FIFA 18

FIFA 18

PS4

Fecha de lanzamiento:29 de septiembre de 2017

2

puntuación Sonyers

8

Lo bueno: Estadios, césped, ropa, iluminación... el Frostbite luce mejor que nunca. La afición tiene más presencia. El divertido modo Squad Battles. Más imprevisible. La química introducida en El Camino.
Lo malo: Algunas físicas y animaciones antinaturales. Muy pocos cambios y poco arriesgados. Los comentarios ya cansan.

La temporada de fútbol ya comenzó, de hecho ya lleva más de media docena de partidos en las ligas más prestigiosas, ya se ha llevado la cabeza de algún entrenador, las primeras “crisis” de los equipos grandes, las primeras sorpresas, los estrenos en competiciones europeas…

Hemos tenido que esperar un poco hasta tener entre manos la visión del fútbol virtual según Electronic Arts y su equipo de EA Sports, que vuelven a traernos una nueva edición como cada año con un FIFA 18 de, una vez más, pretende superarse y llevar un paso más lejos el deporte rey en nuestras consolas.

Dicen que es difícil llegar a lo más alto, pero es aún más difícil mantenerte. La saga FIFA lleva varios años rozando el cielo, en parte por sus aciertos y sus esfuerzos, en parte por el desatino de la competencia. Pero la competencia no siempre iba a errar el tiro y es difícil mantener la concentración cuando se está ganando, ¿verdad?

PES 2018 se adelantó unas semanas y obtuvo unas notas excelentes, prueba que Konami por fin ha dado con la tecla. ¿Estará FIFA a la altura? ¿Seguirá mandando en el marcador pese a los empujes del rival?

Que comience el partido.

Modos de juego: Camino, Carrera y más

Empezamos repasando las distintas modalidades con las que podremos disfrutar del fútbol en FIFA 18. Empezando por el clásico Carrera, donde el jugador puede escoger ser Manager o Jugador y limitarse a escoger a un jugador real cualquiera o uno creado en el editor, o si prefiere puede vivir desde dentro el control de un equipo, sus finanzas, alineaciones, cantera o fichajes.

Más allá de algunos retoques en los menús, este modo apenas ha evolucionado salvo unas cinemáticas a la hora de negociar los fichajes que siguen la estética del modo El Camino pero que en el fondo son más de lo mismo, acordar unas cantidades de ficha, duración, primas y apretón de manos. Termina cansando y no aporta mucho.

Así pues poca novedad en la Carrera, alguna más en la Temporada 2 del ya citado El Camino, que retoma la historia en el mismo punto donde la dejamos el año pasado, con un Alex Hunter que se ha hecho hueco en el panorama mediático y ahora los equipos más punteros de toda Europa llamarán a su puerta.

EA Sports nos ofrece aquí una continuación sin arriesgar demasiado, de nuevo toca entrenar, jugar, lograr objetivos y tomar algunas decisiones que definirán nuestro destino y nuestra personalidad. Nuevamente se nota que los caminos alternativos según lo que decidamos no distan apenas unos de otros, aunque resulta refrescante ver a tanto jugador famoso con sus voces originales y conocer un poco más los entresijos de todo ese mundillo en aspectos que nunca vemos. Lo que más llama la atención, además de la posibilidad de saltar a otros personajes (no vamos a soltar spoilers) es que introducen el concepto de química entre compañeros y los “piques” en los entrenos, una idea muy buena que ojalá exploten más en futuras entregas y en más modalidades. En fin, no se ha arriesgado mucho, apenas hay cambios – más allá de poder personalizar mínimamente a Alex Hunter con peinado, ropas y tatuajes – pero el modo sigue siendo satisfactorio y las pocas mejoras se agradecen.

