Caos en Deponia

Caos en Deponia

PS4

Fecha de lanzamiento:6 de diciembre de 2017

1

puntuación Sonyers

8.5

Lo bueno: Diseño artístico sublime, guión muy divertido y humor desde el principio hasta el final. Una gran historia que nos recuerda a clásicos como Monkey Island.
Lo malo: A pesar de que la adaptación del control es buena, en algunos momentos resulta molesto porque el juego fue concebido para jugarse con ratón en PC. Algunos pocos fallos y bugs, aunque hay que buscarlos.

Con el anuncio de Deponia en PlayStation 4 muchos fanáticos de las aventuras gráficas estuvimos de enhorabuena por el resurgir de este fabuloso (aunque pasivo) género en los videojuegos, sobretodo por poder disfrutarlo en consolas, dado que es algo que nunca ha ocurrido demasiado y cada generación sólo nos ofrecía menos de diez juegos.

A pesar de que Deponia es una saga que se estrenó en el año 2012 en PC con el nombre ‘La Fuga de Deponia’, fue toda una sorpresa que la alemana Daedalic Entertainment tuviese planes de llevarlo para las consolas después de tantos años. Parece que muchas empresas empiezan a estar interesadas en las consolas para llevar este género de la mejor forma posible gracias a la vorágine de aventuras gráficas desde hace un par de años que vivimos.

Si echamos la vista atrás, hemos tenido remasterizaciones absolutamente fieles y brillantes de los clásicos de LucasArts como Day of The Tentacle Remastered, Full Throttle Remastered y Grim Fandango Remastered. Muchos deseamos que no se acabe este amor incondicional por las aventuras gráficas, dado que no están funcionando nada mal y otras empresas se han animado a crear videojuegos nuevos en este mismo género, como hemos podido comprobar con Grim Legends: The Forbidden Bride o Broken Age.

Caos en Deponia (La segunda entrega de La Fuga de Deponia), a pesar de haber salido en PC hace varios años, no había sido anunciado para PlayStation 4 hasta que no se confirmase el éxito del primero, que funcionó como piloto. Por suerte no ha sido un fracaso en ventas y se han animado en traernos el resto de la saga para PlayStation 4, que consta de tres entregas ya estrenadas en PC y en previsión de una cuarta entrega, que llegará en los próximos años.

Ron Gilbert se sentiría orgulloso

La saga Deponia narra una historia escrita en clave de comedia, tal y como ocurre con la saga Monkey Island. Un sentido del humor irreverente, a veces negro y a veces verde, que nos hará soltar una carcajada en más de una ocasión. Además, las referencias a distintas películas de ciencia ficción y a otros videojuegos y sagas están a la orden del día, haciendo así que la saga sea muy bien considerada por todos los usuarios. No puedes atacar una obra con la cual te estás riendo cada cinco minutos.

En La Fuga de Deponia (titulado simplemente ‘Deponia’ en la versión de consola) nos convertimos en Rufus, un personaje que recuerda en muchos sentidos al mítico personaje de la saga Monkey Island, Guybrush Threepwood, por su torpeza, su poca inteligencia y su habilidad pasmosa de meterse en líos sin buscarlos muchas veces, además Rufus es popular por ser un vago y un cachondo a partes iguales. En Deponia, Rufus quiere abandonar ese vertedero llamado Deponia porque está harto de tanta mugre, marcharse a vivir una mejor vida en el Elíseo, una ciudad flotante preciosa donde todo son lujos y la mugre no existe. Sus vecinos y amigos aseguran que es un plan muy absurdo el suyo, pero eso no hará que Rufus abandonse su sueño de ir al Elíseo.

Muchas cosas pasan en la primera entrega que llevan a nuestro protagonista Rufus a situaciones límite, pero no os podemos contar toda la historia y desde aquí os animamos a disfrutarlo antes de entrar en la secuela: Caos en Deponia.

