Dark Rose Valkyrie

Dark Rose Valkyrie

PS4

Fecha de lanzamiento:9 de junio de 2017

1

puntuación Sonyers

5

Lo bueno: Elenco e historia que cautivan. Diseño de personajes bien logrado. Sistema de pelea accesible y entretenido.
Lo malo: Falta de cohesión en sus elementos más distintivos. Exceso de misiones secundarias se sienten como relleno. Diseño del mundo poco inspirado.

El emprender un proyecto con un alto sentido de ambición nunca sería algo que criticaría en el desarrollo de un nuevo juego. Pero, como nos demuestra la compañía Compile Heart con su nuevo título Dark Rose Valkyrie, a veces sólo las buenas intenciones no son suficientes para mantener a flote lo que pudo haber sido una aventura memorable para muchos aficionados de los juegos tradicionales de rol.

Dark Rose Valkyrie cuenta con elementos de variados géneros que normalmente conseguirían una armonía natural: es una novela visual, es un juego de rol tradicional por turnos,  y es un cuasi simulador social con guiños a una aventura de detectives. Desafortunadamente, y a pesar de girar en torno a una historia intrigante y un grupo de personajes carismáticos, estos elementos fallan en formar suficiente cohesión para hacer del juego un título destacado.

Formarás parte del equipo Special Force Valkyrie

Tendrás control sobre Asahi Shiramine y su equipo de fuerzas especiales encargado de eliminar quimeras y detener el esparcimiento del virus que las produce. Dicho virus afecta a animales y seres humanos y los convierte en bestias con altas capacidades mentales y físicas, pero que han perdido su sentido de racionalidad convirtiéndoles en amenazas para el resto de la población no afectada.

El virus, producto de un meteorito que golpeó el planeta, logró erradicar una porción de la población humana y afecta con mayor frecuencia a los hombres. Este hecho permite –convenientemente- dejar en su mayoría a las mujeres a cargo de la defensa de la humanidad. Es por eso que cinco de tus siete compañeros son mujeres con personalidades distintivas, aunque muy bien entran en los arquetipos ya conocidos en manga y anime.

Se agradece, entonces,  que sus anécdotas sean contadas con bastante liviandad, sin abandonar momentos donde te permitirás involucrarte personalmente con sus luchas internas e historias de fondo. La redacción de diálogos e interacciones interesantes ayudan mucho a elevar una premisa que invita a ser explorada.

¡Prepárate a leer!

No esperes ver largas y espectaculares cinemáticas en Dark Rose Valkyrie como es de costumbre en el género de juegos de rol. De hecho, toda la acción que transcurre es contada a través de escenas mayormente estáticas donde los personajes intercambian diálogos, y en el que podrás crear o deshacer afinidad con los demás miembros del equipo. Es un sistema que, si bien te hace sentir más involucrado con lo que está pasando en la pantalla, pudo haber sido expandido para afectar otros aspectos de la narrativa.

Es una decepción ver como las decisiones que toma Asahi durante las misiones principales ya vienen predeterminadas y sobre las cuales no tienes ningún tipo de control. Ésta hubiera sido una oportunidad para moldear el tipo de líder que quieres ser para tu equipo e incluso cambiar la opinión que tienen los demás miembros de las fuerzas especiales.

Aun así, y a pesar de una impresión decepcionante inicial, cumple con su función narrativa y le proporciona una personalidad única al título.

Durante estas escenas también tendrás la oportunidad de participar en el sistema de entrevistas, otro eje fundamental del juego, ya que afecta el resultado que conseguirás al final. Durante estos segmentos se te pide identificar quien podría ser el traidor de tu equipo y lo consigues haciendo una serie de preguntas a cada una de las chicas del grupo. Mucho de esto depende del nivel de afinidad que hayas desarrollado con ellas y, dado que puede arrojar diferentes resultados, presta a que el juego tenga cierto nivel de rejugabilidad.

Por otra parte, la historia avanzará a través de misiones principales asignadas por tus superiores en la fuerza. Sin embargo, y en una inusual decisión de diseño, si quieres que la historia continúe, deberás completar una numerosa serie de misiones secundarias que en otros juegos similares contarían como opcionales. El hecho que sean obligatorias para el avance de la narrativa las convierten en una oportunidad perdida más.

El problema radica en que, en vez de ser misiones que te inviten a conocer más el mundo, sus personajes o enemigos, simplemente tratan de cacerías de un número X de enemigos, y en consecuencia se sienten más como relleno en una historia relativamente sencilla.

Un mundo verdaderamente desolado

El mundo donde se desarrolla el juego cuenta con una variedad de escenarios bastante reducida. Las mazmorras están conectadas a través de espacios abiertos y planos con alguna que otra zona llena de edificaciones.

Los diseñadores no han sido nada sutiles con el tema de la erradicación humana y atmósfera post apocalíptica, ya que nunca encontrarás un NPC con el que interactuar. Es una lástima, ya que hubiera sido la oportunidad perfecta para explorar historias de personas no involucradas con la vida militar, e incluso hubiera proporcionado recordatorios de cuán importante es nuestra lucha –nadie quiere salvar una ciudad vacía.

El “mundo abierto” es un aspecto del cual los desarrolladores muy bien pudieron deshacerse sin afectar significativamente el producto final. Como consecuencia poco deseada, el juego no te deja con mucho que hacer más que entrar en peleas, lo cual, sin duda, harás la mayor parte del tiempo que pases con él.