Como no volveremos a contar con los clásicos Partidos Amistosos, campeonatos licenciados para disputar una Liga o una Copa, vuelve el Fútbol Femenino sin novedades y también podemos practicar en el Modo Entrenamiento, que añade algunos ejercicios nuevos – 15 para ser exactos – que ofrecen un poco de variedad y vuelven a hacer más amenos los tiempos de carga entre partido y partido.

Respecto a las licencias una vez más FIFA 18 mantiene unos números imbatibles, más de 700 equipos disponibles y más de 30 ligas licenciadas, incluyendo la francesa, alemana, española, italiana o inglesa con sus divisiones inferiores, además de la MLS, liga mexicana, argentina, brasileña, coreana o la liga árabe.

FIFA 18 también ha conseguido los mismos elementos visuales que acompañan a las retransmisiones de los partidos reales de La Liga y de la MLS, además de la Premier League para darle una mayor veracidad al título. También contaremos con la nada desdeñable cifra de 75 estadios, 50 de ellos reales incluyendo algunas novedades como el recién inaugurado Wanda Metropolitano del Atlético de Madrid, el Stubhub Center de LA Galaxy, el Amex Stadios del Brighton & Hove Albion y el Kirklees Stadium del Huddersfield Town. Una vez más la Premier League se lleva lo mejor al contar con los 20 estadios licenciados, mientras que LaLiga española sólo tiene el Santiago Bernabeu y el citado Metropolitano.

FUT de mis amores

Y dejando de lado los números – remarcando nada más que la ausencia de la licencia de la Champions League sigue notándose – pasamos al modo estrella del juego, el FIFA Ultimate Team, que como estrella que es presenta un mayor número de novedades.

La mayor de ellas tal vez sea la nueva modalidad Squad Battles, que nos anima a competir contra equipos creados por otros jugadores en base a una serie de objetivos que nos darán un buen número de incentivos y recompensas para ir comprando sobres e ir construyendo nuestro equipo de ensueño. Una vez más la locura de los sobres, la alta competición de las Temporadas y las Leyendas, ahora llamadas ICONOS, nos tendrá pegados a este modo durante meses.

Precisamente en los ICONOS también hay novedades, pues por primera vez tendremos tres sobres con el mismo jugador en épocas distintas, de forma que podremos disfrutar de un Pelé, un Ronaldo o un Ronaldinho más jóvenes y explosivos o más adultos y experimentados, el hecho que varíen sus stats y su aspecto físico es una buena idea y le da un toque estratégico a las plantillas interesante.

Por supuesto seguimos teniendo FUT Draft, desafíos de plantillas, recompensas diarias y modo espectador por si simplemente queremos aprender de los mejores. Sin duda EA Sports incentivará a los jugadores durante todo el año para mantener el interés alto en este modo, aunque vista su popularidad tampoco les será necesario hacer demasiado.

Gran parte de la gracia de FUT es el juego online, y además de este modo también podemos seguir practicando en los Amistosos Online o los Clubes Pro, y una vez más no hemos notado lag en las partidas y siempre se suele encontrar rival rápido. Nada nuevo, pero no por ello no hay que dejar de mencionar lo bien que cuida EA este aspecto.

Retoques para no perder el toque

Una vez más el equipo de EA Sports se enfrenta al dilema de todos los años… ¿cómo atreverse a introducir grandes cambios en la jugabilidad en algo que funciona y que gusta? ¿Cómo arriesgarse a intentar mejorar algo, fallar y estropear la experiencia?

Lógicamente cuando un estudio consigue una buena jugabilidad siempre se encuentra estos retos, pero el equipo es lo bastante grande y experimentado como para saber lidiar con ello. En FIFA 18 aseguran haber introducido grandes cambios en la jugabilidad, sutiles en un primer vistazo pero que se dejan ver a cada paso, o a cada pase, en cada partido, y jugando una y otra vez.