La segunda entrega empieza directamente después del final de Deponia, con Rufus contándonos los hechos acontecidos en la primera entrega en forma de resumen, y tras un prólogo donde el protagonista crea un tirachinas con una sierra metálica (?) ocasionando un desastre sin precedentes, empezamos de nuevo en nuestra andadura por Deponia, intentando cumplir los deseos de Rufus en su búsqueda del Elíseo.

El trabajo y la elaboración gráfica en general de Caos en Deponia luce exáctamente igual a la primera entrega, salvo por las animaciones in-game que han sufrido una mejora notable con respecto a la primera entrega. Las secuencias de animación, tal y como se veía en la primera entrega, nos ofrecen diseños muy limpios, frescos, coloridos y un estilo cartoon único, con grandes animaciones y gran trabajo detrás, haciendo que todo parezca un largometraje animado. No existen mejoras más allá de esto porque quizás ya el primer Deponia cumplía perfectamente con su objetivo a nivel visual. Si algo no está roto, no hace falta repararlo.

No tanto la variedad de escenarios, pues todo tiene una misma estética “steampunk” que mezcla muchos metales, tecnología y engranajes con tecnología del futuro y del presente, sino la calidad y la sobrecarga de detalles de estos, hacen que sea muy vistoso en todo momento. También visitaremos nuevos parajes a lo largo de nuestra aventura haciendo que no resulte tedioso o monótono.

Y es que Deponia podría ser considerado un gran videojuego de tres entregas como ha ocurrido con ciertas sagas, la mejora visual existe, pero no esperéis que haya tantos cambios porque ya el primero funcionaba artísticamente de manera sublime en su propio estilo.


Jugabilidad

Con respecto a la primera entrega sigue existiendo lo mismo que conocíamos, una aventura “Point & Click” como los clásicos de LucasArts o Sierra Interactive donde todo se basa en:

  • Examinar/Mirar
  • Hablar con…
  • Usar/Usar con…
  • Abrir inventario

Y a partir de estos controles tan básicos debemos buscarnos la vida para ayudar a Rufus a cumplir sus objetivos. Aparte de esto, tenemos diversos minijuegos con controles distintos y justificados por guión, buscando el objetivo de entretener y que no sea todo la monotonía de la misma estructura que llevamos conociendo varias décadas.

¿Cómo ajustar un Point & Click a los mandos?. Se ha hecho antes de varias formas, algunas veces hemos visto como se adapta ligeramente una mejora jugable como en The Secret of Monkey Island: Special Edition donde en vez de tener las acciones debajo en pantalla, teníamos que presionar en el propio cursor las acciones elegidas solamente entre 3-4 posibles (depende del juego). Sistema que fue popularizado gracias a Full Throttle en 1995 y más tarde llegó a la misma saga en la tercera entrega de Monkey Island: The Curse of Monkey Island.

Otra forma de hacerlo es como hicieron en Monkey Island 2: Lechuck’s Revenge: Special Edition o Grim Fandango, es decir, controlar a nuestro personaje con un mecanismo de dirección como puede ser la cruceta o los sticks (como en cualquier videojuego) y controlar por otro lado las acciones. En este caso depende de los creadores del juego exclusivamente. Deponia en consolas se juega de esta forma, movemos nuestro personaje y no existe un cursor en pantalla como tal, vamos avanzando por las opciones a medida que nuestro personaje se acerca a estos.

Esto siempre ha sido criticado dentro del género porque muchas veces el sistema automático pone nuestro cursor encima de un objeto que no queremos, haciendo así que nos equivoquemos de objeto para “mirar/hablar/coger/usar” perdiendo segundos en ver la excusa de nuestro personaje al no poder realizar la acción. En general Caos en Deponia funciona correctamente y rara vez tiene algún pequeño bug o fallo, pero existen si se nos ocurre por ejemplo hablar con algunos personajes y mover a Rufus al mismo tiempo. Por suerte, se solucionan solos y no tenemos que salirnos del juego y volver a entrar para “repararlo”.