¡A batallar!

Vienen como buenas noticias que el sistema de batallas sea accesible y, la mayor parte del tiempo, disfrutable. Aunque inicialmente parezca bastante abrumador, poco a poco descubrirás que en general se trata de mecánicas bastante simples cuyas pocas complejidades llegan a ser más exploradas durante las frecuentes peleas contra jefes finales.

Si has jugado algún título de la serie Grandia, el sistema se te hará muy familiar. Las batallas por turnos cuentan con una barra que determina el orden tanto de tu equipo como el de tus enemigos. Los tiempos de acción para cada uno vienen a ser determinados tanto por las estadísticas de tus personajes como por los comandos que decidas utilizar. Por ejemplo, uno de estos comandos te permite retrasar el turno de los enemigos, dándote más oportunidades de alinear ataques con el resto de tu equipo.

En cada batalla podrás utilizar hasta cuatro de los ocho personajes con los que cuentas en tu equipo. Sin embargo, siempre y cuando cumplas con las condiciones necesarias, podrás utilizar los que tienes en reserva, ya sea para intercambiar lugares, para usarlos como escudos ante los ataques de los enemigos o para complementar devastadores ataques finales. Es un sistema bastante flexible que da libertad al uso de estrategias en las que debes tomar en cuenta también las fortalezas y debilidades de los enemigos.

Otro elemento relevante que también influirá en el éxito de tus esfuerzos consiste en debilitar al enemigo lo suficiente para romper su guardia, y dejarlo abierto a los ataques de otros miembros de tu equipo a modo de combos. Es una mecánica que querrás usar con frecuencia, ya que te permitirá eliminar los enemigos de manera más eficiente y en consecuencia recolectar botines que de otra manera sería imposible.

A pesar de que después de un tiempo el sistema se torne bastante repetitivo, va a ser durante las espectaculares peleas contra los jefes finales donde verás el resultado de tu tiempo invertido y donde tu ingenio será puesto a prueba. Por lo demás, es un sistema bastante servicial que no busca remodelar los cánones ya establecidos en el género, y con el cual más de una vez no evitarás sentir que algunos de sus elementos son engañosamente complejos. Aun así, al menos el espectáculo es bonito.

Arte que mola

Si el diseño del arte y de los personajes se te hacen conocidos, es porque han estado a cargo de Kōsuke Fujishima, famoso por su colaboración en varios títulos de la serie Tales of, entre ellos Symphonia, Abyss, Xillia y más recientemente Zestiria; y como es de esperarse, este aspecto no decepciona. Cada uno de los ocho miembros de tu equipo se muestra distintivo entre ellos con diseños muy bien logrados.

Si bien la narrativa se lleva a cabo a través de escenas a modo de novela visual, hubiera sido interesante que al menos se adoptara un sistema más similar a los skits de la ya mencionada serie Tales of, en la que los personajes tienen libertad de mostrar mayor expresividad y variedad de gestos. En consecuencia, la narrativa y las revelaciones más emocionantes de la historia sufren ya que nos quedamos mirando escenas casi estáticas la mayor parte del juego.

Por otra parte, el doblaje de voces, en general, cumple con su trabajo de manera eficiente como es esperado en este tipo de material. Las influencias del animé en la actuación e inflexiones son obvias y si eres de lo que disfrutas estas series, te sentirás muy a gusto.

Vale destacar una extraña ocurrencia en la que el personaje que tengas en control durante las secuencias de exploración en las mazmorras no deja de gemir a medida que corre. Es un efecto de sonido que busca emitir el hecho que el personaje está exhausto pero se hace tan repetitivo que llega a ser molesto. Desafortunadamente, la única solución que hallé fue silenciar por completo al personaje desde el menú de opciones.

 

También merece ser mencionado el hecho que aunque el juego cuente con la opción de escuchar las voces originales en japonés, el mismo no trae opciones para subtítulos en español, limitando aún más su potencial atractivo.

Conclusión

Dark Rose Valkyrie es un tipo de juego cuyas ambiciones originales son mucho más altas que lo que su ejecución final logró, y en consecuencia nos deja deseando que no tuviera tantas oportunidades desperdiciadas. Su sistema de pelea, aunque entretenido, llega a tornarse repetitivo después de un tiempo. Algunas de las mecánicas se sienten incompletas, incluso aquellas por las que los desarrolladores obviamente apostaron más, y el mundo donde se lleva a cabo se siente exageradamente vacío.

Por otra parte, la falta de integración de sus elementos más distintivos para lograr un todo más cohesivo, y el excesivo y en general obligatorio contenido de relleno tampoco ayudan a elevar la experiencia. Esto, aunado a las múltiples limitaciones técnicas y su alto precio de admisión, lo hace un título difícil de recomendar.

A pesar de contar con un elenco cuyas historias e interacciones te mantendrán interesado, y un diseño de personajes verdaderamente hermoso, el juego está destinado a convertirse en una rareza de culto; un experimento que definitivamente se hubiera beneficiado del viejo adagio que dicta que, a veces, menos es más.

Etiquetas: Dark Rose Valkyrie

1
  • Rogelio Melián

    Muy buen análisis, Jeivind. A mi la verdad me ha gustado pero concuerdo contigo al 100% con respecto a las criticas que le haces al juego