Las novedades comienzan en las nuevas capturas de movimiento de los jugadores más famosos y mediáticos, empezando por la estrella de la portada Cristiano Ronaldo y pasando por Bale, Marcelo, Neymar, Iniesta, Hazard o Griezmann. Resulta muy evidente la forma de moverse, pasar o tirar de este tipo de jugadores, aunque siempre se eche en falta alguno más.

También notamos los cambios en los pases, especialmente en los centros al área, dotados de una mayor variedad y una respuesta más precisa a los distintos tipos de golpeos, algo que unido a un gran número de animaciones nuevas para suavizar ciertas transiciones hacen que el juego en corto con velocidad sea más satisfactorio y podamos realizar mejores jugadas en cualquier zona del campo, incluyendo controles con el muslo o mejores centros con el exterior del pie. Por desgracia el juego sigue pecando de la extrema lentitud del balón en los centros largos y los cambios de banda, donde parece que el balón tiene la gravedad lunar. Las físicas del balón son muy mejorables, no sólo en este aspecto, ciertos rebotes le dan al balón una aceleración totalmente antinatural y tiros en posiciones muy similares a veces salen como misiles y otras como si el balón pesase cuatro toneladas.

EA Sports ha querido que FIFA 18 tenga un ritmo algo menor dando algo más de peso a las inercias de los giros, de forma que tengamos que tener en cuenta la posición del cuerpo del jugador antes de recibir la pelota y girar. Por una parte se nota más lentitud en los jugadores pero también más libertad en las formas de soltar o controlar el balón, todavía no es algo perfecto y algunas cosas deben mejorar, pero la sensación al menos es que se está yendo por el buen camino.

Lo que más me ha gustado es que se ha trabajado mucho en la imprevisibilidad, pues en FIFA 17 había una gran cantidad de situaciones en las que ya sabías que el jugador no iba a llegar, el tiro iba a ir fuera o el defensa iba a cortar el balón sí o sí. Esto no sucede tanto en FIFA 18 y me he llevado muchas sorpresas, y es algo que mantiene mi interés por cada acción del partido y le aporta mucha frescura. También está motivado por un importante trabajo en mejorar las físicas de los choques entre jugadores, que de nuevo sigue dejando algunas animaciones extrañas y situaciones no del todo bien resueltas pero que avanza un par de pasos adelante respecto a entregas anteriores, y donde ahora tenemos mayor sensación de poder intervenir y ganar la posición colocándonos mejor, ganando incluso situaciones ante defensas o centrocampistas más corpulentos.

Respecto a los porteros vuelven a mostrar un gran nivel, con rapidez de reflejos incluso en segundas jugadas y es poco habitual verles cometer algún error. La IA de los compañeros y rivales ha mejorado ligeramente, con algunos desmarques y movimientos que otros años no veíamos, aunque tampoco es algo que se note demasiado o que suponga un cambio grande. Sigo echando en falta una mayor personalidad en el espíritu de cada equipo, como un FC Barcelona atacando en tromba o un Alcorcón defendiendo con todo y saliendo como locos a la contra, me parece que las opciones de “Todos al Ataque” o “Ultra defensivo” siguen sin ser lo bastante radicales para mi gusto.

Además de nuevo el juego cae en las “trampas” o handicap cuando elevamos demasiado el nivel de dificultad y vemos que Carrasco o Bale no pueden irse en velocidad de un defensa de 2ª división o que nuestros jugadores empiezan a fallar tiros o a perder precisión en los pases.

Finalmente destaco la novedad de las Sustituciones Rápidas, que nos permite seleccionar a tres jugadores para un cambio rápido sin tener que pausar el juego, algo bastante útil si lo configuramos, porque las sugerencias por omisión de la máquina son en su mayoría un poco surrealistas.

El Frostbite se engalana

EA Sports ha vuelto a repetir en FIFA 18 con el motor Frostbite, el mismo motor que luce en la mayoría de juegos de la compañía (Battlefield, Battlefront, Need for Speed…) y esa experiencia ha permitido al estudio poder seguir mejorando el aspecto visual del título, especialmente su iluminación.

