light se transforma en una verdadera carga si éste agota su energía, pues Jacob tendrá entonces que llevarlo a cuestas, con el consiguiente cansancio. Sin embargo, lo más terrible sin duda será la pérdida del radar en estas circunstancias, que si nos pilla muy alejados de la iglesia puede ser una verdadera sentencia de muerte. Por suerte, en función de los encargos elegidos, podremos disponer de baterías auxiliares extremadamente útiles.

Diferentes caminos

Hablando de los encargos, en Impact Winter podemos cumplirlos en el orden que prefiramos -eligiendo entre nuestros cuatro camaradas, luego el orden dentro de cada uno está preestablecido-. Además de las misiones que nos encomiendan nuestros compañeros, hay varias más repartidas por el mapa. Pero son las de nuestros amigos las que se podrían definir como el “modo historia”, y las que definitivamente dan personalidad a cada partida, haciéndola en parte única.

Impact Winter 5

Si elegimos la vía de Christophe, vamos a conseguir importantes ventajas en forma de PR (valioso tiempo) a medida que mejoramos a AKO Light, además de obtener por ejemplo previsiones meteorológicas o más espacio para guardar objetos (fundamental).

Si seguimos los encargos de Maggie, pronto la iglesia se transformará en una instalación muy digna, con generador eléctrico y, a la larga, ¡incluso una moto de nieve! El agua congelada no es potable tras el impacto del meteorito y, entre otras cosas, Maggie puede construirnos un filtro para rellenar botellas vacías, algo imprescindible.

Si elegimos la vía de Blane, no tardaremos en descubrir la utilidad de levantar campamentos, señalizar el terreno, defendernos y proteger la iglesia. Pero cazar es lo más valioso que va a enseñarnos, sobre todo porque en este mundo no abundan precisamente los suministros.

Wendy se presenta como una entrañable cocinera, pero pronto vamos a descubrir hasta qué punto hace milagros con los ingredientes que le damos, obteniendo alimentos mucho más nutritivos y multiplicando su cantidad. Además, es la única que sabe de medicina y puede atender determinadas lesiones del grupo.

Por último tenemos los encargos de personajes anónimos dispersos por el mapeado, que suelen ser relativamente sencillos, así como misiones secundarias, por ejemplo activar una serie de torres de radio. Es importante aclarar que, en una sola partida, no vas a poder hacerlo todo. El título está pensado para ser rejugado eligiendo nuevas vías de acción.

Impact Winter 6

Compañeros de fatigas

Los cuatro amigos de Jacob no sólo le encargan misiones. También le consultan dudas y por supuesto pueden ayudarlo. Como líder, cada decisión recaerá en ti, con importantes consecuencias.

A medida que obtenemos PR no sólo descontamos tiempo hasta el rescate. También subimos de nivel, lo que desbloquea nuevos roles que podemos asignar a nuestros compañeros. Todos los roles tienen una faceta positiva y una negativa, por lo que éste es otro importante elemento de estrategia en la supervivencia del equipo.

Además, nuestros camaradas pueden construir objetos si les entregamos los materiales adecuados, no sólo como parte de una misión, sino también libremente, proporcionando importantes ventajas. La construcción por supuesto lleva su tiempo, sin duda el enemigo a batir en Impact Winter.

Impact Winter 7

Cada uno de los personajes, incluyendo a Jacob, tiene cinco barras características: energía, temperatura, alimentación, hidratación y moral. Huelga decir que debemos mantenerlas lo más altas posible, algo que se vuelve agónico a medida que avanzamos en la aventura.

Verdadera supervivencia

Lo mejor de Impact Winter es cómo transmite la sensación de estar en medio de ninguna parte, apenas refugiado, con cuatro personas desesperadas como tú y decidido a sobrevivir a cualquier precio. Y es un precio alto, que por cierto también están dispuestos a pagar ciertos indeseables que no dudarán en asaltar la iglesia y robarte suministros, incluso hiriendo a alguno de tus camaradas en el proceso. Cuando esto sucede mientras estás contando las patas de mesa que te quedan en el inventario para mantener la hoguera y no morir congelado, la cosa empieza a ponerse chunga.

Esto es algo que probablemente aprendas por las malas. Tal vez cometas el error de pensar que éste es un juego de exploración, que puedes entretenerte a treinta bajo cero buscando por ahí, descubriendo secretos, etc. Pronto entiendes que no es el caso y que en Impact Winter el tiempo es auténtico oro. Tendrás que dejar valiosos objetos atrás, y tal vez no te puedas permitir el lujo de volver sobre tus pasos para recogerlos. Te quedarás con la duda de a dónde conducía esa cueva, o cómo sería aquella gasolinera por dentro. Te dolerá cada elemento de comida que no puedas aprovechar, cada bebida que no puedas llevar contigo. Mirarás con ojos de lunático la batería de AKO Light.