Si hablamos de velocidad como tal, al no tener la opción de “accionar rápidamente el cambiar de escenario”, no podremos hacer speed run como los que se hacen en PC. Una acción que resulta muy útil para quienes conocemos mejor este género y queremos literalmente saltarnos la animación de nuestro personaje caminando al otro extremo de la pantalla para entrar en una puerta.

Hay que decir que, comparado a la primera entrega, los puzzles y la aventura en general resulta un poco más difícil, el escenario es enorme y al estar tan cargados de detalles los escenarios puede que nos resulte bastante complicado seguir avanzando si no disponemos de una guía. El juego no tiene ninguna forma de “dar pistas”, elemento muy criticado para los fans de las aventuras gráficas, sobretodo para los más antiguos.

Tenemos puzzles en forma de minijuegos de trabajo visual y alguno de matemáticas, pero por suerte la dificultad de estos no es demasiado alta; La dificultad real se encuentra en saber cómo seguir adelante en la historia.

Doblaje de cine

Da gusto cuando de repente juegas a algo y lo escuchas interpretado a tu idioma con la misma profesionalidad que ves en televisión o en el cine. Caos en Deponia ha sido tratado con mimo en ese aspecto contratando actores de prestigio como Fernando Cabrera (The Big Bang Theory, Kyle XY, etc), Héctor Garay (Juego de Tronos, Castle, The Good Wife, etc) o Blanca Hualde (NCIS: Los Angeles, Doctor Who, Marvel’s Agentes de S.H.I.E.L.D., etc).

En ningún momento desentonan de sus personajes, cosa que en una comedia es francamente importante, dotando al juego de mucha más calidad y otorgando una frescura y facilidad a cada diálogo.

Reconoceréis varias voces del resto del juego que hemos escuchado miles de veces, pero si no os gustan los doblajes y preferís disfrutar de todo en V.O. podemos cambiar el idioma en el menú principal cuando queramos.

Aparte de esto, podemos jugar con subtítulos (configuración predeterminada) y cada personaje tiene un color de letras distintos, tal y como ocurría en las aventuras gráficas clásicas, un detalle que se ha mantenido durante generaciones en este género.

Además, un trabajo de doblaje no se trata sólo de traducir textualmente lo que dicen los actores, también deben interpretar ciertos chistes y adaptarlos a cada doblaje. ¿Os habéis fijado más abajo cómo cantan el estribillo de la canción “Aserejé”? No ha sido una ilusión, existe en el juego, pero en la versión original esto no existe, ha sido añadido para el doblaje en castellano en una situación donde encaja perfectamente.

Conclusión

Si tuviésemos que compararlo con la primera entrega podemos decir, casi sin temor a equivocarnos, que supera al primero tanto en humor y chistes como en historia y guión, pero claro, esto son aspectos subjetivos. Si hablamos de aspectos técnicos, pasando por todos los apartados objetivos del videojuego, la misma calidad sigue ahí, sólo que cuenta con algunas mejoras como las que comentábamos antes en las animaciones, la banda sonora y el apartado sonoro en general, incluyendo el fabuloso doblaje, que no era tampoco malo en la primera entrega.

Al estar concebidos como una trilogía desde su primera entrega, resulta difícil que la calidad disminuya en sus siguientes entregas, al contrario, lo normal es que mantenga el nivel o suba el listón un poco más por pulir detalles. No se trata de un videojuego que requiera una renovación gráfica tras cada nueva entrega, porque no lo necesita, por lo cual la mejora tiene que venir en otros aspectos.

Caos en Deponia es una aventura gráfica divertidísima que siendo fan del género no os podéis perder. Hay que decir que las referencias a los grandes clásicos están ahí, muy apreciables muchos, y otros muy sutiles, pero además la diversión está asegurada desde el minuto uno de juego, juegan con el humor de muchas formas sin pasarse de la raya y haciendo conectar al jugador con los personajes y las situaciones que nos presentan.

Hacen falta más aventuras gráficas de tan alta calidad como esta.

Etiquetas: Caos en Deponia

1
  • JairoSG

    Pedazo de análisis. Un gran juego. La primera parte estaba muy bien adaptada a PS4 y veo que esta también.