El motor sigue mostrando unos modelos detallados, unos estadios que han ganado en elementos de animación y unas texturas de mayor calidad, algo que se disfruta aún más en PS4 Pro con las mejoras en la resolución y el acabado general. Una vez más el juego se luce con determinados jugadores como el propio Cristiano – respiración típica al lanzar una falta incluida – Pogba, Agüero, Dybala o Mbappé, pero aquellos sin escaneo ni siquiera tienen un parecido lejano y creo que EA podría trabajarse un poco más esas caras.

Sí que se ha trabajado la ambientación del público – por fin – y ahora los estadios están más vivos, con más animación en las gradas, celebración con los aficionados, primeros planos de los mismos y mayor diferencia según la región en la que juguemos. Una pena que no se haya dado un paso más allá haciendo que la presión del público influya de alguna manera en la concentración de los jugadores, una característica que ojalá veamos en el futuro. Además esperaba una presión del público más exagerada, todavía creo que se puede ofrecer más en este sentido.

Ayuda también a la ambientación un apartado sonoro que de nuevo suena de maravilla, con un buen número de cánticos para darle ambiente a los partidos y unos comentaristas que… en fin, Manolo Lama y Paco Gonzalez, viejos amigos, muy viejos tal vez, mucho comentario reciclado, algunas novedades pero lo de siempre, no lo hacen mal – mejor que la competencia, eso sí – pero una renovación le iría de maravilla a la franquicia en este sentido.

Donde no hay quejas es en la banda sonora, con más de 40 canciones de artistas internacionales de la talla de The Man, Lorde, The War On Drugs, The National, Baloji o Django Django. Además para el modo El Camino tendremos a Junkie XL para ponerle sonido a la historia de Alex Hunter, nada menos que el compositor de películas tan taquilleras como Divergente, Dead Pool, Mad Max: Furia en la Carretera o Wonder Woman.

Conclusiones

Es difícil analizar FIFA 18 y ser justo con él, muy distinto si es la primera vez que te enfrentas a la saga o si llevas años detrás de ella. Para mi gusto esta edición no es ni mucho mejor el mejor trabajo de EA Sports en los últimos años, pocos cambios, sin mucho riesgo y además no todos me parecen acertados.

Como positivo destacar que se haya trabajado en las animaciones y perfeccionado el sistema de colisiones, además de querer simular la realidad de las inercias para lograr un fútbol más cercado al que vemos en la televisión.

El problema es que aún se está un poco lejos de conseguir lograrlo y hacer a la vez un juego en el que sólo tengas que enfrentarte a la IA rival, no a las limitaciones de las físicas. FIFA 18 vuelve a tener una gran variedad de modos de juego, una segunda temporada de “El Camino” muy digna, la – longeva – diversión que ofrece FUT y un apartado técnico muy alto, pero acostumbrados como nos tiene el estudio a la excelencia las expectativas puestas en esta entrega han sido mayores que las que has sido capaces de ofrecer.

¿Es un mal juego? Ni mucho menos, lo disfrutaréis seguro, pero hará bien EA Sports en ponerse a trabajar duro en la próxima entrega, pues la competencia no solo les ha cogido, en muchos aspectos le ha tomado la delantera.

Etiquetas: FIFA 18

2
  • Sergio P.C.

    No me llama mucho el FIFA…pero reconozco que es líder en ventas, y eso es porque algo tiene que tener. Normal que no arriesguen mucho: me da la sensación de que están demasiado estirados ya este tipo de títulos anuales.

  • TrnRawr

    Hace tiempo que no sigo estos juegos de fútbol, pero de lo que he visto de FIFA 18 me ha gustado ver lo bien que luce con Frostbite este año. Una pena que en todo lo demás no destaque tanto. Aun así, es un total éxito en ventas y es algo muy admirable.