Impact Winter 8

Deberás gestionar perfectamente los plazos, organizar las salidas, resolver las dudas de tus camaradas, administrar sus raciones… Pagarás cada error de planteamiento, pero no creas que todo esto es tedioso, aburrido y cargante. Para nada. Este título de Mojo Bones invita al desafío, a que pase otro día y sigamos ahí, al pie del cañón. Hablamos de un juego muy absorbente, donde nos metemos en la piel de Jacob mucho más de lo que en un principio cabría pensar. Las largas travesías por la nieve, en busca de objetos que no sabes muy bien donde están, a medida que te fatigas, te deshidratas y te congelas, se hacen eternas y a la vez pasan volando. Cuando ves que has sobrevivido y te diriges de vuelta a la iglesia, trasladas tu preocupación al resto del equipo: ¿echaste suficiente leña en la hoguera? ¿Les dejaste comida? ¿Se habrá curado tal personaje? Al fin y al cabo, pocas cosas se perciben más desalentadoras que la idea de quedarte solo en ese mundo desahuciado. Y todo esto, de alguna forma, se siente en carne propia.

Vista de antaño

Uno podría pensar que para lograr este nivel de inmersión, Impact Winter debe de tener unos gráficos híper realistas y, si me apuras, ser un juego en primera persona. Nada de eso. Hablamos de hecho de un título con vista isométrica, donde los personajes tienen además un cierto estilo cartoon.

Sin embargo, aunque sería exagerado alabar los gráficos del juego, hay que reconocer su atención a los detalles. Por ejemplo, al adentrarse en una casa, en una cueva, en el viejo hospital… es apabullante la cantidad de mobiliario donde puedes buscar cientos sino miles de objetos diferentes, todos con alguna utilidad. Las cortinas se mueven a tu paso, las luces se mecen lentamente, ajenas al paso del tiempo, los elementos del decorado están francamente bien cuidados, y hay efectos de luz y partículas curiosos… Podría decirse que, dentro del estilo elegido, la gente de Mojo Bones ha hecho un muy buen trabajo.

Impact Winter 9

Además, como sucede en la saga Dark Souls, en Impact Winter el escenario y el llamado loot (los objetos) cuentan una historia. Aunque en las pantallas de carga iremos sabiendo más de lo sucedido, inevitablemente encontraremos pequeños pero valiosos detalles sobre esta ambientación, que aumentan más si cabe el nivel de inmersión.

Para cerrar el análisis del apartado gráfico, no hay que dejar de elogiar el sistema de menús. Pocas veces he visto tanta información organizada de una forma tan intuitiva. A medida que ves los tutoriales la primera vez que juegas, todo está perfectamente claro y bien explicado. No puedes volver a ellos, ni falta que hace.

El ruido de la ventisca

Sobre el apartado sonoro no puedo decir sino bondades. En un juego como éste era algo muy importante, y por fortuna cumple con creces. Los sonidos ambientales son perfectos, y la música entra con una contundencia arrolladora cuando debe, sobre todo al explorar zonas cerradas, aumentando la sensación de extrañeza y hostilidad. Me ha recordado, salvando las distancias, a la banda sonora de La Cosa de John Carpenter, sólo que esta vez corre a cargo de Mitch Murder.

El juego por cierto no tiene voces, pero por fortuna los muchos y abundantes textos y descripciones de los objetos están en español.

Impact Winter 10

Conclusión

En Sonyers he analizado algunos juegos que, pareciéndome en un principio discretos, acabaron por decepcionarme enormemente. De éstos, quizás el más sonado sea 4 Goddesses Online. Con Impact Winter temía algo parecido, pero me ha pasado, fíjate tú, precisamente lo contrario.

Hablamos de un título que, con la inmensa oferta actual del mercado, se permite arrancar sin un vídeo de presentación, sin aspavientos, sin efectos resultones. Pero pronto entiendes que va a más. Cuando tienes que irte a dormir, que mañana toca currar, es fácil pensar: “bueno, si Jacob está sufriendo estas penurias, yo puedo apurar un poco”. Lo que pasa es que ese poco es una hora que pasa volando porque estás literalmente metido en la situación.

En definitiva, si te gustan los juegos pausados, que requieren una cierta estrategia y una gestión eficiente, pero que también tienen elementos de exploración y una buena ambientación, al menos echa un ojo a Impact Winter. Pero recuerda que un simple vídeo no puede transmitir la sensación de exquisita angustia que experimentarás mientras juegas.